ÉXITOS Y FRACASOS DE ALGUNOS DE LOS ROBOS DE ARTE MÁS FAMOSOS DE LA HISTORIA

Un artículo de Elena López para ColumnaZero.
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.0/10 (2 votes cast)
Un artículo de Elena López para ColumnaZero.
Un artículo de Elena López para ColumnaZero.

El mundo del arte ha estado siempre bajo la atenta mirada de ladrones y coleccionistas que no han dudado en “tomar prestadas” algunas de las obras más importantes de la historia. Robos que a pesar de ser delitos no dejan de parecer proezas que a día de hoy se antojan impensables.

1. El robo de La Gioconda.

No hay duda. Se trata de uno de los robos más espectaculares del siglo XX, no tanto por la técnica, sino por la pieza elegida: “la Mona Lisa”, de Leonardo Da Vinci, en pleno Museo del Louvre de París. La mañana del 23 de Agosto de 1911 la mayoría de periódicos franceses amanecían casi con idéntico titular: “La Gioconda desaparece del Louvre”. Nadie sabía cómo ni por qué, pero el cuadro se había esfumado como por arte de magia.

ÉXITOS Y FRACASOS DE ALGUNOS DE LOS ROBOS DE ARTE MÁS FAMOSOS DE LA HISTORIAEl presunto responsable del delito fue un humilde carpintero amante del arte que se encontraba trabajando en el museo. A día de hoy no se sabe muy bien ni el motivo ni quién estuvo verdaderamente detrás del robo, pero son varias las teorías planteadas. La más aceptada por el público es la que sitúa al carpintero en el museo la madrugada del 21 de Agosto. Al parecer, se escondió en un armario del museo, salió de él muy temprano y se dirigió a la sala donde se encontraba el cuadro. Gracias a sus conocimientos de carpintería descolgó el lienzo de la pared y se dispuso a salir del museo con el cuadro envuelto en una sábana blanca. Sin embargo, tuvo un imprevisto. La puerta por la que pensaba abandonar el recinto estaba cerrada. Intentó abrirla con las herramientas, pero no lo logró. No tuvo más remedio que llamar un miembro de seguridad para que le abriera, el cual al ver que el otro vestía con la ropa del personal del museo no dudó en abrirle. Dos años pasarían hasta que las autoridades consiguieran atrapar al ladrón y recuperar el cuadro más famoso del mundo.

Con todo, lo cierto es que en aquella época “La Mona Lisa” no era ni la mitad de famosa de lo que es ahora. La atención que atraía el cuadro estaba reducida a un número no muy amplio de intelectuales y entendidos del arte. La expectación que suscitó el robo dio, al ahora famosísimo cuadro, la atención que hasta entonces no había recibido.

ÉXITOS Y FRACASOS DE ALGUNOS DE LOS ROBOS DE ARTE MÁS FAMOSOS DE LA HISTORIA2. Robo múltiple de cuadros de Van Gogh.

“Los comedores de patatas”, “Cesta con manzanas”, o “El puente de Langlois”. Estos son algunos de los nombres de las 20 obras de Van Gogh que fueron robadas en 1991 por dos individuos enmascarados en Ámsterdam. Hasta ese momento, el museo Van Gogh gozaba de gran prestigio, dado que estaba considerado como uno de los más seguros de Europa -y más tras haber instalado nuevos sistemas de seguridad-. Pero el 14 de Abril de 1991, tal prestigio desapareció. Tanto el robo en sí, llevado a cabo con la famosa técnica  de esconderse en el museo tras el cierre, como la posterior persecución de la policía fueron bastante breves. Se emplearon 15 minutos en robar los cuadros y apenas media hora en encontrarlos.

Lo más triste es que no se incrementaron lo suficiente las medidas de seguridad, pues la historia se repitió en 2002, cuando los mismos individuos sustrajeron del museo holandés dos obras más: “Vista de la playa de Scheveningen” de nuevo de  Vincent Van Gogh, y “Salida de la iglesia”, de Nuenen. Los criminales fueron detenidos, aunque las obras nunca fueron recuperadas.

3. El golpe del siglo.

Su apodo lo dice todo. El museo  Kunsthal de Róterdam fue el 16 de Octubre de 2012 testigo de uno de los robos más espectaculares de nuestro tiempo. Siete obras de arte en tan solo tres minutos, y no siete obras cualquiera: “Cabeza de Arlequín”, de Pablo Picasso; “La lectora en blanco y amarillo”, de Henri Matisse; “Puente de Waterloo, Londres y Puente Charing Cross, Londres”, de Claude Monet; “Mujer delante de una ventana abierta”, de Paul Gauguin; “Autorretrato”, de Meyer de Haan; y “Mujer con los ojos cerrados”, de Lucian Freud.

ÉXITOS Y FRACASOS DE ALGUNOS DE LOS ROBOS DE ARTE MÁS FAMOSOS DE LA HISTORIALos artífices del golpe fueron un grupo de  seis personas de nacionalidad rumana cuyo cabecilla fue, el pasado año, condenado a 18 años de cárcel por este delito. Lo más curioso de todo, a parte de la rapidez con la que se llevó a cabo el robo, es el paradero de los cuadros. En un principio se habían encontrado indicios de la destrucción de las obras, ya que se encontraron en la casa de la madre de uno de los ladrones cenizas con restos de pintura. Sin embargo, poco después la hipótesis fue descartada, ya que los ladrones negociaron con las autoridades cambiar el lugar del juicio a cambio de entregar cinco de las siete obras sustraídos. A día de hoy, esos siete cuadros, valorados entre 50 y 100 millones de euros, siguen aún en paradero desconocido.

4. Un golpe a la historia moderna.

El considerado “mayor robo de obras de arte de la historia moderna” tuvo lugar la mañana del 18 de Marzo de 1990, poco después del día de San Patricio. Dos hombres que se hacían pasar por policías, entraron en el Museo Gardner de Boston, reduciendo a los dos vigilantes y desactivando las alarmas, para llevarse tres Rembrandt, cinco de Degas, un Govaert Flinck, un Manet, un jarrón chino de la dinastía Shang y  “El Concierto”, de Johannes Vermeer. Un lote valorado en 190 millones de euros que a día de hoy sigue desaparecido.

Museo Gardner de BostonNunca se llegó a saber quiénes fueron los autores del crimen, pero la teoría más barajada pone en la palestra a las mafias irlandesa e italiana afincadas en Boston. Los esfuerzos por recuperar los cuadros no cesan; recompensas de hasta 5,000,000 dólares se han ofrecido por alguna información, pero lo cierto es que parece poco probable que los cuadros vuelvan pronto a casa.

Parece sorprendente que aún en pleno siglo XXI sea tan sencillo robar obras de arte de tal envergadura. La industria de la seguridad se renueva y reinventa, el problema es que lo hace  paralelamente al mundo del contrabando. Muchos riesgos, pero mayores recompensas. El negocio que envuelve el mundo del arte sigue estando de moda.

Elena López

@elenalofue

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here