LA OPERACIÓN PUERTO Y EL VALOR DEL DEPORTE ESPAÑOL

Foto: rtve.es
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.5/10 (2 votes cast)
Foto: rtve.es

Nombrar a Eufemiano Fuentes, médico especialista en medicina deportiva, es tabú en el mundo del deporte español. Y es que, pese a lo que el propio Fuentes pueda pensar, el daño que ha hecho a imagen del deporte español no puede ser más negativo. Cierto es que los deportistas son la otra parte del puzzle y tienen que atribuirse el mismo número de culpas. La Operación Puerto significará un antes y un después para el deporte español y esperemos que no caigan más mitos que hasta el día de hoy teníamos como auténticas estrellas.

La Operación Puerto, iniciada en 2006,  hasta hace poco, era sinónimo de ciclismo en las habladurías populares. Pero esto ha cambiado tras el juicio que se ha realizado durante gran parte del mes de febrero. La sombra del dopaje se ha extendido sobre el atletismo (donde ya existían pruebas), pero también al exitoso fútbol español. El foco está sobre la Real Sociedad tras las pruebas aportadas por la acusación particular y escritos en los papeles del famoso doctor, que también se le ha implicado en la operación Galgo. Calendarios con competiciones, transfusiones de sangre para cierto tiempo, inyecciones de EPO… y todo calculado a la perfección por un hombre que bromeaba con el éxito de su programa: “Quién sabe si en 2022 me han dado un Premio Nobel por lo que he hecho”. Diversos diarios nacionales destaparon una red europea de dopaje donde las colaboraciones entre los distintos equipos eran bastantes estrechas, aunque se organizaban y funcionaban de forma independiente. Los indicios señalaban a Eufemeniano como cabecilla.

Pero los coletazos de esta Operación ya llegan hasta la atleta española más importante de todos los tiempos. Muchas pruebas sacuden a Marta Domínguez como otra de las clientes de Eufemiano Fuentes, aunque en el entorno de la palentina niegan la mayor. Desde 1997 se rumorea que la medallista española frecuentaba la clínica del doctor. Los nombres en clave han sido fundamentales para desgranar la investigación. Ya pasó con los ciclistas y ha ocurrido igual con Marta, cuyas bolsas de sangre tenían el apodo de sus perros.

La cosa promete puesto que como se dice, el día que de verdad hable Eufemiano el deporte español puede estar dañado de por vida. Para nuestra tranquilidad, podemos pensar que no van a salir muchos más deportistas en este proceso. Ya hay bastante con lo que tenemos. Ahora solo queda culpar a los que han propiciado este desastre para todos. ¿Seguimos convencidos de la limpieza en los éxitos del deporte español? Solo un hombre parece saberlo.

Antonio Álvarez Lovillo

@lovillo99

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here