SEMIFINALES UEFA CHAMPIONS LEAGUE: LA LECCIÓN DEL FAVORITO

Balón oficial de la final UEFA Champions League
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.0/10 (1 vote cast)
Balón oficial de la final UEFA Champions League

Si nos situásemos un año atrás, nos encontraríamos con decenas de portadas de periódicos deportivos, españoles y europeos, vaticinando una final española para la UEFA Champions League. Los más expertos y más profesionales periodistas deportivos afirmaban que lo que se jugaría en el Allianz Arena de Munich el 19 de mayo sería un Clásico.

Se podría decir que 2013 no es tan diferente a 2012 en ese aspecto, pues sólo existe una pequeña variación: la final será un Clásico, pero esta vez alemán. Los medios más prestigiosos de Europa dan por hecho que la superioridad del Bayern de Munich y la gran temporada del Borussia Dortmund serán suficientes como para impedir que el Real Madrid o el Barcelona sean capaces de ofrecer una final española. Y no sólo eso, sino que se da por hecho que la final pertenecerá a un país y que no habrá mezcla. O pasan los dos, o no pasa ninguno.

Y motivos no le faltan a ninguno de los medios. La temporada 2012/2013 ha sido sin duda la temporada del equipo de Munich. Los de Jupp Heynckes, ya proclamados campeones de la Bundesliga, acaban de clasificarse también para la final de la Pokal o Copa Alemana. Sin duda se trata de un equipo que no para de batir records a base de goleadas, sin importar el rival, y que le está poniendo las cosas muy difíciles a Pep Guardiola si quiere superarlas. Con un Schweinsteiger en el mejor momento de su carrera, y con una delantera considerada la más letal de Europa en cuanto a juego colectivo, han llegado a Semifinales tras derrotar ni más ni menos a otro de los favoritos, la Juventus.

En el otro bando y más al norte en el país teutón, está el equipo de Jürgen Klopp. El extrovertido entrenador, tras su visita relámpago a la competición europea el año pasado, ha conseguido situar a su joven equipo en una Semifinal que le enfrentará a un Real Madrid al que ya venció no hace mucho tiempo. Tras haber perdido la Bundesliga y haber sido eliminados de la Copa Alemana por el tanque alemán del Bayern, los de Dortmund esperan conseguir el título que coronaría una racha magnífica de trofeos compuesta por, entre otros, dos ligas seguidas. Jugando el mejor fútbol de Europa, según la prensa, y con una gran lista de jóvenes talentos en sus filas, parecen ser los únicos capaces de derrotar al Bayern de Munich, con el cual sólo han perdido dos encuentros en los últimos dos años.

Lo más natural en estas fechas es suponer que las dos bestias germanas machacarán y golearán a un debilitado Barcelona, y a un adormilado Real Madrid. Y tal vez por eso se da por hecha dicha final, por el simple motivo de que es lo más sencillo. Pero si volvemos a situarnos un año atrás, los mismos que aseguraban una final española, tuvieron que hacer horas en la redacción para intentar explicar a sus lectores cómo el Chelsea o como el propio Bayern, no muy diferente al de esta campaña, acababan con los dos mejores equipos del mundo. O incluso, los mismos que sentenciaban que la final la ganaría el equipo que jugaba en casa.

En Alemania no dudan de sus equipos, al igual que España no dudaba de los suyos un año atrás. Pero parece que no han aprendido la lección del favorito. Mientras en Alemania pasan los días con piques y provocaciones entre sus entrenadores y directivos, entre risas y calmas, los equipos españoles preparan sus armas. El Barcelona cuida entre algodones a Leo Messi y prepara como puede a su defensa para el letal ataque bávaro. En la capital, Mourinho explica a sus jugadores lo observado en el último partido de liga del Borussia Dortmund para esta vez sí, poder ganar en Alemania y estar más cerca de la ansiada Décima.

Los alemanes ven esta Champions League como su oportunidad de vengar el orgullo patrio tras los últimos fracasos con su Selección frente a la tricampeona España. Sentimientos que se mezclan con la necesidad de abatir a su gran rival nacional, sabiendo que gane quien gane, supondrá el fracaso de la temporada para el perdedor. En España esperan. Tal y como hacía el Chelsea hace un mísero año…

Yaiza Díaz Vázquez

@YaizaDVazquez

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here