LA HISTORIA DE LA COPA CONFEDERACIONES

Un artículo de Antonio Álvarez Lovillo para ColumnaZero.
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.0/10 (1 vote cast)
Un artículo de Antonio Álvarez Lovillo para ColumnaZero.

Durante el mes de junio se disputará la Copa Confederaciones de la FIFA. Esta competición era prácticamente desconocida en nuestro país hasta que España la disputó hace cuatro años. Sin embargo, tiene más de 20 años de vigencia y la importancia del torneo está  en apogeo. En ColumnaZero te contamos su historia.

Allá por 1992, la primera edición de la Copa Confederaciones se celebró en Arabia Saudí bajo la denominación de Copa Rey Fahd. Cuatro únicos participantes conformaban el cartel: EEUU, Arabia Saudí, Argentina y Costa de Marfil. La clara favorita era la selección albiceleste que presentó un equipo con nombres como los de Redondo, Batistuta y Simeone y pasó por encima de sus rivales, tanto en las semifinales frente a Costa de Marfil como en la final frente a la anfitriona. Tres años después, Arabia Saudí celebraba otra edición de esta Copa. Aumentaron el número de países a seis, con dos grupos de tres. La final sería disputada entre Dinamarca y Argentina. El combinado europeo se llevaría el gato al agua con la dirección magistral de los hermanos Laudrup.

1997 acogió otra edición de este torneo, que fue denominado a partir de entonces como Copa FIFA Confederaciones. Ocho participantes, destacando la presencia de Brasil que se llevaría este trofeo casi sin despeinarse derrotando en la final a Australia por 6 a 0. Jugadores como Romario, Ronaldo, Dida, Cafú, Roberto Carlos y Denílson conformaban el equipo carioca. Precisamente, este último sería elegido el mejor jugador de aquella edición. Dos años después, Brasil disputaría una nueva final en México frente al combinado azteca, pero serían estos quienes ganarían en un memorable partido acabado 4 a 3. Ronaldinho empezaba a deslumbrar, siendo galardonado con el trofeo al MVP del torneo y máximo goleador.

Pero la FIFA quería llevar más allá este torneo. En 2001 por primera vez se implanta una costumbre que llega a nuestros días como es disputar esta Copa Confederaciones en el país que albergará después el Mundial. Por tanto, serían Corea y Japón los anfitriones. Francia, representante europeo como ganador de la Eurocopa y también del mundial anterior, era la gran favorita. Hizo valer su condición derrotando en la final a Japón, aunque sería en las semifinales cuando tuvo contra Brasil una final anticipada.

Rompiendo la tradición que quería imponer la FIFA, en 2003 Francia alberga otra edición. Sería la ganadora por segunda vez consecutiva, comandada por un gran Thierry Henry, aunque esa edición estuvo marcada por el fallecimiento en pleno terreno de juego del jugador camerunés Marc-Vivien Foé. Su equipo, Camerún, disputaba la semifinal contra Colombia. El conjunto africano la ganaría y disputaría una final aguada por ese hecho.

Ahora sí que sí, Alemania en 2005 recogía un pre-mundial que acabó ganando Brasil, de nuevo con Ronaldinho en sus filas, aunque la estrella fue Adriano. El equipo sudamericano avergonzaba a su máximo rival, Argentina, en la final por cuatro goles a uno, demostrando que eran los máximos favoritos para el mundial del año siguiente.

A continuación, por primera vez había que esperar cuatro años para otra cita de esta Copa Confederaciones. Sudáfrica abría sus puertas a la primera edición en la que nuestro país participaría. España llegaba como campeona de Europa a esa cita y, por tanto, con el cartel de favorita. Todo parecía prever una final entre nuestro país y Brasil, pero en medio se cruzó EEUU, que sorprendentemente nos derrotaría en las semifinales, rompiendo la racha de 35 partidos invictos que llevaba el combinado de Vicente del Bosque. Posteriormente sería doblegada por Brasil, sumando otro trofeo más para sus vitrinas.

Precisamente, Brasil hará las dotes de anfitrión esta edición, como antesala al Mundial que se nos avecina. A decir verdad, no ganar esta copa no sería del todo malo, ya que si miramos las estadísticas vemos que los triunfadores en la Copa Confederaciones nunca ganaron el Mundial que le sigue. Como es sabido, a este trofeo acude una representación de los distintos continentes; los ganadores de los torneos regionales: Eurocopa, Copa América, Copa de África…y también el vencedor del Mundial previo así como el país anfitrión. En caso de que el ganador de alguno de esos torneos sea el mismo que el de Mundial, acude el subcampeón del torneo continental. Este es el caso de Italia, que tiene la oportunidad de participar tras perder la Eurocopa ante una selección española que es la vigente campeona europea y mundial.

Esta es la historia de la Copa Confederaciones hasta llegar a su formato actual. En esta ocasión, tendremos que trasnochar un poco para seguirla debido a la diferencia horaria con Brasil.

Antonio Álvarez Lovillo

@lovillo99

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here