LOS TATUAJES PUEDEN DIFICULTAR EL DIAGNÓSTICO DE ENFERMEDADES EN LA PIEL

Un artículo de Antonio Manuel Murcia López para ColumnaZero.
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 3 votes)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.5/10 (4 votes cast)
Un artículo de Antonio Manuel Murcia López para ColumnaZero.

Los tatuajes pueden ocultar los melanomas. Los lunares y manchas deben mantenerse libre de tatuajes.

El material usado para tatuar siempre ha de ser esterilizado al calor y nunca se deben reutilizar los pozos de las tintas de colores. Los tatuajes deben realizarse por profesionales, con materiales específicos y en lugares adecuados bajo riesgo de infección por hepatitis. Pero lo más importante es que  los tatuajes pueden dificultar el diagnóstico de enfermedades de la piel, como son los melanomas.

Así lo sugiere una investigación que se publica en JAMA Dermatology, en la que sus autores aconsejan no hacerse tatuajes encima de lunares o manchas de nacimiento. Los investigadores de la Clínica Laserklinik Karlsruhe (Alemania) recomiendan que los tatuajes nunca deben ser colocados sobre lesiones pigmentadas y que se realicen evaluaciones dermatoscópicas de forma regular cuando se vaya a eliminar por láser, así como la lógica vigilancia de lunares y manchas. La existencia de un tatuaje podría camuflar un melanoma que surge y del que no se tenía constancia, y por ende, el estudio recomienda de igual manera visitas al médico para su inspección.

Pero la idea de hacerse un tatuaje para toda la vida ha cambiado, así lo demuestra el hecho de que hayan aumentado un 30 por ciento las consultas sobre la eliminación de tatuajes en los dos últimos años.

No hay una estimación clara de cuánta población podría llevar un tatuaje, ni quiénes han decidido eliminarlo, lo que sí parece, según la Unidad de Dermatología de la Clínica Ruber ,es que hasta un 60 por ciento de las personas que se realizan uno, se arrepiente a los 5 años de habérselo hecho.

Como recuerda el dermatólogo de la Clínica, el doctor Ignacio Sánchez Carpintero, muchos de los tatuajes que se realizan se hacen por impulso, lo que convierte el arrepentimiento en el principal motivo. “Los pacientes que suelen venir para que se elimine un tatuaje se encuentran en la franja de los 16 a 35 años”, y, “aunque es más frecuente tratar a pacientes de entre 20 y 30 años”, ha aumentado un grupo menor de edad que llega a las consultas acompañado de sus padres o tutores, solicitando la eliminación del tatuaje por haberlo hecho sin autorización.

Antonio Manuel Murcia López

@ant_mml

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here