LA PERSONALIDAD DE LOS COLORES

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.4/10 (5 votes cast)
Psicología Funcional

La compañía Pantone, creadora de las paletas de colores utilizadas en diseño y publicidad, ha elegido, entre toda la gama de colores, el verde esmeralda como el color del año 2013. Este color es sinónimo de esperanza, lo cual dice mucho sobre su elección debido a la situación de crisis actual. Y el resto de colores ¿Qué sensaciones transmiten? ¿Qué personalidad reflejan? Las teorías que relacionan la elección cromática con la psicología de la personalidad reciben el nombre de psicología funcional. Te contamos algunas características comunes.

Existen más de un millón de colores observables por el ojo humano, y muchos son identificables con las emociones, la personalidad o el estado de ánimo. Si eres una persona a la que le gusta ser el centro de atención, pasional y directa, el rojo es tu color. Además, aporta poder a quién lo lleva, de ahí la famosa leyenda del aumento de ventas de pintalabios rojos en tiempos de crisis.

El rosa es de personas pacientes y compresivas, a las cuales les gusta ser el anfitrión perfecto, pero no para elevarse a primer plano, sino para sentirse querido. Es un color que produce calma y promueve el afecto y el romanticismo.

El verde, color de este año, aporta equilibrio y frescura, perfecto para un nuevo comienzo. Las personas que tienen asignado en este color tienen buen sentido del humor y son meticulosas en todos los aspectos de su vida, pero no por ello evitan ser sociables. Es más, necesitan ser queridos para sentirse bien, por eso hacen todo lo posible por los demás.

Las personas a quienes les gusta el azul son muy buenas contando historias, con una gran imaginación e instinto maternal. Son confiadas y honestas. El color azul transmite relajación y tranquilidad.

Elegir el blanco denota sensibilidad, capacidad de análisis y objetividad. Preferir el negro, en cambio, supone elegancia y sofisticación, a la par que introversión. Abusar del negro puede ser reflejo de tristeza o de la existencia de un mundo interior desarrollado. El naranja, sin embargo, es un color muy relacionado con casi todo los aspectos de la personalidad. Decantarse por el naranja refleja disciplina, metodología y satisfacción propia.

Cada persona tiene un color asignado por su personalidad, o se puede recurrir a alguno según el estado de ánimo, pero tenemos que pensar que los principales condicionantes de regir nuestra actitud y nuestra vida somos nosotros mismos.

María Lestón Rodríguez (@marialestonrodr) 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here