LO QUE EL MÓVIL SE LLEVÓ: OBJETOS OLVIDADOS

Una colaboración de Movilonia.com para ColumnaZero.
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.0/10 (2 votes cast)
Una colaboración de Movilonia.com para ColumnaZero.
Una colaboración de Movilonia.com para ColumnaZero.

Lo que comenzó siendo un simple teléfono se ha convertido en una navaja suiza con un sinfín de utilidades. Repasamos en ColumnaZero, junto a Movilonia.com, los objetos que han quedado en el olvido con la evolución de los móviles.

Hace no tanto tiempo que llevábamos los bolsillos, el bolso o la mochila, repletos de objetos que utilizábamos en nuestro día a día, pero actualmente muchos de ellos los hemos ido reemplazando por uno solo: el móvil.

Lo que comenzó siendo un simple teléfono se ha convertido en una navaja suiza con un sinfín de utilidades y casi infinitas posibilidades gracias a todo tipo de aplicaciones.

Precisamente el hecho de usar el smartphone para casi todo ha aniquilado un montón de dispositivos electrónicos que han acabado condenados al ostracismo o, en el mejor de los casos, como mero objetos decorativos. Recordamos todo lo que el móvil se llevó por delante:

Listín telefónico: si eres alguien popular, seguramente tengas montones de números de teléfono de gente importante, madre incluida; por eso antes necesitabas llevar contigo una bonita agenda para anotar toda esa información. Era algo muy intuitivo. Si necesitabas llamar a Germán, ibas a la G y ahí estaba, así de simple. Pero era algo engorroso cargar con ella por la calle, sobre todo porque ahora en la memoria del móvil puedes almacenar miles de números de teléfono, e-mails, direcciones y mensajes sin importarte el peso. Y además Germán sigue estando en la G. Y encima al lado de la foto que ha puesto en su perfil de Facebook.

Calculadora: si querías saber si la frutera te engañaba con el precio de los tomates, dividir entre 3 cifras o calcular un coseno, necesitabas una calculadora. Este aparato vivió su 2ª juventud con la llegada del euro, cuando se vendieron miles de ellas para saber la equivalencia de la nueva moneda, pero no ha logrado sobrevivir al móvil. Además de la que lleva preinstalada cualquier smartphone puedes instalarte una calculadora científica de la que no sabrás para que valen ni la mitad de las teclas. Pero oye, quedas más chulo que un 8.

Cámara de fotos: con el paso del tiempo y el lanzamiento de nuevos modelos, los smartphones ofrecen en la actualidad cámaras de una calidad considerable, y que nos pueden valer perfectamente no sólo en nuestro día a día, sino también para inmortalizar los momentos más entrañables de las vacaciones. Cierto es que las cámaras Réflex siguen estando a años luz y que los amantes de la fotografía jamás dejarían su equipo de lado, pero para la mayoría de los usuarios, su teléfono móvil es más que suficiente. Y eso sin contar que podemos subir nuestras fotos a las redes sociales al instante… Qué bien sienta dar envidia (casi) en tiempo real, ¿no?

LO QUE EL MÓVIL SE LLEVÓ: OBJETOS OLVIDADOS

Agenda: más allá de saber en qué día de la semana caen los festivos (sí, pillines, que todos queremos cuadrar las vacaciones cuanto antes), la agenda/calendario de nuestros móviles permite que organicemos el caos que puede ser nuestro día a día. Ya no hay excusa para olvidar que tenías una reunión con tu jefe para tratar los riesgos de invertir en la industria de la lechuga en Normandía (una industria en alza, todo sea dicho).

Cronómetro: Un dispositivo que ha caído en el olvido como extensión del clásico reloj de pulsera. Un efecto dominó que lo ha relegado a las clases de educación física; en manos de los profesores de gimnasia más puristas. Cualquier smartphone suele tener una app nativa que mide el tiempo con precisión. Y si necesitas un cronómetro con mayores prestaciones las tiendas de aplicaciones están repletas de opciones. ¿Quieres saber exactamente cuánto tardarás en descargarte una?

GPS: perderse (y llegar tarde) ya no es una opción. Da igual que vayas caminando, en coche o transporte público, las aplicaciones GPS incorporadas en los teléfonos móviles de hoy en día hacen que llegar a nuestro destino sea coser y cantar.

LO QUE EL MÓVIL SE LLEVÓ: OBJETOS OLVIDADOS

Despertador: ese monótono y molesto pitido del despertador, ese terrible estruendo de las campanillas del analógico… El móvil nos permite tener un despertar menos duro (porque madrugar es un horror se mire como se mire) gracias a los tonos predeterminados, mucho menos perturbadores. Además, hasta podemos escoger alguna de nuestras canciones favoritas para empezar el día con fuerza. El radio-despertador fue una buena alternativa, pero teniendo en cuenta que en las viviendas de hoy en día el espacio es vital, la mesilla de noche agradecerá tener menos cachivaches encima.

Reproductor mp3: primero fue el walkman, después el discman, luego el reproductor MP3… y ahora el teléfono móvil. Apple fue el primero en pegar el pelotazo con su iPhone y iTunes, pero el auge de aplicaciones musicales como Spotify y las de las ya mencionadas emisoras de radio han ido dejando de lado cualquier dispositivo para hacer del smartphone el reproductor musical más exitoso de la historia. Y si no, tiempo al tiempo.

Radio: nuestra infancia está marcada por el sonido irregular de la radio de bolsillo que padres y abuelas paseaban por la casa. Ahora, para poder escuchar tus programas favoritos o seguir el partido de Liga mientras das una vuelta, ya no necesitas un pequeño transistor portátil, ya que con tu smartphone puedes escuchar todas las emisoras del mundo con una calidad digital.

Reloj: ese pitido, esa luz anaranjada y esa correa de goma son cosas del pasado. El Casio fue el reloj de varias generaciones, pero ahora todos miramos la hora en el móvil. Y además, podemos personalizarlo como queramos e, incluso, conocer la hora de otros países. Eso sí, aunque en desuso, el mundo de la moda se está encargado de mantener vivo a este clásico como un complemento a tener en cuenta para ir ‘a la última’.

Traductor electrónico: el ser humano es curioso, por eso nos encanta conocer cómo se dicen los insultos en todos los idiomas, para luego repetirlos como loros enloquecidos. Para esto y para otras cosas más serias usábamos estos pequeños traductores de bolsillo que fueron regalo estrella de muchas comuniones. Actualmente con una sencilla app, nuestro móvil puede traducir desde palabras hasta frases completas. It’s wonderful dude!

LO QUE EL MÓVIL SE LLEVÓ: OBJETOS OLVIDADOS

Linterna: Puede parecer una tontería, pero siempre es bueno tener una aplicación de linterna en el móvil. Ya no sólo por el hecho de que podemos necesitar una en cualquier momento (y nunca saber dónde la guardaste), sino por ir eliminando armatostes en casa y, sobre todo, por ahorrar en pilas. Está claro que la batería del teléfono agradecería que no la usáramos en demasía, pero si la necesidad aprieta, una app de linterna es muy útil. Aunque puede resultar insuficiente si lo que quieres alumbrar está lejos o para colocar el móvil bajo la barbilla a la hora de contar historias de terror a medianoche en medio del bosque.

www.movilonia.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here