SAMYROAD, LA PLATAFORMA MÁS HIPSTER DE LA RED

Un artículo de Asier Sannio para ColumnaZero.
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.8/10 (4 votes cast)
Un artículo de Asier Sannio para ColumnaZero.

Cuando en sus inicios los internautas hablaban de los beneficios sociales que Internet aportaría, se referían en especial a la posibilidad de superar barreras, de dar la oportunidad a los usuarios de ser los que pusieran las reglas del juego, de democratizar el conocimiento. Ahora, cuando han pasado ya más de cuarenta años desde su creación, son las redes sociales las que han tomado la batuta de ese tránsito de información. Los consumidores obtienen, a través del uso de estos nuevos medios, la capacidad de interactuar con las marcas, de que les escuchen y respondan a sus necesidades.

Redes Sociales hay muchas y muy variadas. Cada una de ellas intenta aportar algo diferente a la anterior, algo que la caracterice y la haga única. Esto está muy presente en la mente de los fundadores de Samyroad, la nueva plataforma para todo aquel que quiera convertirse en un trendsetter.  Un espacio donde el usuario puede añadir contenido, uniendo y creando tendencias en torno a distintas disciplinas: música, vídeo, arte, moda, start-ups… todo lo que apasiona al usuario es compartido en un espacio único, exclusivo y cuidado hasta el mínimo detalle.

Samyroad podría definirse como una especie de museo en el que las tendencias contemporáneas son las obras expuestas. Los contenidos se van recopilando como si de una revista online se tratara; el usuario puede acceder a ellos en cualquier momento, “encapsularlo” y compartirlo tanto en sus muros como en otras redes sociales. A más de uno le venga Pinterest, la red social para compartir imágenes de temas varios entre sus usuarios. Pero, Samyroad es mucho más.

[vsw id=”61255238″ source=”vimeo” width=”425″ height=”344″]

Si bien comparte ciertas similitudes con otras redes sociales como pueden ser Pinterest o lookbook en cuanto al hecho de que se comparten estímulos variados como textos, imágenes, vídeos, e incluso productos como ropa que sirvan de inspiración a sus seguidores, Samyroad pretende ir más allá primando la calidad del contenido sobre su cantidad. Así, sus propios creadores afirman que están “obsesionados con la calidad”, por lo que “la creación de contenido solo puede hacerse bajo invitación”. O lo que es lo mismo, todo lo que se sube en Samyroad pasa por un filtro previo que determina si merece ser compartido o no.

Si bien puede parecer un concepto algo elitista y con poca concordancia con la idea de democracia que aportan las redes sociales, en una entrevista publicada en la revista Yorokobu, los fundadores de la plataforma explican que “En SamyRoad, el consumo de la información es libre, pero para la creación el modelo es cerrado. Lo que ofrecemos es una comunidad online que sirve como punto de encuentro para usuarios influyentes de todo el mundo. En ella, unos usuarios recomiendan productos, servicios y eventos. Otros son los consumidores de esas recomendaciones”.

Para que no penséis que el equipo de Samyroad (made in Spain, por cierto) no tiene corazón, hay que destacar que lo que realmente hace diferente a  esta red social es que todas esas pasiones contribuyen a la construcción de una sociedad mejor. Me explico; las creaciones publicadas pueden obtener beneficios monetarios. Con cada creación añadida en la plataforma, las personas que están detrás de Samyroad se llevan un porcentaje de las ganancias por cada venta que uno de sus usuarios hace a través de la plataforma, además de ingresos por publicidad. Otra parte de las ganancias se entrega, como es obvio, al creador o autor del contenido subido y una tercera parte para una organización no lucrativa escogida por el usuario.

Además, como recompensa a los influencers más destacados y seguidos conseguirán mayor visibilidad. La guinda del pastel nos la proporciona su estética modernista con diseños futuristas y su interminable scroll que se asemeja a un kaleidoscopio ochentero.  Aunque Samyroad no lleva mucho en el mercado, sus seguidores se han ido multiplicando en pocos meses desde su apertura al público en general el pasado marzo. Las tendencias tienen un nuevo camino que recorrer y muchos trendsetters con los que juntarse. Y tú, ¿Te atreves a caminar por las carreteras de Samyroad?

Asier Sannio

@asannio

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here