GRANDES FRACASOS DE LA SELECCIÓN ESPAÑOLA

Un artículo de Pablo Lanza para ColumnaZero.
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +9 (from 9 votes)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.7/10 (7 votes cast)
Un artículo de Pablo Lanza para ColumnaZero.
Un artículo de Pablo García Lanza para ColumnaZero.

Debí haberla besado, no debí haber firmado esa hipoteca, debí haber cambiado de trabajo…La vida es un juego de instantes, un continuo sistema de prueba y error, en el que tratamos de acumular la suficiente experiencia como para equivocarnos lo menos posible. Cuando las cosas no nos funcionan, nuestra mente trata de simplificar y de culpabilizar a un sólo instante, un punto de inflexión, en el que pudimos haber cambiado nuestra suerte.

Al filo del descanso del primer partido de la Selección en Brasil 2014, Iniesta filtró un pase magistral hacia David Silva, que sólo en el mano a mano, falló en la definición.

Lean y escuchen a una parte de los jugadores y periodistas deportivos tratando de analizar el descalabro de España en este Mundial, la referencia a esa jugada se repite constantemente. De haber convertido esa ocasión, Holanda se hubiese visto obligada a abrirse en la segunda parte, se hubiese ganado el primer partido, no se hubiese perdido confianza y ante Chile, la imagen de la Selección hubiese sido mucho mejor, probablemente, ahora España sería uno de los favoritos.

Ese argumento puede ser válido para la gente más joven, para los que nacieron más allá de 1990. Pero en este país, aún muchos recordamos los tiempos en los que pensábamos que jamás, veríamos a España ganar un Mundial, ni siquiera una Eurocopa. Los tiempos en los que teníamos la sensación de que la maldición de los Cuartos de Final, nos iba a perseguir para siempre.

Y cada vez que España volvía para casa, hundida por la eliminación, la prensa y la afición siempre hacían lo mismo que algunos tratan de hacer ahora: esconder las carencias de un equipo tras un instante, una mala decisión, un momento de mala suerte o un árbitro desalmado.

Estos son los momentos más recordados que marcaron los fracasos de España en los Mundiales:

Mundial de Suiza de 1954 – “El de la mano inocente”: Un niño italiano, Franco Gemma, es la mano inocente encargada de dilucidar si sería España o Turquía, la Selección que acudiese al Mundial. Estas dos selecciones habían jugado 3 partidos de repesca para saber quién acudiría a Suiza. En el primero ganó España, en el segundo Turquía y en el tercero, en campo neutral, hubo empate. Las normas de la época dictaminaban que, llegados a este punto, sería la suerte la que decidiese quién participaba en el torneo.

Y el bueno de Franco sacó la bola de Turquía y se ganó un lugar en la historia negra del fútbol Español. A partir de ahí, surgieron todo tipo de teorías conspiranóicas que trataban de esconder que, el caos organizativo de España en aquella época, había hecho que España jugase el último partido sin Kubala, la estrella del equipo, al pensar que estaba sancionado, cuando realmente pudo haber sido alineado.

Mundial de Argentina de 1978 – “El de el Gol de Cardeñosa”: España transmite buenas sensaciones antes del Mundial, pero cae en el primer partido ante Austria por 2-1, con un gol de Krankl, a poco del Final. España estaba obligada a ganar a la temida Brasil, y luego, a la asequible Suecia para pasar.

A falta de 15 minutos para el Final, y con empate a 0 en el decisivo partido contra Brasil, el portero carioca comete un error en una salida y el balón, le llega manso a Julio Cardeñosa, que sólo tiene que empujarlo para mantener a España viva en el Mundial. Pero…Cardeñosa se lía, el balón se le traba en la pierna izquierda y cuando acierta a golpearlo con la derecha, lo hace tan mal, que el defensa Brasileño Amaral, consigue rechazar el esférico bajo palos. El partido acaba 0-0 y España queda eliminada.

Quienes vieron jugar a Cardeñosa, dicen que era un jugador especial, de mucha clase, pero que a partir de esta jugada, no volvió a ser el mismo. Un recuerdo cruel, que le persiguió hasta hacer que su carrera se desvaneciese.

GRANDES FRACASOS DE LA SELECCIÓN ESPAÑOLA

Mundial de España de 1982 – “Ni jugando con 13”: En el primer partido de nuestro Mundial, España empata a 1 con la desconocida Honduras y se complica un camino que, el sorteo, había dejado casi despejado hasta SemiFinales. Ese empate provoca, que la Selección entre en un estado de nervios que, hace que ni las continuas ayudas arbitrales, puedan sacar a España del hoyo en el que se metió ante los centroamericanos.

La España de aquella época acababa de superar la transición e instaurada la democracia, era el momento de dar una imagen de modernidad al mundo. Y la FIFA decidió ayudar a España porque en pocos Mundiales, se han visto unas ayudas tan salvajes al anfitrión como en aquél. El que dude de ello, debería ver el segundo partido de España ante Yugoslavia. ¿Que España empieza perdiendo? Pues se convierte una falta fuera del área en un penalty, ¿que España lo falla? Pues se manda repetir…

Al Final, ni el apoyo del público ni los árbitros, consiguieron levantar a la Selección. Una Alemania muy superior, nos apeó del camino.

Mundial de México de 1986 – “La dislexia de un Portero”: Si mérito tiene hacer un pleno al 15 en la quiniela, también tiene mérito no acertar ni un resultado. Si un Portero tiene mérito al acertar la trayectoria de 5 penaltys, también tiene mérito confundirse 5 veces seguidas. En México´86, los españoles descubrimos que era más fácil que nos tocase la primitiva, a que Zubizarreta parase un sólo penalty.

Dinamarca, “la dinamita roja de Michael Laudrup”, asombró al mundo en la Primera Fase. Uno de los “cocos” de este Mundial, la Selección a la que nadie se quería enfrentar. Hasta que una gran España, con un Butragueño en combustión, masacró a los daneses por 5-1 en Octavos de Final.

En Cuartos de Final, se esperaba una Bélgica asequible, ante la que España se atasca. El 1-1 nos lleva a los penaltys…y ahí fue cuando dio la sensación de que, si los belgas hubiesen tenido que tirar 30 en vez de 5, los hubiesen metido todos.

La Selección que más cerca estuvo de la gloria, la mejor de España, hasta Sudáfrica 2010.

[vsw id=”JL0tNJcPhJU” source=”youtube” width=”425″ height=”344″]

Mundial de Italia de 1990 – “El de Michel y las ironías del destino”: El seleccionador Miguel Muñoz es duramente criticado por la prensa, al incluir a Michel en la convocatoria para el Mundial. En el periodismo se le ve como una “vieja gloria”, que ya poco puede aportar. Michel se desata en la Fase de Grupos…después de hacer su tercer gol en el partido contra Corea del sur, se dirige hacia una cámara de televisión, y se reivindica gritando ¡Me lo merezco!, señalándose el pecho con el dedo índice.

De repente, un equipo que llegaba sin química, ganaba terreno en las apuestas. El partido de Octavos, se jugaría contra Yugoslavia, una buena Selección, pero no intratable. Las esperanzas comenzaron a crecer…

En Octavos, Stojkovic adelantaba a Yugoslavia y España mandaba el partido a la prórroga, in extremis, con un gol “Made in Julio Salinas”. En la prórroga, Stojkovic, lanzó una falta que no cogió suficiente altura y parecía ir a quedarse en la barrera…Pero a Michel, ironías del destino, uno de los integrantes de la barrera, le asusto que el balón le pudiese dar en la cara y decidió retirar la cabeza. Gol de Yugoslavia y España eliminada.

Otra de esas jugadas que persiguen a un jugador durante mucho tiempo…

Mundial de Estados Unidos de 1994 – “El de Julio Salinas y la Teoría de la Impenetrabilidad de los Cuerpos”: La polémica personalidad del entrenador Javier Clemente, arrastra a la Selección en esta época. España acumula más fuerza y músculo que nunca.

La Selección comienza dubitativa con empates ante Corea del Sur y Alemania, pero una victoria contra Bolivia por 3-1, le mete en Octavos. Victoria cómoda por 3-0 ante Suiza alineando a 9 defensas en el once inicial, y España, se vuelve a encontrar con el “Muro de Cuartos”. Pero esta vez algo parece distinto, la Selección desprende confianza, a pesar de que el rival sea temible, Italia es siempre peligrosa, pese a avanzar con algunas dudas en la Primera Fase.

En el partido de Cuartos de Final se llegó a los últimos minutos con empate en el marcador y España, parecía bastante entera. Hasta que una jugada en el área italiana, dejó sólo a Julio Salinas en el mano a mano ante Pagliuca, el Portero Italiano. Era la jugada soñada por cualquier delantero y por cualquier espectador: la definición que debía tener la jugada era tan clara que, millones de españoles, se pusieron en pie gritando ante su televisor ¡Picalá!. Pero el bueno de Julio demostró que no creía en la teoría de impenetrabilidad de los cuerpos y decidió empotrar el balón contra los pies de Pagliuca. Tres minutos más tarde, Roberto Baggio se encontró en una situación similar a la de Salinas, pero bastante más difícil de resolver, más lejos y bastante escorado. El resultado: Zubizarreta al suelo en un amago y un disparo raso pegado a la base del palo, al que Abelardo no puede llegar.

Unos minutos más tarde, ya en el descuento, el Colegiado Sandor Puhl, decidió no señalar un claro codazo de Tassoti a Luis Enrique, que le fracturó la nariz a este último. Durante muchos años, se culpó al Colegiado de la eliminación de España.

La verdad es que veinte años después, y reconociendo el error de bulto del árbitro, cuando se vuelven a ver las dos definiciones de Salinas y Baggio, parece casi obsceno pensar que España mereció ganar ese partido.

GRANDES FRACASOS DE LA SELECCIÓN ESPAÑOLA

Mundial de Francia de 1998 – “El de Zubizarreta y lo opuesto a la agilidad felina”: Javier Clemente sigue siendo el entrenador y España debuta en el Mundial del país vecino, en un partido en teoría cómodo contra Nigeria. Al descanso, se gana 2-1 y las cosas parecen funcionar hasta que, España y su Portero, deciden hacerse el Harakiri. Un centro horizontal sin peligro de Nigeria, acaba en gol tras un movimiento extraño de Andoni Zubizarreta. Muchos años después, sigue siendo difícil definir aquel movimiento. Quizás, definirlo como lo opuesto a un movimiento de agilidad felina, sea lo más aproximado. Oliseh hace el 3-2 final, con un misil desde fuera del área minutos más tarde.

Una España en shock empata a 0 contra Paraguay y, cuando se rearma y golea a Bulgaria en el tercer partido, ya es demasiado tarde y queda apeada en la Fase de Grupos.

[vsw id=”2sHOZY9DRAE” source=”youtube” width=”425″ height=”344″]

Mundial de Japón y Corea de 2002: “El de Gamal Al-Ghandour”: La España de Camacho parece funcionar y, por primera vez en 52 años, gana el primer partido de un Mundial. Llega fácil a Octavos, y allí elimina a Irlanda en la tanda de penaltys con Iker Casillas como “Gran Salvador”.

En Cuartos aparece Corea, y saltan las alarmas, ya que éstos están obteniendo unas ayudas inmensas por parte de los árbitros, que les han llevado de la mano durante todo el torneo. Pero España no ve motivos para preocuparse, demostrando que de largo, la parte más incompetente de las Selección en estos años, siempre fue la Federación. Se dice que el Presidente de la española, José María Villar, es miembro del Comité Técnico de Árbitros de la FIFA, y que podemos estar tranquilos con el arbitraje.

El resultado: uno de los mayores escándalos arbitrales que se recuerdan en un Mundial.

Gamal Al-Gandour dio todo un concierto de silbato, anulando dos goles legales y señalando fuera de juego, en una jugada en la que Luis Enrique se quedaba sólo, estando en posición legal.

Al final, una España peleada con el mundo, cae eliminada en los Penaltys.

Tantos años, tantas desgracias, tantos instantes que nos hicieron fracasar sin que aparentemente fuese culpa nuestra…

Hasta que un genio loco como Luis Aragonés, decidió hacer análisis por primera vez en la historia de esta Selección. Apartó a un símbolo como Raúl porque éste no entrenaba en su nuevo esquema de juego, y asombró al mundo, con una nueva forma de jugar en el que primaba el cuidado de la pelota por encima de todo.

Ese movimiento hizo que no sólo el fútbol español entrase en su época más gloriosa, también nos regaló una tendencia que se puso de moda en el fútbol mundial. Por primera vez, todo el mundo quería jugar como España.

Hoy en día, el fútbol español tiene la suficiente experiencia para saber que lo que nos ha ocurrido en Brasil, no es un accidente, ni se debe a un instante de mala suerte.

El problema es que se necesita a alguien de una personalidad muy fuerte para realizar los cambios que hacen falta, y esta vez, no podrá ser el gran Luis Aragonés el que los realice, porque la vida decidió llevárselo hace unos meses. No se trata de quitarle méritos a Vicente Del Bosque, el encargado de afinar la fórmula, pero quizá, éste sea el momento de reconocerle al “Sabio de Hortaleza”, el haber sido el único capaz de encontrar el camino entre tanto análisis victimista.

Pablo García Lanza

@columnazero

 

1 Comentario

  1. Aragones invento el futbol ???? o simplemente se colgo del tiki taka del barcelona ?

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here