MODA: LAS SIRENAS DE LOS GOYA

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: -1 (from 3 votes)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.8/10 (5 votes cast)
Un artículo de Ana Gil para ColumnaZero

El preludio de la vigesimoséptima edición de los Goya se personalizó en una alfombra roja inundada de vestidos de cola interminables que dio el pistoletazo de salida a los premios más venerados del cine español.

Un año más los Premios de la Academia son precedidos de su tradicional desfile de élite donde minutos antes de pasar a otorgar los galardones de la gran pantalla se libra una batalla de glamour entre los aspirantes.

Ellas son por excelencia las protagonistas en este escenario. La cola de sirena ha marcado el canon indiscutible de actrices, directoras y archiconocidas invitadas que, de manera más discreta o al más puro estilo “Angelina Jolie”, han dejado arrastrar con gran elegancia por la alfombra roja.

 

Paula Echevarría

Entre las más alabadas sin duda Nieves Álvarez, con un espectacular Stephan Rolland de Alta Costura, que conjugaba el blanco y negro con una exuberante flor roja y delineaba un patrón de pétalos de los pies al cuello. Más monocromáticas lucieron Goya Toledo, Paula Echevarría o Belén Rueda donde el dorado, verde o negro respectivamente las coronaron como trío triunfador entre las más elegantes de la velada. Elie Saab firmaba el deslumbrante diseño de la primera y CHNY vestía a Belén mientras que Paula Echevarría apostó por la creación nacional convirtiéndose así en la sirena de Dolores Promesas.

Nieves Álvarez

Por su parte, la galardonada a mejor actriz, Maribel Verdú, se hizo por segunda vez con la estatuilla sin vestido de gala y optó por lucir una falda floral abullonada de Dior con jersey negro de Ralph Simmons. Fue una de las contadas excepciones ya que incluso Eva Hache, anfitriona del evento, lució infinita cola con un diseño “azul pato” que dejó constancia de haber elegido porque le sentaba “como un guante”.

Mientras unas en rojo pasión, como Macarena Gómez, la veterana Marisa Paredes o la Vicepresidenta de la Academia, Judit Colell, hacían competencia a la alfombra, otras se guiaron por supersticiones como Candela Peña eligiendo un blanco impoluto, color que lleva en todas sus nominaciones porque le da suerte ya que “simboliza el matrimonio y el respeto que tengo por mi profesión” confesaba la actriz. No fue la única, María León, acompañada de su familia, también optó por el blanco, de Gucci y se unió a lista del patrón de sirena. Compartió diseñador con Manuela Velasco que, en cambio, decidió tentar a la suerte con un amarillo pistacho que daba la nota de color al sinfín de invitados.

Huelga decir que la mayoría de los flashes se los llevaron ellas, sin embargo, hay que reconocer que el sector masculino derrochó elegancia a su manera, siendo la apuesta principal el tradicional esmoquin negro, camisa blanca y pajarita del que hicieron alarde los no menos aclamados Mario Casas, Marc Clotet o el mismo Presidente de la Academia, Enrique González Macho.

Goya Toledo

Sirenas o caballeros, cada uno en su estilo, desfilaron por la alfombra roja haciendo de ella el aperitivo perfecto para abrir boca a los Premios Goya 2013.

Ana Gil

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here