YO SOY TU PADRE: DAVID PROWSE, EL ROSTRO QUE OCULTA LA MÁSCARA DE DARTH VADER

Un artículo de Adrián Abril para ColumnaZero Cine.
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.0/10 (2 votes cast)
Un artículo de Adrián Abril para ColumnaZero Cine.
Un artículo de Adrián Abril para ColumnaZero Cine.

David Prowse es un anciano entrañable, británico como el té con pastas, firme como un guardia del Palacio de Buckingham y afable como un Yorkshire. Posee la fisonomía de un gigante esbelto y los músculos de un nadador olímpico. Pasea renqueante y en ocasiones los recuerdos que evoca bailan el tango, pero luce una cándida sonrisa. David Prowse es el rostro que oculta la máscara de Darth Vader, pero no existe un Darth Vader oculto tras el rostro de David Prowse.

Yo soy tu padre es un documental estructurado en dos tramas convergentes. La primera desvela una traición cinematográfica de dimensiones cósmicas: David Prowse, la carne y el hueso del icónico villano de La Guerra de las Galaxias, fue excluido de la filmación de la secuencia donde Luck Skywalker descubre el verdadero semblante de Darth Vader. La segunda relata una original tentativa de resarcir el agravio cometido por George Lucas. Un acto de justicia poética narrado en primera persona.

El film, producido en España y dirigido por los cineastas mallorquines Toni Bestard y Marcos Cabotá, es todo un experimento postmoderno. El argumento de la película resulta fascinante y ofrece ideas sugerentes sobre diversas aristas de la cultura pop. Sin embargo, los directores no desarrollan tales ideas, elaboran el plano pero temen construir el edificio, de forma que Yo soy tu padre, pese a ser interesante, nunca trasciende la mera anécdota. Además, la dudosa estructura narrativa y determinadas decisiones formales –como la prescindible voz en off o las fallidas escenificaciones- dificultan que el espectador reflexione sobre los conceptos que perfila el relato.

Yo soy tu padre comparte cualidades con el exitoso documental Searching for Sugar Man (2012), en tanto que muestran el inmerecido trato que recibe una persona famosa condenada a un peculiar anonimato. La diferencia entre ambas propuestas reside en la profundidad de la mirada. Mientras la premiada cinta de Malik Bendjelloul cuestiona la realidad social y cultural que pone de manifiesto el suceso que origina la narración, Yo soy tu padre únicamente contempla las causas y las consecuencias inmediatas de dicho suceso.

YO SOY TU PADRE: DAVID PROWSE, EL ROSTRO QUE OCULTA LA MÁSCARA DE DARTH VADER

En mi opinión la mejor idea Toni Bestard y Marcos Cabotá consiste en establecer una comparación entre el malvado Darth Vader y el monstruo de Frankenstein. En principio son criaturas que pertenecen a galaxias lejanas, pero cuando escuchamos que el Caballero del Lado Oscuro tuvo el rostro del actor Sebastian Shaw, la voz de James Earl Jones y el alma y el cuerpo de David Prowse, la distancia entre ambos seres mengua tan rápido como el Halcón Milenario surcando el hiperespacio.

Darth Vader es un icono concebido por distintas mentes y hecho de distintos cuerpos. Es el producto de una alquimia cuyas materias primas permanecen ocultas. En un baile de disfraces gana el disfraz, no el participante. Por suerte, Toni Bestard y Marcos Cabotá decidieron mirar detrás de la máscara y contestar a una pregunta: todos conocemos a Darth Vader, pero ¿quién es David Prowse?

Adrián Abril

@PublioElio_

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here