MODA: PRIMEROS PASOS EN LA PASARELA DE MERCEDES BENZ CIBELES MADRID FASHION WEEK

Una crónica de María Lestón Rodríguez para ColumnaZero
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +3 (from 5 votes)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.9/10 (8 votes cast)
Una crónica de María Lestón Rodríguez para ColumnaZero

Repasamos en ColumnaZero la primera jornada.

El primer día siempre suele ser el más agotador… y como en todos los trabajos y vueltas de nuevo, en la pasarela Cibeles no fue menos. Los stands de las revistas rebosaban y se vaciaban al instante. Las modelos entraban de un desfile para meterse en otro. La gente, expectante.

La pasarela se abrió este año con la sensualidad y el poderío de los diseños de Andrés Sardá. El pasaje de los colores al más rotundo blanco y negro, junto a las plumas que decoraban las cabezas de las modelos y a las estolas de piel que acompañaban a sus cuerpos semidesnudos fueron los puntos claves de su colección.

Francis Montesinos hizo volver a los 80 al público presente de su colección para el próximo otoño-invierno. Las hombreras y la banda sonora nos hacían presagiar lo que veríamos en la pasarela. En general, los estilismos fueron oscuros y con llamamientos a lo gótico.

Hannibal Laguna, fiel a los vestidos en sus colecciones, deslumbró con un estilismo roquero y negro, donde la mujer era sigue siendo la protagonista, una lady, pero con poderosa. La música alta acompañó perfectamente a esta nueva imagen de poderío. Como dato curioso, pero no novedoso, los tropiezos de las modelos con una alfombra en medio de la pasarela, que se tuvo que retirar al principio del desfile para evitar pequeños disgustos.

Desfile Hannibal Laguna

La sastrería clásica, los vestidos de cóctel y las figuras femeninas que caracterizan la firma del diseñador Miguel Palacio vuelven a mostrarse en su colección del próximo otoño e invierno. Para contratar con tanta femineidad, la voz de Eminem fue la encargada de marcar el ritmo en el desfile.

Las diseñadoras fueron las que dieron fin a la primera sesión de la MFW. Teresa Helbig recreó en sus diseños a una mujer urban chic, con ropa cómoda y fashion. El desfile fue acompañado con una música de estilo callejero que invitaba a salir al medio de la pasarela a moverse con las modelos. Ana Locking vistió tanto a chicas como a chicos con un barroco futurista, con aires góticos. Los peinados cardados hacía atrás y los volúmenes en forma de coraza, nos hacían ver un futuro no muy lejano. Juana Martín convierte lo masculino en una baza de femineidad para la mujer. Las prendas, de tamaño oversize, fueron impregnadas de los colores típicos del invierno: negro, gris, rojo y beige. Maya Hansen cerró esta primera jornada con su estilo innovador, sobretodo en los corsés, su prenda fetiche. Reinas imperiales con tejidos, texturas y estampados casi imposibles desfilaban delante de un asombroso decorado con una gran estatua dorada de una cabra con cuernos en espiral.

Desfile Maya Hansen

Destacar, por último, que la crisis también se notó en la escenografía, que, salvo en los desfiles de Andrés Sardá y Maya Hansen, brilló por su ausencia. Aún así, quedan aún  cuatro jornadas más, que estarán repletas de novedades para la próxima estación de frío y que no debemos de pasar por alto si queremos ir a la moda.

[vsw id=”NU6icoljBA8″ source=”youtube” width=”425″ height=”344″ autoplay=”no”]

 

   María Lestón Rodríguez (@marialestonrodr)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here