LAS MENTIRAS QUE GANARON GRANDES PREMIOS

Un artículo de Antonio Álvarez Lovillo para ColumnaZero.
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.0/10 (2 votes cast)
Un artículo de Antonio Álvarez Lovillo para ColumnaZero.
Un artículo de Antonio Álvarez Lovillo para ColumnaZero.

La historia está llena de grandes personalidades que han dejado huella y que han sido recompensadas por ello con premios de prestigio. Cientos de galardonados con el Nobel, el Príncipe de Asturias o  el Pulitzer cambiaron el mundo con sus obras y acciones. No obstante, con el paso de los años se ha demostrado que algunos de ellos falsearon los resultados, historias o publicaciones que les llevaron a la cima. Repasamos en ColumnaZero algunas de las mentiras que ganaron grandes premios.

La lista de fraudes de grandes premios lo encabeza una mujer que no hizo bien a la profesión que ejercía, el periodismo. Janet Cooke, periodista americana de 59 años, publicó con 26 la historia de Jimmy que le hizo valer el galardón Pulitzer del periodismo en categoría de reportaje. La susodicha inventó de principio a fin el relato de Jimmy, un niño de ocho años que vivía junto a su madre y el novio de ésta en un barrio marginal de Nueva York y adicto a la heroína desde los cinco años, aportando a la narración una gran carga sentimental y recogiéndose en primera página y portada del The Washington Post, periódico que difundió el reportaje.

Si los ingredientes del relato parecían suficiente, el pasado de la madre de Jimmy dotaba de más dramatismo a la historia.  La madre se había quedado embarazada tras una violación con grandes secuelas y que la llevó a engancharse a la droga. Su compañero sentimental actual era el encargado de suministrar la heroína al pequeño de ocho años según se contaba en el relato. Además, se decía que la única aspiración para el joven era convertirse en un narcotraficante. Por esta obra Janet Cooke recibió el Pulitzer pero nada más publicarse empezaron las sospechas.

Primero fueron los policías de Nueva York, que conmocionados por el trasfondo de la historia buscaron a Jimmy por el barrio descrito en el relato. Nadie sabía de él. Tampoco que la madre de Jimmy hablara cuadro idiomas ayudó mucho. Tras encerrarla en un despacho por compañeros y someterla a muchas preguntas, Janet admitía el fraude y acto seguido tuvo que presentar su dimisión y entregar el premio Pulitzer. Posteriormente se justificó alegando la presión que tenía en el periódico para publicar. Por su parte, uno de los mejores escritores de todos los tiempos como Gabriel García Márquez, se refirió a ella diciendo que “es injusto que le hayan dado el Pulitzer, pero también lo es que no le den el Nobel de literatura«.

Tampoco ha estado exento de polémica el Pulitzer de fotografía. En 1993, Kevin Carter acercaba el drama del hambre en África con una instantánea mundialmente conocida: un niño vigilado a lo lejos por un buitre esperando el perecer de su presa. Esta fotografía le valía el Premio Pulitzer tras convertirse en un icono que logro recorrer el planeta para reflejar la crudeza del hambre. Carter no pudo soportar las críticas y sospechas por las fotos y, entre esto y otros problemas, terminó suicidándose varios años después. Casi dos décadas han pasado para conocerse la verdadera historia de la misma, adereza años atrás por medios con historias falsas sobre la vida y circunstancias del protagonista: el niño que fue retratado estaba dentro del programa de Naciones Unidas para zonas de hambruna, es decir, que recibía periódicamente comida. Es más, en ese momento, según relata un compañero de Carter, había un avión distribuyendo comida por la zona y los padres del menor habían ido a por ella, descuidándose del pequeño, aprovechándose Carter para sacar la instantánea. Ellos mismos admitieron a un medio nacional que su hijo había fallecido recientemente por las altas fiebres. Además, y según anunciaron tras esta publicación varios expertos en fotografía, el buitre podía estar mucho más lejos de lo que aparenta puesto que se puede crear con un objetivo el efecto mostrado al final.

LAS MENTIRAS QUE GANARON GRANDES PREMIOS

Los Premios Nobel tampoco han estado libres de controversia en su larga historia. Henry Kissinger, uno de los políticos más influyentes en la historia de Norteamérica, recibió el prestigioso galardón en 1973 por su papel para lograr la paz en la guerra de Vietnam. A pesar de que el premio por esta actuación es totalmente merecido, Kissinger también apoyó a algunos golpes de Estado en Latinoamérica, como en Uruguay o Chile, puesto que interesaban políticamente a Estados Unidos. No queda ahí la cosa en los Premios Nobel, puesto que en 1939, Hitler fue nominado al de la Paz. Otro famoso y discutiblemente nominado, incluso en dos ocasiones, fue Stalin. Su nominación estaba motivada por sus intentos de poner fin a la II Guerra Mundial.

También creó un escándalo de gran repercusión un no Nobel. El Dr. Hwang Woo Suk estaba destinado a ganar el premio en 2004, cuando su equipo y él anunciaron que habían logrado clonar embriones humanos, lo cual suponía un avance inmenso en el mundo de la ciencia. Anteriormente lo había logrado con vacas, cerdos y perros. Los periódicos de aquella época presagiaban un futuro inmenso para este avance científico. Pero en diciembre de 2005 se comprobó que los datos, publicados en un estudio de la revista Science sobre células madre habían sido falsificados, lo cual despertó un gran revuelo. Pese a ello, se le considera uno de los científicos líderes en el  apartado de las células madre.

Uno de los premios españoles por excelencia, el Príncipe de Asturias, también tiene motivos para revisar mejor los criterios para otorgar sus galardones. En 1998 Somaly Mam recibió el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional junto con otras siete mujeres por su trabajo en defensa de la dignificación de la mujer. Somaly había creado un año antes, junto a su marido, la ONG Acción por las Mujeres en Situación Precaria (AFESIP), que trabaja en varios países como Camboya, Tailandia, Vietnam y Laos para reintegrar socialmente a las víctimas de la esclavitud sexual.

La labor de Somaly fue cobrando protagonismo a la vez que ella desvelaba la historia que se escondía en su supuesta dura vida. Ella contaba que su familia vendió su virginidad a  un hombre denominado “El abuelo”, pero la investigación de un periodista en su tierra natal de Camboya ha demostrado que nadie conocía allí a ninguna persona bajo ese seudónimo. También mencionaba que no pudo acabar los estudios porque estaba esclavizada, algo que entra en contradicción con el graduado que consta en su colegio. Pero además, fingió en 2006 la desaparición de su hija. Anunció que había sido secuestrada por traficantes de mujeres, cuando en verdad se había fugado con su novio. Asimismo, Mam afirmó que los traficantes habían grabado a su hija mientras la violaban. El ex marido aclaraba posteriormente que la historia fue inventada para recaudar fondos para la organización.

LAS MENTIRAS QUE GANARON GRANDES PREMIOS

El mismo fin tenía otra de las más famosas historias de la organización encabezada por Somaly Mam y que tiene como protagonista a otra menor, Long Pros. Long admitió en varias entrevistas que la habían encerrado en un burdel de pequeña, obligándola a ejercer la prostitución y que le habían quitado un ojo por negarse. Diversos informes médicos verificaron que la extirpación se debía a que le había salido un tumor y, por supuesto, había sido realizado por médicos en un hospital. Posteriormente, Long admitía que todo era un montaje, aunque acusaba a Mam de presionarle a contar las historias para dar lástima y así poder ayudar a más personas con los fondos que recaudase.

Un largo historial de manchas en unos prestigiosos premios, que si bien han sido duramente criticados por sus deliberaciones y trasfondos políticos, económicos y sociales, tienen la misión de destacar grandes hitos sociales, humanitarios, profesionales e históricos.

Antonio Álvarez Lovillo

@lovillo99

1 Comentario

  1. ¿Y que me dicen de los Nobel de la paz a Obama o Al Gore?

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 4.0/5 (1 vote cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here