LA REVOLUCIÓN DEL VoD: YA NO ES PAÍS PARA VIEJOS

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +6 (from 6 votes)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.7/10 (6 votes cast)
Un artículo de Manuel Lorenzo Bouzada para ColumnaZero.
Un artículo de Manuel Lorenzo Bouzada para ColumnaZero.

El Deseo, Avalon Distribución, Golem Distribución, Wanda Films, Vértigo Films, Tornasol Producciones, Versus Entertainment y Alta Films. ¿Qué tienen en común estas distribuidoras de cine españolas? ¿Qué hecho marcó un punto de inflexión en la industria cinematográfica de nuestro país en 2007? Filmin es la respuesta, la primera plataforma de Video On Demand (VoD) surgida en España. El concepto de VoD hace referencia a aquel contenido audiovisual que puede ser consumido por el cliente a través de internet, de forma legal y mediante el pago de una tarifa determinada. Pocos desconocen su existencia, y menos desde la reciente introducción de la norteamericana Netflix en el mercado de VoD español, pero aún no son muchos los usuarios habituales de este tipo de servicios.

Filmin nació con pretensiones claras. El cine independiente se impuso como su rasgo diferencial. Un grupo de distribuidoras españolas, cansadas de ver como multitud de propuestas interesantes no llegaban a las salas de cine convencionales, decidieron apostar, y hacerlo fuerte. Su resultado ha sido realmente óptimo: un constante crecimiento en calidad, prestaciones y catálogo; así como la aparición de otras plataformas nacionales de características similares. Atresplayer, Wuaki.tv o Yomvi son un buen ejemplo de ello. Ahora bien, la iniciativa en pro de un cine independiente más accesible no termina ahí.

LA REVOLUCIÓN DEL VoD: YA NO ES PAÍS PARA VIEJOS

En el año 2011, Filmin puso en marcha el primer festival online de cine en castellano: el Atlántida Film Fest. Difundir por Europa los títulos creados en habla hispana entre 2008 y 2011 se convirtió en su principal objetivo. La preparación del certamen online español fue cogiendo impulso gracias al éxito de otros proyectos europeos e internacionales. Así ocurrió con MyFrenchFilmFestival, llevado a cabo en 2011, tan solo unos meses antes que la muestra española, o con la incorporación de secciones online por parte de algunos míticos festivales, como el Festival de Cine de TriBeCa, fundado en Nueva York por el actor Robert De Niro. A raíz de esta dinámica, la Mostra de Venecia inauguraba en 2012 la Sala Web. Este nuevo apartado se asoció al Festival Scope: un portal online para profesionales del cine donde se emiten filmes de numerosos concursos y se informa y pone en contacto a trabajadores de la industria.

En la primera edición del Atlántida Film Fest, las películas que lograron el Premio del Jurado y el Premio del Público tuvieron garantizado su estreno en los cines Golem o Renoir, la venta en la Fnac de su dvd, un pase en el canal de televisión Cinemateka y su distribución en otros 8 países europeos gracias a la colaboración de EuroVoD (la Asociación Europea de VoD). Del 9 de junio al 9 de julio de 2015 se celebró la quinta edición; hasta el momento, la última. Sus expectativas se han ido modificando, teniendo ahora entre sus participantes filmes de todo el mundo. Aun así, la esencia sigue siendo la misma: largometrajes que han triunfado en los festivales internacionales de mayor prestigio pero que no se han difundido entre el público general. En esta categoría entrarían trabajos como Fish & Cat, que se izó en 2013 con el Special Award en la Mostra de Venecia.

[vsw id=”Gft318xTAdg” source=”youtube” width=”425″ height=”344″]

Incluso, este año, el Atlántida Film Fest ha programado algún evento en colaboración con la sección Sónar+D del conocido festival de música electrónica y experimental de Barcelona, ampliando aún más su horizonte de posibilidades.

La idea de Filmin no ha sido un proyecto aislado. A lo largo del panorama nacional se han ido promoviendo más actividades de corte parecido. El archiconocido Festival de Cine Fantástico de Catalunya en Sitges también ha permitido que los internautas disfruten de un simulacro de la muestra mediante la colaboración con las plataformas Filmin y Yomvi (Movistar+). De hecho, Filmin ha participado en la divulgación del The Online European Film Festival, donde se reúnen ocho plataformas europeas de VoD (contando a Filmin) debiendo, cada una, elegir dos películas para representar a su país en el concurso.

En el ámbito del cortometraje, es un imprescindible citar al Jameson Notodofilmfest, que se empezó a realizar en España a partir del 2001 por iniciativa del cineasta Javier Fesser. Ampliando un poco las fronteras, se debe mencionar al festival Márgenes, dedicado a las nuevas tendencias audiovisuales en la península ibérica y Latinoamérica, que combina la exhibición online y en sala. Este año se va a celebrar su quinta edición y ya se ha convertido en un referente indispensable de la cinematografía más arriesgada. Otros proyectos innovadores se están presentando en España. Este es el caso del portal de VoD Feelmakers, especializado en cortometrajes, cine documental y de animación, que anunció la celebración del certamen online FeelFest entre los días 6 y 8 de noviembre.

LA REVOLUCIÓN DEL VoD: YA NO ES PAÍS PARA VIEJOS

Las descargas ilegales, los precios excesivos del cine o la exclusividad característica de los festivales al uso ya no son opciones únicas. No hay excusa. Quién quiera ver cine de calidad y a precios asequibles nunca había tenido tantas facilidades. Aún queda mucho por avanzar en este campo, no se puede decir que la comunidad hispana sea un referente al respecto, pero nuevas alternativas comienzan a brotar. Una nueva ventana, con vistas a un futuro incierto pero alentador, va poco a poco abriéndose. Habrá que mantener bien fija la atención en las posibilidades que se vayan atisbando en el horizonte.

Manuel Lorenzo Bauzada

@columnazero

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here