SECRET CINEMA: EL CINE QUE TE OFRECE PROTAGONIZAR Y VER TU PROPIA PELÍCULA

Un artículo de Pablo Cañeque para ColumnaZero
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (2 votes cast)
Un artículo de Pablo Cañeque para ColumnaZero (Foto: secretcinema.org)

Secret Cinema es un cine londinense donde el espectador acude a ciegas, sin saber lo que va a vivir. El cliente recibe unas directrices del lugar al que debe ir, de cómo de ir vestido y de la identidad que tomará allí, donde vivirá una historia ficticia que luego podrá ver en la gran pantalla.

Si alguna vez viendo tranquilamente en casa o en el cine una superproducción de Hollywood te has imaginado estar dentro y te gustaría sentir lo que sienten los actores, ahora puedes hacerlo. Sólo has de comprar una entrada a través de Internet e ir a Londres a experimentarlo. Es en la capital del Reino Unido donde se encuentra Secret Cinema. Se trata de unas grandes instalaciones que no se publicitan en ningún lugar y en las que se recrean películas con actores que en todo momento siguen un guión y que están esperando tu aparición para poner en marcha la historia.

Esta mezcla de realidad con ficción, con cine y teatro, surgió en el año 2007 y le permite al espectador vivir su propia película por algo más de 40€: meterse en su universo y ser parte de él, vivirlo, experimentarlo, interactuar con ese mundo ficticio que será filmado durante 3 horas para, después, sentarse con un cubo de palomitas en una sala de cine a ver el resultado, la película que entre tú y otros clientes como tú habéis protagonizado y que, después del montaje, queda reducida a unas dos horas. Los asistentes terminan siendo unos actores más de la historia, una parte de ella.

Los cazafantasmas en Secret Cinema (foto: secretcinema.org)

Fabian Riggall, director creativo y fundador de la empresa, explica que la idea surgió haciendo un poco de introspección para descubrir cómo le apetecía divertirse: “Me di cuenta por mi propia experiencia que quería ser sorprendido, tener una experiencia más loca con la cultura”. Algo que cada vez comparten más ciudadanos, pues de las 400 visitas en 2007 han pasado a más de 120.000 en 2012. El equipo lo forman más de 120 personas (las que sean necesarias para cada producción) y realizan varias funciones diarias, cada una para algunas decenas de asistentes.

El tema representado, la película que vivirá cada asistente, cambia cada tres meses. Desde que se inauguró en 2007 se han representado 20 diferentes. Algunas de ellas, como Prometheus, fueron apoyadas directamente por su creador, en este caso, Ridley Scott y pudo contar con decorados originales de la película. Otras, como Cadena Perpetua, fue la experimentada por Anahí Aradas, periodista de la BBC que cuenta su experiencia, que parte de unas instrucciones que la empresa aporta según se va acercando la fecha de la visita. “En mi caso estas instrucciones fueron vestir al estilo de los años 30 y cambiar mi nombre femenino por el de John Pendleton, por lo que abrigada por la oscuridad de una invernal noche londinense, asistí a la vieja biblioteca de Benthnal Green, un barrio al este de la ciudad”, confirma.

(Foto: secretcinema.org)

“Ya allí me convertí automáticamente en un delincuente al que juzgaron, maltrataron policías y recluyeron en una celda para leer la biblia con un preso pervertido. También fui a la enfermería, la cantina, la lavandería, la capilla de la cárcel y el patio donde los otros reos lanzaban improperios y obscenidades”, relata la periodista. Algunos de los que la acompañaron afirmaron comenzar a confundir realidad y ficción cuando los efectos del alcohol de contrabando que servían sexys enfermeras, como ella afirma, empezaron a hacerles mella.

El éxito planea expandirse a ciudades como Nueva York, donde la inauguración está prevista para el próximo abril. La única regla de Secret Cinema es no contarle a nadie qué es lo que has vivido, para evitar convertirte en un spoiler que simplifique la experiencia. Tal y como concluye Riggall: “Yo creo que Secret Cinema es potencialmente la definición de un nuevo formato de cine; tú puedes ver una película en una sala tradicional en 2D, puedes verla en un Imax en 3D o puedes vivir tú la película. Yo realmente creo que en el futuro todas las grandes películas pueden ser representadas y vistas de esta manera. El cine se va convirtiendo en algo más social, más mágico, es una experiencia diferente a las ofertadas en la actualidad”.

[vsw id=”J4rJ3Y6P4h0″ source=”youtube” width=”425″ height=”344″]

Pablo Cañeque (@paul_wine)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here