LA SOCIEDAD DE LAS EMOCIONES

Un artículo de Vega RC para ColumnaZero
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +28 (from 32 votes)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.1/10 (35 votes cast)
Un artículo de Vega RC para ColumnaZero

En ColumnaZero hemos abierto las puertas de un paraje con una cantidad de matices, de tonalidades, de aristas, de ejes, de texturas y de sabores inconmensurables. ¿Recordáis? Os vuelvo a hablar de las emociones.  Y es que hace unos días aprendimos en “Las emociones y sus cuatro secretos” algunas ideas claves de las mismas, que hoy se unirán a otras cuantas de gran interés (o eso espero y deseo), como su naturaleza. Porque es verdad que la naturaleza de las emociones ha sido una cuestión controvertida durante siglos y  se desarrollaron innumerables teorías sobre ello.

Los estudiosos de las emociones han escrito sobre ellas en términos que incluyen desde lo fisiológico (reacciones a nivel físico) hasta lo cultural. Sí señores, como muchos aspectos de la conducta humana, nuestras emociones están profundamente afectadas por el hecho de que vivimos en sociedad. Y vamos más allá, atentos al titular: lo que activa diferentes emociones está determinado por situaciones sociales más que por procesos fisiológicos. Es decir, que cómo interpretes tú los acontecimientos que te llevan a generar una emoción va a ser diferente dependiendo en la sociedad en la que hayas nacido y crecido. Ejemplos:
Vergüenza: Imagina que unos amigos tuyos te han invitado a comer. La comida ha sido copiosa y tú te encuentras muy relajado. Tan relajado que sin querer se te escapa un eructo. Y ahora muchos de vosotros estaréis pensando “¡horror! ¡Que vergüenza!”, esto pasa porque nuestra sociedad nos ha enseñado que es un signo de mala educación. Sin embargo, si fuéramos esquimales la emoción no sería de vergüenza puesto que en su sociedad es lo mismo que decir “gracias, la comida estaba estupenda”.
Miedo: En una sociedad el miedo puede ser producido por un suceso que se interpreta como mal presagio (un eclipse) y en otra por la anticipación del colapso del mercado bursátil de valores.

¿Lo vemos? Diferentes sociedades generan emociones diferentes en diferentes momentos. Y eso lo aprendemos por vivir en ellas.

Lo mismo pasa con la expresión de las emociones. Las definiciones sociales nos influyen, y por ello expresamos de la manera que expresamos las emociones, porque además ninguna fisiología nos indica la forma de hacerlo. El amor lo expresamos de una manera en privado y de otra manera en público, y el odio lo evitamos expresar en presencia de los niños.

La activación y la expresión de las emociones se puede categorizar en cuatro fases:

  1. Un estímulo, acontecimiento o  situación.
  2. Una interpretación de lo sucedido
  3. El surgimiento de la emoción.
  4. Una expresión convencional que sale al exterior (por medio de palabras, gestos, expresiones faciales, etc) que sirve para indicar la emoción a los demás.

Por lo que las emociones no son generadas por los acontecimientos en bruto, son generadas por las interpretaciones de estos acontecimientos (a alguno le sonará esto del anterior artículo). La sociedad entra en juego en la fase 2, en la interpretación de lo sucedido.

Pero su turno de jugada va más allá aún. Hay una parte de la conducta y de la respuesta emocional que la psicología social ha denominado “mímica de la emoción”. Esto se da cuando las personas voluntariamente utilizan los medios emocionales de la expresión emocional sin realmente convertir la emoción correspondiente. Es decir, yo en una situación en la que la sociedad me ha enseñado a que me tengo que comportar de una determinada manera expresando una emoción, lo hago, incluso sin haber generado esa emoción. Por ejemplo: cuando sonreímos y saludamos a alguien que nos cae mal (debes sonreír mostrando felicidad al saludar), cuando les pedimos a nuestros hijos que se muestren tristes en un funeral, aún sabiendo que todavía no entienden la muerte (debemos entristecernos ante la muerte de alguien mínima-mente cercano), cuando intentamos mostrarnos avergonzados ante un ataque de risa en un sitio público (es de mala educación reírse en alto)… etc.
¿Por qué hacemos esto? Porque vivimos en sociedad, porque nos conformamos con los usos políticos de las relaciones sociales. También puedes no conformarte, yo te prometo ser de esas compañeras tuyas de sociedad que no te miren raro si te ríes en alto, que no cuchicheen si veo que tu hijo no actúa mostrándose triste en un funeral y además no va a pasar nada si no me saludas porque te caigo mal. ¿Por qué? Porque me parece más sano acompañar lo que hacemos con lo que sentimos, y no acompañar lo que hacemos con lo que dicen que tenemos que sentir. Así de simple.

Es que cuando utilizamos la mímica de las emociones, no estás sintiendo emociones. Es posible que creamos que sí, porque tenemos muy interiorizadas “las normas sociales de lo que debo sentir y expresar”, pero no es así.
En ausencia de la situación apropiada, el acompañamiento fisiológico de la conducta emocional produce sólo un “simulacro de emoción”, no la emoción verdadera. Supongamos el miedo, incluso si los aspectos biológicos de sentir terror estuvieran producidos artificialmente, un individuo no sentiría terror realmente a menos que hubiera algo en el entorno que pudiera provocar ese sentimiento.

Así que, queridos lectores, hoy espero haberos mostrado algo más y haberos hecho reflexionar. Lo que hagáis a partir del momento en el que acabéis la lectura con la generación y expresión de vuestras emociones, sólo vosotros lo sabréis.

Experimentad con corazón y cerebro vuestras emociones.

Os espero aquí, en ColumnaZero

Vega RC, Psicóloga.

17 Comentarios

  1. ¿Qué tal va la lectura?
    Si quieres decirme qué te ha parecido.
    Si quieres abrir un debate.
    Si quieres hacerme alguna pregunta.
    Si quieres hacer alguna crítica.
    Si quieres subrayar algo del artículo que te llamó la atención.
    Si quieres ponerte en contacto conmigo.
    ¡No lo dudes! !Escribe cualquier comentario y te responderé cuanto antes!

    Pd: Para aquellos comentarios tan interesantes, reforzadores y bonitos que me dejasteis en el anterior artículo sólo puedo daros las ¡GRACIAS!.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 4.0/5 (3 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: +5 (from 5 votes)
  2. Hola Vega, has tardado mucho en escribir este nuevo artículo, o a mi me lo parece.
    Me gusta mucho como dices las cosas y me haces pensar. Siempre se me hacen cortos, me gustaría que me contarás más cosas. Gracias Vega. Espero ya el próximo.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 3.5/5 (2 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: +2 (from 2 votes)
    • La idea es ir publicando cada 15 días aproximadamente. Pero es verdad que esta publicación se ha hecho esperar un poquito más, mis diculpas. Los pacientes me han retenido un poquito más.
      Gracias Penélope, quedan muchas cosas por contar!
      Sigue tan atenta

      Saludos,
      Vega RC

      VA:F [1.9.22_1171]
      Rating: 2.0/5 (1 vote cast)
      VA:F [1.9.22_1171]
      Rating: +1 (from 1 vote)
  3. Me encanta como usas los ejemplos para facilitar el entendimiento de los conceptos. No sé si tiene que ver con el artículo, con la mímica d los sentimientos el hecho de a veces ser «raro» como también se dice en sociedad cuando no cumples con ellos. Los famosos convencionalismos y romperlos desde la perspectiva de la psicología.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 5.0/5 (2 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: +1 (from 3 votes)
    • Mi último post va por tu interesante y reflexivo comentario.

      Saludos,
      Vega RC

      VA:F [1.9.22_1171]
      Rating: 3.0/5 (2 votes cast)
      VA:F [1.9.22_1171]
      Rating: +1 (from 1 vote)
  4. Genial artículo Vega, es increible como actuamos muchas veces por un simple código social…
    Enhorabuena, espero impaciente el próximo artículo.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 3.3/5 (3 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: +2 (from 2 votes)
  5. Ser feliz, sentirse bien, ser optimista…etc, se ha convertido en una obligación animada comercialmente por la sociedad.
    Para todos aquellos que experimentáis emociones no publicitadas como la ira, el enfado, la tristeza, la ansiedad… Preguntaros: tienen razón de ser? Llevan mucho tiempo conmigo?
    Si la primera respuesta es afirmativa y la segunda negativa, dar un golpe en la mesa bien fuerte, que la sociedad lo escuche bien. Y acto seguido sabes lo que tienes que hacer? SENTIR

    No sois raros, sois humanos.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 3.0/5 (2 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: +2 (from 2 votes)
  6. Felicidades !!!! Excelente artículo!!
    Cierto es que actuamos más para …. Que como realmente deberíamos , que es SINTIENDO.
    Espero el próximo

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 3.5/5 (2 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: +2 (from 2 votes)
  7. Tu anterior artículo me gusto mucho y este me ha hecho pensar en muchas cosas. Esta muy bien me hacen pensar. Gracias.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 1.0/5 (1 vote cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: +1 (from 1 vote)
  8. Que razón tienes, como presiona la sociedad, lo que aquí es bueno en otro sitio es malo. Pero, a veces que daño tan grande hace. Como podemos defendernos de la presión social?. Supongo que esta pregunta firma parte de otro artículo. Lo espero. Gracias por tus comentarios.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 1.0/5 (1 vote cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: +1 (from 1 vote)
    • Realmente la presión social no es el problema. Es la influencia que tiene sobre nosotros, ya sea:
      Nº 11- Doctrinándonos con lo que es «bueno» y «malo»
      Nº 2- Y , en consecuencia como deberíamos sentirnos si lo hacemos o no lo hacemos.
      Hay algo importante que me gusta que haya salido aquí para dejarlo claro (te doy gracias de antemano). No podemos evitar que los otros «hagan» (lo que sea que hagan), lo que sí que podemos cambiar es cómo nos hace sentir lo que aquellos hagan. Es decir, podemos cambiar la consecuencia (punto nº2) de la presión social.

      Por poner un ejemplo. Tuve una paciente que me preguntó eso «cómo puedo hacer para que los demás no hagan fuego a mi alrededor?» la respuesta que yo le dí que espero que compartais es » no podemos evitar que hagan fuego a nuestro alrededor, pero sí podemos evitar quemarnos»

      VA:F [1.9.22_1171]
      Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
      VA:F [1.9.22_1171]
      Rating: +1 (from 1 vote)
  9. Deberíamos decir o hacer Li que sentimos? Y no lo que debiéramos. Pero, de esta manera, no haríamos daño a otras personas?.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 2.0/5 (1 vote cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: +1 (from 1 vote)
    • Decir y hacer lo que sentimos sería lo más sano.
      La cuestión del daño causado o provocado es más una cuestión de aprender a comunicarnos.
      Parece que por el simple hecho de nacer como seres humanos hay cosas que son innatas como puede ser dormir, respirar, comunicarse…¡ y lo hacemos! Pero, ¿consideras que normalmente lo hacemos como deberíamos?
      Creo que me acabas de dar una idea para próximos artículos, APRENDAMOS A COMUNICARNOS

      VA:F [1.9.22_1171]
      Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
      VA:F [1.9.22_1171]
      Rating: +1 (from 1 vote)
  10. Gracias Vega, espero ese artículo.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 2.0/5 (1 vote cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: +1 (from 1 vote)
  11. Que pasa con los artículos de la psicóloga Vega, hace mucho tiempo que no no nos escribe nada, a mi personalmente me gustaron mucho y llevo una temporada que no veo nada de ella. Ya no va a escribir nada?, escribe en otro sitio?. Mw gustaría saber donde la puedo leer. Gracias.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
    • Gracias por tu interés Ramón,
      en pocos días volveré con más artículos. Espero que seas de los primeros en leerlo y compartir tus opiniones con todos nosotros.
      Siento la tardanza.

      VA:F [1.9.22_1171]
      Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
      VA:F [1.9.22_1171]
      Rating: 0 (from 0 votes)
  12. Inteligente y bien desarrollada reflexión.
    Un saludo

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: +1 (from 1 vote)

Responder a R Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here