¿QUÉ ES WANDERLUST? EL DESEO IRREFRENABLE DE VIAJAR

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +5 (from 5 votes)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.9/10 (9 votes cast)
Un artículo de Sergio del Pino para ColumnaZero.

Un artículo de Sergio del Pino para ColumnaZero.

Vivimos inmersos en una rutina y unas costumbres que nublan nuestra visión de lo que nos rodea, todo se vuelve común, habitual, aburrido en cierta medida. Lo cotidiano se vuelve invisible a los ojos y solo aquello que contrasta con la realidad a la que estamos acostumbrados es capaz de llamar nuestra atención. Estamos llenos de prejuicios, creemos que solo nuestra cultura es válida y que solo en nuestra patria, como dijo Descartes, se puede vivir como uno está acostumbrado.

Viajar es, probablemente, una de esas cosas que gustan a todos. Una ruptura con el patrón que nos ha marcado la sociedad en la que nos haya tocado vivir. En la mayoría de las recurrentes enumeraciones de gustos de cada persona siempre aparece el viaje como elemento estrella de la lista.

Viajar nos mantiene vivos y nos hace más libres. Despierta nuestros sentidos, hace que salgamos de nuestra zona de confort y nos hace sentir pequeños ante la inmensidad del mundo, de las gentes, de su cultura. Viajar es romper con esos prejuicios infundados y conocer de primera mano aquello a lo que tenemos miedo. Y ojo, que cuando hablamos de viajar no hablamos de ir a pasar un mes cada verano a una playa de ciudad sucia, llena de ruido, familias y comida en tupperware.

¿QUÉ ES WANDERLUST? EL DESEO IRREFRENABLE DE VIAJAR

De repente, cuando viajamos, todo a nuestro alrededor se vuelve más interesante, cualquier detalle, aunque sea mínimo, es capaz de atraer nuestra atención y hacer que lo observemos de manera diferente. Nos preguntamos por qué las calles están dispuestas de esa manera y no de otra, por qué las personas mantienen las puertas de sus casas abiertas todo el día, o por qué en lugar de comerse un buen filete comen arroz y lentejas. Pequeñas anécdotas, preguntas insignificantes que demuestran que lo carente de importancia, lo trivial, también se torna fascinante a los ojos del viajero. Viajar nos convierte en niños que miran por primera vez a su alrededor y que se cuestionan el porqué de todo aquello que los rodea.

¿Qué es wanderlust?

A esta necesidad del ser humano, de viajar, de aventurarse en lo desconocido para recuperar la capacidad de sorprendernos, se refiere el término wanderlust. Procedente del alemán wander (caminata) y lust (deseo), y acogida por los ingleses en 1902, esta palabra sin traducción literal al español, hace referencia al deseo irrefrenable de viajar. Y una vez aparece no hay vuelta atrás.

¿QUÉ ES WANDERLUST? EL DESEO IRREFRENABLE DE VIAJAR

Wanderlust no significa querer ver otras ciudades y hacernos unas cuantas selfies para que haya constancia de nuestra visita, sino que es una sensación que te invade y te empuja a indagar  en lo desconocido, a encontrar esa capacidad de asombrarnos por la superpoblación de parabólicas en los tejados de un barrio pobre, o por ese puesto de arte ambulante que preside una plaza de Varsovia a 10 grados bajo cero. Wanderlust significa sentir añoranza por un lugar en el que no has estado antes.

Para algunos sociólogos, como Robert E. Park, una de las figuras más influyentes de la sociología americana de principios del siglo XX, el wanderlust, está en contra de los principios de la sociedad moderna, de los valores de estado y organización. Según esta corriente de pensamiento, podemos interpretar que las ansias arrolladoras de viajar y conocer el mundo no suponen ningún beneficio para el individuo.

En el campo de la psicología, hay quien sostiene que el wanderlust está provocado por el deseo de huir, de escapar de todo aquello que no nos hace felices y de lo que nos provoca sentimientos de culpabilidad, asociándolo incluso con el trastorno bipolar. Sin embargo, dentro de este ámbito, también están los que defienden que este “fenómeno” está asociado a la necesidad natural humana de conocer, de nutrirse de otras culturas, estilos de vida y comportamientos.

Aunque los habrá, se nos ocurren muy pocos inconvenientes. Mientras psicólogos y sociólogos debaten sobre lo bueno y lo malo del wanderlust, a nosotros este sentimiento nos atrapa y nos impulsa a viajar una y otra vez. ¿Y a ti?

Sergio del Pino

@columnazero

email

1 Comment

  1. Pingback: GADGETS QUE NO SABÍAS QUE EXISTÍAN - COLUMNAZERO - COLUMNAZERO

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>