TITAN DESERT: EL PARÍS-DAKAR DE LAS BICICLETAS

Un artículo de Antonio Álvarez Lovillo para ColumnaZero.
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.5/10 (2 votes cast)
Un artículo de Antonio Álvarez Lovillo para ColumnaZero.
Un artículo de Antonio Álvarez Lovillo para ColumnaZero.

Muchas personas buscan en su vida retos personales con lo que poder probarse y frecuentemente superarse. Competiciones o pruebas donde pones tu cuerpo al límite, expuesto a condiciones inhumanas que te hacen valorar si la supuesta hazaña merece la pena. Muchos de estos pensamientos rondarán la cabeza de los participantes de la Titan Desert, una carrera de bicicletas de montaña por el desierto donde tu mejor amigo eres tú mismo y en la que tienes que hacer frente al calor, las tormentas de arena, la escasa señalización y, cómo no, tu propia condición física.

Nada más y nada menos que ocho ediciones de la Titan Desert se han celebrado desde su creación. Allá por el 2006, se postuló una carrera que quería imitar a los corredores del París-Dakar pero con bicicletas. La de montaña para ser exactos. Así surgió la idea de la Titan Desert que ha tenido Marruecos siempre como lugar de celebración. Con distancias que rondan entre los 350 y los 700 km entre las distintas ediciones, los ciclistas tienen que hacerse valer por sí mismos y por su sentido de la orientación para llegar a los distintos puntos de control.

Está claro que la Titan Desert, denominada por diversas voces como la carrera ciclista más dura del mundo, no es apta para cualquiera. Se necesita una preparación previa, incluso mayor que para una competición de profesionales; saber orientarse; tener espíritu aventurero y, sobre todo, ser consciente de que te enfrentarás a condiciones adversas  en las que te tendrás que ver en solitario frente al inacabable desierto.

Los corredores estarán expuestos a las temperaturas del desierto que oscilan entre los 40 grados por el día y los negativos de por la noche, las tormentas de arena o de lluvia, las dunas, la deshidratación e incluso, en alguna ocasión, a puertos de montaña que la organización ha colocado para hacer más extrema la competición. Por todo ello, la Titan Desert no es una simple carrera. Es la carrera extrema por excelencia.

¿Y quiénes son los “locos” que están dispuestos a exponerse a todo eso? Lo cierto es que la Titan Desert cada vez está teniendo mayor acogida entre el público amante de la aventura y las bicicletas. Si bien en su primera edición ya contó con un veterano en esto de las hazañas imposibles como es Josef Ajram, que finalizó segundo, cada vez aumenta la participación. En la primera edición había menos de 300 ciclistas pero en el último año se superaron los 350. La edición de 2014 va camino de establecer el récord. Según las estadísticas del año pasado, sólo un 90% de los ciclistas la lograron terminar, mostrando imágenes únicas a través de cámaras GoPro instaladas en sus bicicletas. Estas cámaras se pueden encontrar en páginas como Bikester.es y están especialmente preparadas para el mundo del ciclismo.

TITAN DESERT: EL PARÍS-DAKAR DE LAS BICICLETAS

Los competidores cada vez tienen mayor renombre. En 2007 se contó con la presencia de ex ciclistas profesionales como Melchor Mauri, Pedro Ruiz Cabestany y todo un referente en el ciclismo español como Abraham Olano. Precisamente, Mauri fue el ganador de esa edición. Otros como Oscar Pereiro (ganador de un Tour de Francia), Laurent Jalabert y  Claudio Chiappucci también se han paseado por las dunas del desierto de Marruecos.

Otro de ellos, como Roberto Heras, triple ganador de la Vuelta a España es uno de los máximos favoritos siempre que toma partida. Tanto, que ya cuenta con cuatro triunfos en la competición (2008, 2010, 2011, 2012). En parte por esto, España es la que domina el palmarés con siete victorias, mientras que Portugal le sigue con una (Luis Leao Pinto en 2013). En categoría femenina más de lo mismo, puesto que España ha ganado seis de las ocho ediciones que se han disputado (la última vencedora fue Claudia Galicia).

La edición de 2014 está prevista para el 27 de abril (el 2 de mayo tendría su fin). Se trata de una cita importante señalada en el calendario deportivo del año. El kilometraje propuesto será el más largo de la historia, con 700 km a recorrer de norte a sur de Marruecos. Seis etapas a disputar con predominancia de las montañas al principio y el desierto en la segunda parte.

El tirón de la Titan Desert va en aumento como muestra la llegada de Garmin, un todopoderoso patrocinador que ha llevado a que un sector de una etapa se haga sin más ayuda que los instrumentos proporcionados por la marca estadounidense. Los ciclistas tendrán que valerse de su instinto de orientación para no perder la referencia en los cerca de 50 kilómetros en los que se disputará la innovadora etapa.

En definitiva, la Titan Desert puede ser calificada como el ciclismo llevado al lado más extremo. Una competición inhumana para humanos. Aunque eso sí, el entrenamiento cumple un factor clave, al igual que tu sentido de la orientación, en la carrera ciclista más dura del mundo. ¿Alguien se atreve?

[vsw id=”qsgRovtO8_w” source=”youtube” width=”425″ height=”344″]

Antonio Álvarez Lovillo [Info Antonio Álvarez Lovillo]

@lovillo99

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here