STEVEN SODERBERGH (THE KNICK): DE LA GRAN PANTALLA A LA TELEVISIÓN

Un artículo de Beni Díaz para ColumnaZero Tv.
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.7/10 (3 votes cast)
Un artículo de Beni Díaz para ColumnaZero Tv.
Un artículo de Beni Díaz para ColumnaZero Tv.

The Knick: Doctores, el quirófano está listo.

Alguien se agita sobre la camilla. Unas figuras vestidas de blanco la rodean y comienzan a escudriñar con manos desnudas el interior del cuerpo humano. Una habitación mal iluminada, bajo las miradas severas de un auditorio en silencio. Un grifo gotea ruidosamente. La luz eléctrica acaba de llegar. Están haciendo historia de la medicina.

No es la sinopsis de una mala película de terror, es un capítulo de la nueva serie de televisión dirigida por el veterano director Steven Soderbergh.  Tras su alejamiento de las salas de cine, formalizado en la tv movie Behind the Candelabra (2013), el responsable de películas como Sexo, mentiras y cintas de video (1989), Che, el argentino (2008)o la exitosa trilogía de Ocean’s,  hace su primera incursión seria en la pequeña pantalla.

The Knick es un drama que nos transporta al año 1900. Basada en la historia real del hospital Knickerboker, muestra con toda crudeza el lento y violento camino que la cirugía de principios de siglo tuvo que recorrer, enfrentando toda clase de obstáculos, tanto científicos y técnicos como los propios de la sociedad neoyorkina de la época: racismo y segregación, machismo, ignorancia, corrupción… Todo ello sin restar un ápice de crudeza a los pioneros procedimientos de cirugía, que en ocasiones nos recordarán más a un baño de sangre que a una terapia médica.

STEVEN SODERBERGH (THE KNICK): DE LA GRAN PANTALLA A LA TELEVISIÓN

Con una excelente puesta en escena, Soderbergh sitúa en el centro de la acción a Clive Owen (Sin City, Shoot ´em up, Hijos de los hombres) que interpreta al Doctor John W. Thackery, brillante y complicado director médico. Un investigador misteriosamente incansable que intenta alejarse de los estereotipos a los que las series nos han acostumbrado; como el guaperas Derek Sheperd (Patrick Dempsey) de Anatomía de Grey o el ácido Dr. House (Hugh Laurie). El contrapunto se presenta con André Holland (Guerra de novias), un joven cirujano de gran talento que tendrá que demostrar su valía frente a los prejuicios sociales. Un hombre lleno de aristas que no duda en emplear los puños para dejar las cosas claras, basado en la apariencia física de W.E.B Du Bois y la experiencia de Louis T. Wright.

La serie emana calidad por todas partes, llevando este aspecto a un nuevo nivel en cuanto a televisión se refiere. Planos detalle, para que el espectador no se pierda un desgarro, una sutura, una víscera. Tramas secundarias clásicas que enganchan a la pantalla. Conflictos humanos de todos los tiempos que, aún centrados en este tiempo de crecimiento industrial, podemos encontrar de una sorprendente actualidad. A este punto ayuda en gran medida la inquietante música electrónica que aliña las secuencias, convirtiendo un posible anacronismo en un factor que nos devuelve al sitio del s.XXI desde el que vemos la televisión.

The Knick (canal + series) promete ser una de las grandes series de la temporada. De ello se ocupará Soderbergh, el cual, además de dirigir, también participa del montaje y la fotografía -aunque bajo seudónimo-. Estos primeros capítulos, rodados en tan solo 73 días, nos muestran las miserias de una profesión que, antes de permitirnos aumentar nuestra esperanza de vida y ser faro de la ciencia, era oscura, sucia, frustrante, tosca y grotesca. No se lo pierdan.

[vsw id=»i6wTXR9heZs» source=»youtube» width=»425″ height=»344″]

Beni Díaz (@bchdiaz)

@columnazero

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here