WASTING SYNDROME: LA ENFERMEDAD QUE MATA A LAS ESTRELLAS DE MAR

Un artículo de Miguel Veríssimo para ColumnaZero.
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +3 (from 3 votes)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.3/10 (7 votes cast)
Un artículo de Miguel Veríssimo para ColumnaZero.
Un artículo de Miguel Veríssimo para ColumnaZero.

Una extraña dolencia tiene en alerta a toda la comunidad biológica de Estados Unidos. Conocida como Wasting Syndrome o ‘Síndrome de desgaste’ en castellano, esta enfermedad ataca a las estrellas de mar haciendo que pierdan sus extremidades y condenándolas a muerte. “Llega rápido, golpea fuerte y se extiende lejos”, declaró a la prestigiosa revista ‘Science’ Carolyn Friedman, de la Universidad de Washington

Se ha convertido en toda una epidemia. Nadie sabe de dónde procede ni cómo llegó a afectar a individuos de hasta diez especies diferentes, del ‘Wasting Syndrome’ sólo se conoce su forma de actuar. Las estrellas de mar se consumen, comienzan presentando unas lesiones blanquecinas y luego acaban por perder sus extremidades una a una. Una enfermedad que lleva afectando desde el pasado verano a multitud de ejemplares en las costas este y oeste de Norteamérica, y para la que, de momento, la comunidad científica no ha encontrado respuesta.

Según los datos manejados por expertos de varias universidades, se trata de la mayor epidemia documentada que haya afectado a estos equinodermos. Sin embargo, los esfuerzos de los científicos por averiguar el origen de esta extraña enfermedad han sido en balde. Bacterias, protozoos y hongos parecen haber quedado fuera de la lista de principales culpables, aunque no se descarta la posibilidad de un virus. Asimismo, la revista ‘Science’ apunta entre las posibles causas a un patógeno que se haya extendido por las costas de Norteamérica, puesto que los especímenes sobreviven sin problemas en acuarios con agua filtrada.

El ‘Wasting Syndrome’ sigue teniendo en vilo a los expertos. Los primeros casos se diagnosticaron durante el pasado verano en aguas del Pacífico Norte, concretamente en Vancouver, Canadá. Aunque las preguntas que genera la enfermedad siguen sin respuesta, los expertos hacen referencia a otros antecedentes debidos, por ejemplo, a la subida de la temperatura del agua. Sin embargo, la magnitud que han alcanzado los hechos en esta ocasión es mucho mayor.

Este caso ha llamado poderosamente la atención de los científicos que trabajan en universidades de los estados afectados, especialmente los de la costa este de Estados Unidos, como Washington o California. Incluso la prestigiosa revista ‘Science’ se ha hecho eco de los acontecimientos y ha dedicado su portada a la misteriosa enfermedad. “¿Qué está matando a las estrellas de mar?”, pregunta.

WASTING SYNDROME: LA ENFERMEDAD QUE MATA A LAS ESTRELLAS DE MAR

Sin cerebro, ojos, corazón,… ¡ni sangre!

La muerte masiva de las estrellas de mar puede afectar de forma muy peligrosa a la biodiversidad marina. Estos equinodermos son imprescindibles en la escala trófica. “Sin duda se producirán repercusiones muy grandes en los ecosistemas que habitan”, explica el ecólogo marino estadounidense Bruce Menge en unas declaraciones recogidas por La Vanguardia.

Las estrellas son parientes de los erizos de mar. Viven únicamente en aguas marinas y se conocen más de 2.000 especies diferentes. Suelen tener cinco extremidades, pero entre sus órganos vitales no están ni el cerebro, ni el corazón; ni siquiera tienen sangre. De hecho, según National Geographic, su sangre es en realidad agua de mar filtrada.

La creencia popular tiende a concebir las estrellas de mar como unos animalillos dóciles, pero nada más lejos de la realidad. Estos equinodermos son depredadores insaciables a los que les entusiasman especialmente los moluscos como ostras y almejas. De hecho, su  voracidad es tal que son capaces de alimentarse incluso fuera de su propio cuerpo gracias a su estómago reversible. Este órgano sale desde su boca y se introduce en la concha de la presa, desde donde comienza a digerirla.

[vsw id=”iVlH4fMKM7U” source=”youtube” width=”425″ height=”344″]

Pero de entre todas las particularidades de las estrellas de mar, la que más destaca es su capacidad de regeneración. Si uno de estos animales pierde una o varias de sus extremidades, puede volver a recuperarla, pero no sólo eso: de un único brazo puede llegar a generarse otra nueva estrella de mar. Este hecho no era conocido por los criadores de ostras norteamericanos que, temerosos de que los equinodermos engulleran a sus animales, los sacaban del agua y partían en dos o más partes para luego volver a lanzar los pedazos al mar. Gracias a su capacidad de regeneración, esta costumbre contribuyó a duplicar la población de estrellas de mar en sólo diez años.

Sin embargo, esta nueva enfermedad dificulta también la regeneración de las estrellas. Los científicos siguen intrigados, continúan buscando el origen del ‘Wasting Syndrome’, la extraña enfermedad que está mermando las poblaciones de estrellas de mar de Norteamérica.

Miguel Veríssimo

@mverissimo90

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here