LA CUENTA ATRÁS PARA DAWN, EL ÚLTIMO LUJO DE ROLLS-ROYCE

Un artículo de Sergio del Pino para ColumnaZero.
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +4 (from 4 votes)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.3/10 (3 votes cast)
Un artículo de Sergio del Pino para ColumnaZero.
Un artículo de Sergio del Pino para ColumnaZero.

Rolls-Royce ya se prepara para el lanzamiento de su nuevo modelo, el Dawn, presentado el pasado noviembre en el Salón del Automóvil de Frankfurt. Se trata de un descapotable de 4 plazas que viene a ser algo parecido a la versión cabrio del Wraith, con el que comparte numerosos elementos estéticos y técnicos.

Estéticamente, este nuevo Rolls-Royce está bastante ligado a los últimos modelos que la marca ha puesto en el mercado, como el Wraith, o su hermano mayor, el Phantom. Sin embargo, la realidad es que casi la totalidad de su carrocería  cuenta con paneles renovados y, desde la marca, aseguran que no se trata de un derivado de ningún otro modelo del fabricante.

Luce un diseño robusto en su parte delantera que, sin embargo, se integra perfectamente con las líneas elegantes del vehículo, y consta de un gran habitáculo de cuatro cómodas plazas. Monta una capota de lona, que le da un toque clásico que concuerda con el refinado conjunto y que garantiza un aislamiento térmico y acústico, hasta el punto que la propia casa asegura que estamos ante “el descapotable más silencioso del mundo”. La capota tiene un accionamiento completamente eléctrico y se puede operar en movimiento hasta una velocidad máxima de 55 km/h, y cuando se recoge completamente queda oculta por una bonita tapa de madera.

El interior está repleto de lujosos detalles, donde no falta el Head Up Display que integra un completo sistema de información en nuestro parabrisas, una consola de 10,25” y un mando giratorio con panel táctil que evitará que manchemos nuestra reluciente pantalla.

LA CUENTA ATRÁS PARA DAWN,  EL ÚLTIMO LUJO DE ROLLS-ROYCE

Esta carrocería esconde lo que se espera de un coche de auténtico lujo. El Dawn viene armado con un motor biturbo de 6.6 litros V12, con 536 caballos de potencia que tiran de un peso de más de 2600 kg y a los que, por supuesto, habrá que alimentar, nada menos que con 14,2 litros de combustible por cada 100 km, aunque esto no es un dato relevante para aquellos que se puedan permitir comprar un vehículo de estas características.

Aunque aun no está a la venta y sus precios partirán de los 400.000 dólares, la primera unidad ya ha sido subastada y el afortunado ganador, Julian Movsesian, un popular coleccionista de California, se hizo con la exclusiva pieza por 750.000 dólares. Ante esto, Rolls-Royce tendrá el detalle de adornar su coche con piezas exclusivas.

LA CUENTA ATRÁS PARA DAWN,  EL ÚLTIMO LUJO DE ROLLS-ROYCE

En definitiva, se trata de uno de los descapotables más lujosos que habrá en el mercado a partir del primer trimestre de 2016 y habrá que esperar para ver si, como afirma la marca del Espíritu del Éxtasis, “es el Rolls-Royce más seductor jamás fabricado”.

Sergio del Pino

@ser_delpino

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here