LAS JOYAS DEL CINE ARGENTINO

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +4 (from 4 votes)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.3/10 (3 votes cast)
LAS JOYAS DEL CINE ARGENTINO
Un artículo de Nicolás Raccuia para ColumnaZero Cine.

Argentina es el país del Tango, de Maradona y de Messi. Su capital, Buenos Aires, es impactante para propios y extraños, y no solo por ser una ciudad turística sino por su despliegue cultural. Se respira música, literatura, teatro y sobre todo, lo que a nosotros más nos importa, Cine. El propósito de este artículo es comentar, a grandes rasgos, la industria del cine argentino, hacer un repaso de los mejores productos audiovisuales argentinos y cuál fue su impacto a nivel internacional, especialmente en España. En ColumnaZero, las joyas del cine argentino.

Antes de empezar a mencionar algunas de las mejores producciones Argentinas, vale la pena recalcar que las producciones de cine siempre se van a medir por lo que hace Estados Unidos. El mundo de Hollywood siempre se estableció como la industria dominante en el cine y sus producciones son consideradas como las mejores del mundo. De esta forma, el resto de los países queda relegado a un segundo puesto y Argentina pertenece a esta larga lista de países. Lo positivo, es que hay mucho talento y grandes películas con calidad internacional que vale la pena recomendar. Lo negativo, es que aun así existen grandes dificultades para filmar en Argentina. Es muy complicado conseguir financiación y la forma más utilizada, en caso de lograrlo, es realizar coproducciones entre distintos países para recibir capital extranjero y así lograr reducir gastos para que un proyecto sea realizable. De este modo, las películas cuentan con un presupuesto más rendidor, se mejora la distribución y exhibición dándose a conocer en más lugares y países, por lo tanto, mejora la recaudación y da más garantías de éxito. La única consideración que hay que tener en cuenta al realizar coproducciones, es que la temática de las películas tienen que ser más globales, aplicando a un público internacional y dejando de lado cuestiones locales.

Uno de los mayores aliados para las coproducciones Argentinas es España. Esto se da porque se habla la misma lengua y porque los dos países están muy vinculados históricamente. Argentina recibió en los primeros años del siglo 20 una gran cantidad de inmigrantes españoles y esto generó que muchas de sus costumbres están insertas en la vida cotidiana. De la misma forma, después de la crisis del 2001 muchos argentinos se radicaron en España y formaron sus familias allí. Esto se puede apreciar en el reciente film Séptimo (2013), donde se ve una clara muestra de la integración del cine Español y Argentino. Esta película cuenta la historia de una pareja a punto de divorciarse, interpretados por Belén Rueda y Ricardo Darín, que emprenden una búsqueda desesperada cuando sus hijos desaparecen dentro del edificio donde viven. Más allá de la calidad de la película, lo que se puede rescatar es que está situada en la ciudad de Buenos Aires y muestra las costumbres de la vida diaria, no solo de los argentinos, sino ubicándolos en un panorama mundial en el cual los Españoles también pueden sentirse identificados.

LAS JOYAS DEL CINE ARGENTINO

La misma Belén Rueda comentó en una entrevista que: “(…) Desde España el cine argentino se ve como muy comprometido“. Ese es uno de los principales motivos por los cuales las coproducciones dan sus réditos ya que el público toma la película como extranjera, pero a la vez puede compartir temas comunes con los que vive a diario, y eso no sucede muy a menudo con las grandes producciones de Hollywood.

Algo parecido, pero a la inversa, sucede con la película Elsa y Fred (2005). En este caso, la película narra las historias de dos ancianos; Elsa, interpretada por la genial actriz China Zorrilla, una mujer argentina que vive en Madrid y Alfredo, interpretado por Manuel Alexandre, un viudo español que se muda al mismo edificio. De a poco comienzan a conocerse y entre ellos nace un romance que ambos ven como la última oportunidad de ser felices. Como en muchas otras ocasiones debido al éxito del film, los derechos fueron comprados en Hollywood, y este año se estrenará la versión americana con las actuaciones de Christopher Plummer, Shirley MacLaine y Marcia Gay Harden, entre otros.

Otra gran coproducción de los últimos años es Tesis sobre un homicidio (2013), también con Ricardo Darín con un papel protagónico. Darín se ha posicionado como una verdadera estrella en el espectáculo argentino así como también en el español, y sin ninguna duda es el hombre más taquillero del momento. Durante el año se reparte haciendo trabajo para los dos países e incluso ha recibido ofrecimientos para actuar en películas de Hollywood como en Hombre en Llamas (2004) de Tony Scott, pero rechazándolo y dando como motivo su preferencia por el cine nacional. En este caso, está acompañado por Alberto Ammann, un actor argentino pero que se radicó en España durante gran parte de su vida debido a la dictadura militar.

LAS JOYAS DEL CINE ARGENTINO

 

Quizás la película argentina más exitosa de todos los tiempos sea El Secreto de sus Ojos (2009) de Juan José Campanella. Esta coproducción entre Argentina y España basada en la novela de Eduardo Sacheri superó todas las expectativas del público y de la crítica. Es una película que se presentó con un presupuesto altísimo y con grandes desafíos técnicos que otras producciones locales ni se animarían a pensar (vale destacar el plano secuencia de la persecución durante un partido de fútbol). Es la producción más hollywoodense que se pueda encontrar en nuestro cine, y eso realmente llamo la atención del público rápidamente, convirtiéndose en un clásico y en una película de culto. Se destaca nuevamente el papel de Ricardo Darín, Soledad Villamil, el Español Javier Godino y la incursión en cine del cómico argentino Guillermo Francella. El reconocimiento internacional no tardó en llegar y ganó múltiples premios, incluyendo nada más y nada menos, que un Oscar a la mejor película extranjera. Este premio generaría una polémica insospechada en los medios. Muchos medios comenzaron a hablar de la película y la nacionalidad de la misma pasó a ser una puja de intereses. Algunos medios la mencionan como una película Española mientras que otros decían que era Argentina. La verdad, es que los derechos de la película son compartidos, y para ser detallistas habría que entrar en las proporciones de participación de las productoras, pero la polémica aún se mantiene.

El éxito de Campanella no fue ninguna casualidad sino que varios años antes hizo El Hijo de la Novia (2001) con Ricardo Darín y otros grandes actores como Héctor Alterio y Norma Aleandro. Esta película también fue nominado para los premios Oscar pero tuvo la mala suerte de competir con películas como Amelie (2001) de Jean Pierre Jeunet y No Man’s Land (2001) de Danis Tanovic. Quizás la temática más global e internacional de El Secreto de sus Ojos por sobre la historia local de El Hijo de la Novia, haya ayudado para que gane el premio. Varios años antes, La Historia Oficial (1985) de Luis Puenzo, también se llevó un Oscar. La película se mete en un tema político justo cuando volvía la democracia al país al contar la historia de una familia que adopta una hija y que luego duda si la pequeña es hija de desaparecidos. Eso favoreció el interés y el éxito del film no solo a nivel local sino a nivel internacional. Como dato curioso, es la única película argentina en haber recibido tanto un Oscar como un Globo de Oro a mejor película extranjera.

Aunque la información puede sorprender a más de uno, Argentina tiene una larga tradición de cine animado. En efecto, se le atribuye el primer largometraje animado de la historia, El Apóstol (1917) y el primer largometraje de animación sonoro del mundo, Peludópolis (1931). Su realizador, Quirino Cristiani, era un caricaturista y director de animación italiano que se radicó en Argentina. ¿Sorprendidos no? La pregunta sería porqué el país no continuo con ese impulso inicial, quedando actualmente muy por detrás, artística y comercialmente, de las producciones americanas que son las que marcan el paso en relación a los avances en la animación. Le tenemos que dar las gracias a Campanella que creó una productora para estrenar, después de muchos años de trabajo, en el 2013 Metegol (en España bajo el nombre de Futbolín). La historia está basada en el cuento corto de Fontanarrosa llamado ‘Memorias de un Wing derecho’. Es algo inédito en Argentina por tratarse de una película de animación con un presupuesto de 20 millones de dólares. El proceso de la realización fue largo y complicado ya que participaron diez productoras de distintos países. Solo se conseguían cuatro o cinco segundos de animación por semana y además se hizo un acuerdo con Intel y HP que permitió alcanzar los niveles de animación de la industria de Hollywood.

LAS JOYAS DEL CINE ARGENTINO

Uno de los sucesos más importantes del cine independiente de los últimos años fue Nueve Reinas (2000), con la dupla protagónica de Ricardo Darin y Gaston Pauls que cuenta las idas y vueltas de unos ladrones. El guion de esta producción argentina se mantuvo bajo llave para que no revelar el final de la película. Generó un impacto muy importante en el público y se convirtió en una de las mejores películas argentinas de nuestra generación. Desde Hollywood, se mostraron muy interesados en la historia y adquirieron los derechos para hacer una versión americana titulada Criminal (2004) con John C. Reilly y Diego Luna. Esta película le dio fama y reconocimiento a su director Fabián Bielinsky quien unos años después estrenaría El Aura (2005), también con Ricardo Darín, en la cual demostraría ser un director extremadamente detallista y talentoso. Lamentablemente, murió de un ataque al corazón en el año 2006 mientras estaba en Brasil produciendo lo que iba a ser su próxima película.

Otro director muy talentoso que tuvo gran éxito en sus incursiones en el cine, es Damián Szifron. Sus orígenes vinieron de la televisión con series como Los Simuladores y Hermanos y Detectives. Estas series se caracterizan especialmente por una calidad cinematográfica que el público no estaba acostumbrado a ver. Su primer éxito en cine fue Tiempo de valientes (2005) que cuenta la historia de un Psicólogo que debe acompañar a un policía en su trabajo como parte de su tratamiento. Con grandes actuaciones de Diego Peretti y Luis Luque, esta película se caracteriza por la combinación efectiva del humor y la acción.

Damián Szifron integra una lista de directores de lo que se denomina el Nuevo Cine Independiente Argentino. A principios de los 90 el cine argentino estaba casi muerto pero gracias a nuevos y talentosos cineastas y productos de calidad, el público volvió a confiar en el cine nacional. Las principales características de este nuevo cine son el alto compromiso social, la utilización de un estética bien definida, y (algo que se puede ver en los últimos años) una referencia y homenaje a la década de los 80s, en donde muchos jóvenes se sienten profundamente identificados.

A continuación, voy a mencionar brevemente algunas de estas películas del Nuevo Cine Argentino que realmente me han gustado en los últimos años. Una de ellas es Días de Vinilo (2012), una película de Gabriel Nesci que hace foco en la vida de cuatro amigos y su pasión por la música, el cine y las mujeres. Esta película es un homenaje a la cultura popular y tiene infinitas referencias a la música de los años 60s, 70s y 80s. Gabriel Nesci había dirigido Todos contra Juan una serie que tuvo excelentes críticas en la cual participó Sebastian De Caro, quien estrenó su ópera prima 20.000 Besos (2013), que mantiene una estética parecida a la de Nesci pero, como buen cinéfilo, teniendo innumerables referencias al mundo del Cine. Pero quizás el mayor exponente argentino de los últimos años sea Medianeras (2011), dirigida por Gustavo Taretto, la cual es totalmente revolucionaria al mezclar un documental sobre la arquitectura de Buenos Aires y una comedia romántica en la cual un argentino y una española, que son el uno para el otro, no logran encontrarse en el medio de la ciudad. Esta película cuenta con una gran sutileza los problemas de comunicación con los que nos enfrentamos a diario.

LAS JOYAS DEL CINE ARGENTINO

Por último no quiero dejar de mencionar a Esperando la Carroza (1985) que para muchos es la mejor película argentina de todos los tiempos, pero esto no se da debido a la calidad artística o de una gran producción, sino que es la película que mejor refleja las costumbres de nuestra comunidad. Además es un símbolo del humor en Argentina y la película con la cual se inmortalizó el personaje interpretado por Antonio Gasalla.

Este breve repaso por algunas de las producciones argentinas nos deja un listado de películas muy recomendables para ver, además de algunos datos curiosos que pueden interesar a más de uno. Espero que hayan disfrutado este resumen y encuentren interesantes algunas de las recomendaciones que si bien pueden ser difíciles de encontrar tienen mucha calidad para ofrecer.

[vsw id=”o2J2_VOjZfw” source=”youtube” width=”425″ height=”344″]

Nicolás Raccuia

@nicoracku

@columnazerocine

3 Comentarios

  1. Excelente la nota! un gran resumen del cine argentino!Muy atrapante. Dan ganas de ver todas las peliculas mencionadas y porqué no, volver a ver las conocidas.
    Queremos mas notas como estas!
    Saludos.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: +1 (from 1 vote)
  2. Excelente racconto del cine argentino de los últimos 30 años.
    Felicitaciones a su autor

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: +1 (from 1 vote)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here