FESTIVAL DE CINE 61º SAN SEBASTIÁN: ESPAÑA GRITA HELP!

Desde el Festival de Cine de San Sebastián, David López Fernández para ColumnaZero.
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.7/10 (3 votes cast)
Desde el Festival de Cine de San Sebastián, David López Fernández para ColumnaZero.

Bajo la consagrada dirección de David Trueba y el talento interpretativo de Javier Cámara, Zinemaldia da luz a Vivir es fácil con los ojos cerrados. La película, que recibió gran ovación por parte de la prensa, narra como en la España de 1966 un profesor de Albacete decide partir camino a Almería para conocer a John Lennon.

Una historia que tras el sentido de una road movie como partida, cuenta el encuentro de tres personajes que en diferentes momentos de su vida toman la decisión de romper con su entorno y las circunstancias que les limitan. De esta manera se nos presenta el personaje de Antonio (Javier Cámara), un hombre soltero cuyo hobbie consiste en escuchar a Los Beatles a través de emisoras clandestinas para conseguir transcribir sus canciones y usarlas para impartir sus clases de inglés.

Belén (Natalia de Molina) protagoniza el dilema moral del aborto en un momento en el que la visión de la sociedad acerca de una chica soltera embarazada era muy determinante para una familia proletaria de un pueblo de Andalucía.

Y el otro componente del equipo es Juanjo (Francesc Colomer), un adolescente perteneciente a una familia numerosa, que vive en Madrid bajo las directrices impuestas por su padre hasta que decide transgredir los límites dejando su entorno atrás.

De esta manera, los tres personajes trazan un camino conjunto en el que crecerán cruzando una nueva línea de forma paralela a John Lennon. De alguna manera, el progreso de John Lennon en su vida, debido a un contexto inglés clasicista al pertenecer al barrio humilde de Liverpool y su ambición por comenzar a construir algo nuevo, es el referente para la narración de esta nostálgica historia en la que se cuenta mucho más de lo que se muestra, y en la que se siente mucho más de lo que pueda parecer.

Con un desarrollo dinámico llevado por Javier Cámara y su incomparable humor, el personaje de Antonio emula mucho a figuras como José López Vázquez con una metodología basada en el contenido por encima de la forma, es decir, una forma que encuadra un gran peso narrativo, que acoge un gran peso moral.

El film de Trueba se articula gracias a una combinación de valores que funcionan como tintes de color con los que pintar una España sumida en el franquismo. Una sociedad sumida en las imposiciones clasicistas y totalitarias. Así, existen un conjunto de elementos como el inglés de Antonio, el pelo de Juanjo o la vida de Belén; con los que los personajes intentan transgredir las barreras hacia la libertad rompiendo con unos límites que se quedan atrás.

Una España que presenta residuos del pasado y genera escombros en un presente, y a la que David Trueba grita HELP!.

David López Fernández

@DavidLF_cinema

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here