LA PELIGROSA ADICCIÓN A LA SAL

Un artículo de Gala Guzmán para ColumnaZero.
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.5/10 (2 votes cast)
Un artículo de Gala Guzmán para ColumnaZero.
Un artículo de Gala Guzmán para ColumnaZero.

¿Cuántos de nosotros no sentimos la necesidad de poner una pizca más de sal a la vida? En exceso, esto puede ser un error. La Sociedad Española de Cardiología (SEC) advierte de que la sal ya puede considerarse una droga y que es tan adictiva como la cocaína. Cuando tomamos sal se producen cambios profundos en ciertas células nerviosas del hipotálamo, provocando un aumento del tamaño y de la cantidad de las neuronas al igual que de dos proteínas específicas relacionadas con la adicción y el placer.

No todo el mundo sabe de la capacidad adictiva de la sal y tampoco de los problemas que esto acarrea. Además de producir estos cambios en nuestro cerebro, la sal también provoca un aumento de la presión arterial; esto quiere decir que el corazón bombea sangre más rápidamente.

La hipertensión puede acarrear también problemas cardíacos (infarto, angina o insuficiencia cardíaca), renales (insuficiencia renal) y cerebrales (hemorragia o infarto cerebral y, a la larga, demencia). Por eso, aunque la persona se encuentre perfectamente, debe tomar medidas para su control. De hecho, en España hay más de 14 millones de hipertensos según la Sociedad Española de Hipertensión (SEH).

LA PELIGROSA ADICCIÓN A LA SAL

España consume el doble de sal de lo que la Organización Mundial de la Salud recomienda. Es decir, se recomienda consumir 5 o 6 gramos al día, pero los españoles consumen una media de 11. Realmente, muchos de estos gramos son consumidos conscientemente, pero, sin embargo, hay otros que se consumen sin que apenas nos demos cuenta, ya que solamente en alimentos precocinados se incluye el 80% de la sal que tomamos. Expertos piden que se clarifique la cantidad de sal que tienen estos alimentos ya que las etiquetas a veces resultan confusas.

La sal es indispensable en nuestro organismo. En las cantidades recomendadas ayuda a controlar la cantidad de agua del cuerpo humano, manteniendo el PH de la sangre, a regular los fluidos del cuerpo y ayudar a que el cuerpo esté hidratado, así como a transmitir impulsos nerviosos y a la relajación muscular.

El doctor Rafael Florenciano, cardiólogo del Hospital Mesa del Castillo, en una entrevista para el diario 20 minutos recomienda que disminuyamos este consumo de sal porque además de crear adicción,  las enfermedades cardiovasculares constituyen un problema de salud de primer orden. Afirma que  un estudio de la revista médica The New England Journal of Medicine mostró que “sí existía una relación directa entre consumo de sal y un aumento de la mortalidad. A más consumo de sal, mayor mortalidad”.

Gala Guzmán

@gala_gz

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here