TEATRO: “LAVAR, MARCAR Y ENTERRAR”, LA CURIOSIDAD MATÓ AL GATO

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.3/10 (6 votes cast)
Una reseña de Guillermo Álvarez Corrales para ColumnaZero Ocio.

Una reseña de Guillermo Álvarez para ColumnaZero Ocio.

El Teatro Lara es una de las salas de Madrid más eclécticas, en las que se pueden encontrar diferentes e interesantes propuestas teatrales. Más allá del  patio de butacas principal se halla la Sala OFF, en la que se ofrecen montajes más modestos, pero no por ello menos importantes y atrayentes.

En la Sala OFF del Teatro Lara de Madrid se representa todos los martes ‘Lavar, marcar y enterrar. Historias de una peluquera en serie’, que tras comenzar su andadura por la peluquería Corta Cabeza y seguir por el Teatro Príncipe-Gran Vía, ha regresado a la cartelera madrileña pisando fuerte y con una cara nueva que tiene mucho que aportar.

Comedia negra que no deja títere con cabeza, (y nunca mejor dicho), está escrita y dirigida con maestría por Juanma Pina y cuenta con cuatro personajes,  interpretados con más o menos solvencia por Miriam Díaz-Aroca, Mario Alberto Díez, Álex Larumbe y Danai Queroi. La primera de ellas, la más mediática del elenco, se mete en la piel de Gabi, la dueña de la peluquería en la que se desarrolla la acción, Díez es Fernando, empleado y amigo de Gabriela, mientras que Larumbe y Queroi son una pareja de ladrones que han entrado en el establecimiento para hacerse con un preciado botín.

TEATRO: “LAVAR, MARCAR Y ENTERRAR”, LA CURIOSIDAD MATÓ AL GATO

Es viernes por la tarde. Justo antes de cerrar, dos jóvenes ataviados con máscaras con caras de animales entran en la peluquería Corta Cabeza, donde la dueña, Gabi, y uno de sus empleados, Fer, están a punto de cerrar y de marcharse a su casa, sin embargo, la tarde dejará paso a una noche muy larga para todos los protagonistas, que descubrirán cosas que habrían preferido no saber o se verán obligados a desvelar detalles que hubieran preferido no contar.

La duración de la obra, unos 80 minutos, más que apropiada para una pieza de estas características que no cuenta con descansos ni con diferentes actos.  El inicio es prometedor y a pesar de los primeros enredes no cuajen de forma solvente, hay que ser paciente y dejar que “Lavar, marcar y enterrar” termine por conectar con el espectador y meterse en el bolsillo al respetable con buenas dosis de humor que provocan grandes carcajadas.

Las interpretaciones son magníficas, sobre todo en el caso de Mario Alberto Díaz, un joven actor cuyo personaje neurótico y nervioso es un caramelo que no desaprovecha.  Por su parte, Miriam Díaz-Aroca se apunta un buen tanto con el papel de la peluquera, una mujer capaz de todo con tal de conservar su gran obra, la peluquería. La actriz defiende tan bien a Gabi, que parece que hubiera estado haciéndolo toda la vida. En cuanto a la pareja de ladronzuelos, encarnan correctamente sus respectivos papeles,  aunque Larumbe gana más con su doble personaje. La química entre ellos existe, sobre todo entre los dos intérpretes que más destacan, Miriam Díaz-Aroca y Mario Alberto Díez, que en pocos minutos logran empatizar con el espectador.

El vestuario destaca los flashbacks en los que Gabi regresa al pasado durante unos minutos con solo una peluca y una bata; en esa línea se mueven maquillaje y peluquería, que no hacen honor al refrán de ‘en casa del herrero, cuchillo de palo’. La escenografía cuida los detalles, enriqueciendo así la producción. En cuanto a  los aspectos técnicos, la iluminación no es el fuerte de esta pieza, mientras que sí lo son los efectos de sonido y la música, que cuando aparecen, hacen sumar puntos, y de paso sacar una sonrisa al espectador en algunos momentos culminantes en los que se cuelan.

Así, con un título muy bien elegido que señala por dónde van los tiros, un buen reparto, un guion curioso y con ingenio y una cuidada puesta en escena, ‘Lavar, marcar y enterrar. Historias de una peluquera en serie’ bien merece acercarse a descubrir qué ocurre en la peluquería Corta Cabeza, aunque la curiosidad mate al gato…

Guillermo Álvarez

@columnazero

email

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>