TRES CORTOMETRAJES IMPRESCINDIBLES DEL 2016

Un artículo de Alfredo Paniagua para ColumnaZero.
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.0/10 (2 votes cast)
Un artículo de Alfredo Paniagua para ColumnaZero.
Un artículo de Alfredo Paniagua para ColumnaZero.

“Hay otros mundos, pero están en éste”.

Esta máxima del chamán Carlos Castaneda puede aplicarse a tantos ámbitos de la vida que no podemos sino tomarla al pie de la letra cuando hablamos del mundo del cortometraje, lamentablemente denostado y que ha creado ya varias generaciones de público prejuiciado acerca de las pretensiones y calidad de este formato cinematográfico. Es cierto que en el pasado el cortometraje al uso pudo estar asociado a manifestaciones bizarras y celtibéricas; el cortometraje -que llegaba a las pantallas de nuestro televisor, mayormente- se regodeaba en exhibiciones costumbristas, humorísticas y, cómo no, aderezadas con una pátina de terror de bajo presupuesto que no invitaba a acercarse al espectador ávido de seriedad y buena factura.

En los últimos veinte años las escuelas de cine han dado a la luz una generación de cineastas de extraordinaria formación cuyo acceso a la creación de largometrajes es casi un milagro debido a los rigores presupuestarios y la magra aportación de las productoras privadas. La solución para estos cineastas de gran cualificación ha sido la televisión y el cortometraje. Si la calidad de las producciones televisivas -series ante todo- es impresionante, lo son mucho más los cortometrajes que podemos admirar en los festivales especializados, eventos que sirven de lanzadera y circuito exclusivo a nuevos y veteranos talentos, festivales como Cortópolis, Cortopatía, Shorty Weekend o Cortopilar, amén de las secciones dedicadas que tienen los festivales de gran nombre y envergadura -Seminici, San Sebastián, Sitges-. Esta escena cinematográfica “en corto” ha dado grandes nombres que tener en cuenta y, por supuesto, grandes títulos que no podemos perder de vista a la hora de formarnos una panorámica del cine español contemporáneo. Sería difícil decidirnos por solo unos pocos a la hora de destacar y subrayar su importancia e interés, pero lo vamos a intentar hablando de tres cortometrajes que han sido imprescindibles en el año 2016. Ahí va.

GRAFFITI (Lluiz Quilez)

Graffiti es una historia que parece calcada de El Último Hombre Vivo (The Omega Man), Soy Leyenda (I am a Legend) u otras propuestas postapocalípticas, la diferencia con éstas es que en Graffiti no hay monstruos que nos quieran dar miedo, es la más absoluta soledad lo que hace que Edgar -aparentemente único superviviente de una ciudad que se encuentra consumida en su esqueleto- sienta una náusea existencial cada mañana, lo único que le salva de la locura es la compañía de su perro O.K. Pero un día descubre un mensaje de una persona que no quiere ser vista, entablando una extraña relación “epistolar” en forma de pintadas de graffiti.

TRES CORTOMETRAJES IMPRESCINDIBLES DEL 2016

El cortometraje es una historia romántica y también es un drama de ciencia ficción, pero subyace una lectura aún más inquietante y cercana a la realidad, la forma que tenemos de relacionarnos en una era, la de la posmodernidad, la de las redes sociales, la del abandono y la soledad, en la que las personas se cruzan mensajes telegráficos y muchas saben que sólo pueden contar con la compañía de sus mascotas para conservar los lazos afectivos que les unen al mundo. Sin duda es una historia áspera pero con un giro dramático pero que se presenta esperanzador, una necesaria concesión al público que alienta nuestra redención. Lluis Quilez firma este cortometraje con pulso seguro y con una acertada visión del paisaje postapocalíptico, fuera y dentro de los ojos del protagonista. Graffiti es una distopía cercana y lejana a la vez, pero indudablemente conmovedora.

VERDE PISTACHO (Paco Cavero)

El estilo de Paco Cavero es cómico, exhibe unas líneas de guión que encierran chistes acerca de la comicidad de nuestro día a día, una necesidad de escapismo nada disimulado ante la vida cotidiana, ante los problemas familiares, y todo ello aderezado con un delicioso jugo de fantasía. Verde Pistacho, como Le Llamaremos Bobby, muestran a personas normales que aceptan jugar un juego fantástico, y hermético a la vez cerrado a un entorno cercano a los protagonistas, con golpes de efecto, de humor, escarbando en  nuestras neurosis para facilitar su exorcismo. El verde pistacho es un color y la excusa para aglutinar una sucesión de acontecimientos familiares y extradimensionales bañados en un humor chispeante, sin pretensiones teosóficas pero gratamente efectivo.

TRES CORTOMETRAJES IMPRESCINDIBLES DEL 2016

Verde Pistacho es un anti-ET, una versión con más mala leche que el mítico título de cine familiar, con personajes que rayan lo estrafalario -aquel vecino pesado- y con unos aliens cuya intención parece ser la lucha contra el mal gusto y las imposiciones sociales. Y llegados a este punto, Verde Pistacho es un cortometraje que también habla de la liberación ante las convenciones sociales.

CAMBIO (Daniel Romero)

El tiempo pasa, las personas cambiamos, no hay vuelta atrás a un pasado que pudo ser mejor que el presente ¿o sí? La propuesta de Daniel Romero (director de la naïf e interesante Juan Con Miedo) bucea en nuestros paraísos perdidos para intentar reencontrarlos, pero Daniel Romero lo hace en clave de cine de terror. en forma de cinta de miedo psicológico en la que juega con un elemento tan clave en el horror cinematográfico como la figura del dopplegänger.

Una pareja se resiente de una crisis de relación durante unas vacaciones en un lago en las que pretenden reflotar su relación recordando su primera visita al lugar. El paso del tiempo ha moldeado a personas diferentes a las que fueron. Sus dobles hacen aparición para restablecer un equilibrio perdido, lo hacen con furia y ejercen una violencia brutal sobre los protagonistas.

Cambio es una cinta con una gran carga psicológica, atmosférica y evocadora. También funciona como una escalofriante cinta de terror. Daniel Romero es uno de los realizadores más prometedores del país que está esperando la oportunidad que le lance al largometraje, y cuando llegue nos mostrará todo el talento que lleva dentro.

Alfredo Paniagua

@columnazero

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here