MODA: LO MEJOR DE MBFWM 2019

Un artículo de Adriana Sánchez-Cerrudo para ColumnaZero.
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.0/10 (2 votes cast)
Un artículo de Adriana Sánchez-Cerrudo para ColumnaZero.

Tras las propuestas presentadas en la más que esperada semana de la Alta Costura de París, el calendario de la moda dio paso a la edición de otoño-invierno de la Mercedes-Benz Fashion Week, que marcaba el comienzo de los eventos de esta industria en nuestro país durante el año 2019 que, prácticamente, acabamos de estrenar.

Desde el 24 hasta el 29 de enero se presentaron en Ifema y otras localizaciones madrileñas las creaciones de algunos de los diseñadores más relevantes en España para la próxima temporada invernal. Por si te perdiste entre las irresistibles mieles del Kissing Room o no tuviste la oportunidad de desplazarte hasta la capital, te traemos un resumen de los mejores momentos entre bambalinas para que estés al día de todo lo que ocurrió en MBFWM.

No faltó nadie. Estamos más que acostumbrados a que las grandes pasarelas estén repletas de celebrities que ocupan los front row en los desfiles de los principales diseñadores del mundo. Como no podía ser de otra manera, en estos días los pasillos del pabellón 14.1 de Ifema se han convertido en un ir y venir de caras conocidas de todo el panorama nacional. Desde la it-girl Paula Echevarría, que acudió para promocionar una de las marcas de la que es imagen y que contaba con su propio espacio en el evento; hasta Marta Ortega (hija de Amancio Ortega), que no quiso perderse el desfile de su suegro Roberto Torreta o figuras del deporte español como el exbaloncestista y actual presidente de la Federación Española de Baloncesto, Jorge Garbajosa, que acudió junto a su mujer para presenciar los últimos diseños de Roberto Verino desde primera fila. Además de modelos internacionales Blanca Padilla, Eugenia Silva o Ángela Ponce.

Samsung apuesta por el emprendimiento. Una vez más, la multinacional coreana dedicada a la tecnología apostó por la moda y, más concretamente, por los jóvenes talentos que empiezan su andadura en el sector textil. Samsung EGO se ha convertido, en sus más de diez años de trayectoria, en un espacio donde 15 diseñadores emergentes muestran y venden sus colecciones al público asistente a MBFWM. En esta ocasión, estuvieron presentes firmas como la de la sevillana Lucía Sánchez, María Lunares, Paloma Suárez, María Martín Studio, Reveligion o Anel Yaos.

¡Qué festín! Si tuviéramos que elegir un desfile que sobresaliera sobre el resto por su impecable escenografía y puesta en escena sería, sin duda, sería el de la colección “España” de Duyos. El modisto madrileño montó una kilométrica mesa en el centro de la pasarela que bordeaban las modelos y que estaba repleta de elementos que nos recordaban a la historia y la cultura de nuestro país. Duyos tomó las vestimentas españolas de diferentes puntos del mapa como elemento principal, añadiéndoles un toque moderno a través de lentejuelas, brillos, plumas y satén. Unas proposiciones impecables para invitadas que seguro veremos en la 33 edición de los Premios Goya, que acogerá Sevilla próximamente.

Unas brujas de premio. La diseñadora Teresa Helbig fue la ganadora del Premio L’Oréal Paris a la mejor colección de esta 69ª edición de Mercedes-Benz Fashion Week Madrid. La diseñadora catalana logró este galardón gracias a “I Put a Spell on You”, una propuesta que encuentra su inspiración en las hechiceras blancas, la magia y los diseños de la década de los años 30. Helbig ha recurrido a las quimeras para hacer referencia al poder de las mujeres y reivindicar la libertad y autosuficiencia femenina mediante impresionantes trabajos de confección con materiales como lentejuelas, cosidas una a una, o cristales soldados a mano.

Experiencias infinitas. No todo son desfiles en MBFWM, también hay hueco para la diversión y para relajarnos.  Por ello, Royal Bliss, con su gama Premium de mixers, ha participado en el Cibelespacio ofreciendo la oportunidad de experimentar sensaciones únicas. Entrando en su stand, transformado en un espectacular jardín, solo necesitábamos seis segundos, lo que dura un sorbo, para trasladarnos a un universo de sabores y sensaciones exóticas. El mejor lugar donde esconderse y desconectar del caos de la moda.

Adriana Sánchez-Cerrudo

@columnazero

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here