LE COQ MADRID, LA REINVENCIÓN DEL TRADICIONAL ASADOR DE POLLOS

Un artículo de Borja Iglesias para ColumnaZero.
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +4 (from 4 votes)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.3/10 (4 votes cast)
Un artículo de Borja Iglesias para ColumnaZero.
Un artículo de Borja Iglesias para ColumnaZero.

Los amantes del pollo tienen un nuevo lugar de referencia en Madrid: Le Coq by The Kikirí Co. Gracias al carbón ecológico y un cuidado proceso de marinado previo, estas aves a la brasa adquieren una nueva dimensión. El resultado es un pollo jugoso y lleno de sabor con un toque distintivo; un “pollo gourmet”.

Le Coq es una versión mejorada del clásico asador de pollos. El local, situado en el 269 de la madrileña calle Príncipe de Vergara, aúna tradición y modernidad. Un espacio a medio camino entre un restaurante y un take away, ya que también es posible pasarse a recoger los pollos para llevar o incluso pedir que te los traigan a casa. Eso sí, si optas por visitar el restaurante, no dudes en comer el pollo con las manos. En Le Coq reivindican esta forma de degustar su producto y, para que no te cortes, disponen de un gran abrevadero con un grifo donde puedes asearte las manos cuando termines de aprovechar hasta el último pedazo de carne. Otra opción es tomar asiento en su estupenda terraza acristalada, donde han cuidado hasta el último detalle: desde las especias, seña distintiva de Le Coq, que decoran la terraza; hasta el sistema domótico, que modifica el tipo y volumen de la música y la iluminación a medida que va anocheciendo. Por ejemplo, nuestra cena comenzó con la calma de Ed Sheeran y acabó con el ritmo vivo de Enrique Iglesias, animando a pedirse un cóctel.

LE COQ MADRID, LA REINVENCIÓN DEL TRADICIONAL ASADOR DE POLLOS

LE COQ MADRID, LA REINVENCIÓN DEL TRADICIONAL ASADOR DE POLLOS

Aunque también disponen de otros productos que harán la delicias de cualquier visitante, como el bacalao a la brasa o la hamburguesa de vaca rubia gallega, la carta de Le Coq tiene evidentemente un protagonista: el pollo. De los entrantes recomendamos especialmente las tiras de pollo crujientes con panko japonés y salsa kimche y las alitas de pollo a la brasa con tres salsas (búfala, teriyaki y, también, kimche). El pollo está delicioso, pero las salsas no se quedan atrás. También merece la pena probar un plato tan tradicional como son las croquetas caseras de jamón ibérico, para darte cuenta de que todos los platos que forman parte de la carta han sido perfeccionados hasta lograr un sabor único.

Con los entrantes ya finiquitados, llega el turno del pollo. Un vistazo a la carta sirve para constatar la importancia que tienen las especias en la elaboración de los pollos de Le Coq, ya sea en su variedad Thai, Chimichurri, Hindú… Nosotros nos decantamos por la versión más tradicional, Le Coq, y la estrella de la carta, Peruano. El pollo Le Coq, aderezado con mantequilla de hierbas, pimienta blanca y limón, es una versión premium de una de las recetas más clásicas de pollo asado. El resultado es un plato delicioso del que desearás aprovechar hasta la última gota de salsa. Para paladares más atrevidos, la elección que recomendamos es el Peruano (macerado con especias como ají panca, comino, orégano, siyau, ajo molido y más). Es un plato que derrocha sabor; una receta muy cuidada donde cada especia suma para lograr un plato de pollo inimitable.

LE COQ MADRID, LA REINVENCIÓN DEL TRADICIONAL ASADOR DE POLLOS

Cada plato de pollo viene acompañado con dos guarniciones a elegir, donde el comensal puede optar por maíz a la brasa, patatas asadas, arroz frito y más. Aquí no tenemos ninguna duda, la ensalada de col debe ser una de las dos guarniciones elegidas; es una de las más deliciosas de la capital.

A pesar del empeño puesto en cada plato, en Le Coq la calidad no está reñida con la cartera: el plato de pollo con las dos guarniciones tiene un precio de 8,95€. Sin embargo, nuestra recomendación es no abandonar el local sin probar los postres. Aquí el rey de la carta es la tarta de queso a la brasa con helado de yogur natural. La tarta de queso desprende un aroma a lumbre singular que engatusa a los sentidos y combina a la perfección con un helado de gran calidad. Otra opción muy recomendable, también pasada por el horno (¡cómo no!), es la piña asada con butterscotch, que aporta un toque dulce a esta fruta.

LE COQ MADRID, LA REINVENCIÓN DEL TRADICIONAL ASADOR DE POLLOS

Detrás de los suculentos platos de Le Coq están una serie de profesionales de reconocido prestigio en el sector gastronómico como Elvira Durand, ex directora general de Comess Group (Lizarrán, Cantina Mariachi…), y Juan Carlos Fernández-Castro, empresario con dilatada experiencia en el sector. Tal y como nos comenta Elvira “nuestro objetivo es que nuestros clientes descubran el verdadero sabor del pollo asado”. Y, la verdad, hemos de reconocer que lo han logrado ultimando hasta el más mínimo detalle. Un ejemplo claro es el horno que utilizan, diseñado específicamente para Le Coq con tres piezas: un horno portugués, para asar aves abiertas; un horno giratorio para las aves enteras; y el ascuador, un horno brasa creado a medida. Pero más allá de la maquinaria, la receta de Le Coq consta de tres elementos fundamentales: materias primas de primeras calidad (los pollos cumplen estrictas medidas de calidad que certifican la calidad de su carne), un tratamiento de maceración previo al asado para insuflar sabor a cada ave y el empleo de carbón vegetal ecológico.

Borja Iglesias

@borjatabe

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here