¿ES WESTWORLD LA SERIE DEL AÑO?

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.0/10 (3 votes cast)
Un artículo de Esther Blanco para ColumnaZero.

Un artículo de Esther Blanco para ColumnaZero.

Muchos la consideran la heredera de Juego de Tronos, otros encuentran más de un parecido con Perdidos. La nueva ficción estrella de HBO ha llegado a las pantallas para, con tan solo una temporada, firmar un éxito incuestionable con una trama que cuestiona la propia naturaleza humana.

Con tan solo una temporada, y tres meses de vida, se perfila como el nuevo producto estrella de HBO. Westworld ha conseguido en diez capítulos ser bautizada como la serie heredera de Juego de Tronos, y su triunfo se ha materializado con varias nominaciones en los Globos de Oro, que se entregarán el próximo 8 de enero, como, por ejemplo, en la categoría de Mejor serie de drama, donde compite con su “hermana mayor”, a la que además ha conseguido ganar en audiencia. Una serie que cierra las heridas que han causado los últimos estrenos, y grandes inversiones, de la HBO, y que terminaron firmando estrepitosos fracasos: entre ellos, la segunda temporada de True Detective (que no fue bien aceptada ni por la crítica ni por el público) o Vinyl, que apenas reunía medio millón de espectadores en su emisión y que fue cancelada tras renovar por una segunda temporada. Y, a pesar del éxito, parece que la cadena estadounidense quiere dosificar su nueva producción y la segunda temporada no verá la luz hasta 2018.

HBO parece haber dado con la clave del éxito con la vista puesta a la despedida de Poniente a partir del verano de 2017: una historia arriesgada, puesto que la ciencia ficción es un género de difícil calado entre el público generalista; un elenco de lujo, porque no todo el mundo puede incluir en sus créditos nombres de la talla como Anthony Hopkins o Ed Harris; y una historia que consigue que el espectador se plantee más de un interrogante. Todo eso, más una dosis de espectaculares escenarios y un guión donde, como las tramas de cada uno de los personajes, a veces nada es lo que parece. Creada por Jonathan Nolan (hermano del director Christopher Nolan) y Lisa Joy, Westworld apunta a ser una de esas series que pueden marcar una época.

Para entender el fenómeno se debe conocer un nombre: Michael Crichton, creador de Jurassic Park y Urgencias, concibió la idea matriz de la serie en una producción cinematográfica en 1973: Westworld, Almas de metal. Así, Nolan y Joy convirtieron la idea original, que era mucho más simple, en una cinta llevada a la ficción de televisión creando así un producto complejo.

¿ES WESTWORLD LA SERIE DEL AÑO?

En realidad, en la serie, la inteligencia artificial es la excusa que articula una trama que termina cuestionando la propia naturaleza humana, y sus instintos más básicos. Entre otras, la banalización y la naturalización de la violencia como forma de ocio parece una crítica escondida entre sus capítulo. Una fórmula que bien podría parecer agotada pero que, con las dosis justas de contención, juega con mensajes que dejan que sea la mente del espectador quien haga sus propias preguntas. Es precisamente su planteamiento, y no su posicionamiento ante los temas, lo que la hace atractiva. Es casi una exhibición de conductas morales que, sin entrar a juzgarlas, embaucan al espectador. El pasado y origen de lo que es hoy Estados Unidos (el oeste, la guerra o la violencia) o el machismo disfrazado de invitado cuya única aspiración para disfrutar del juego es violar y abusar de prostitutas, bien sean un robot, están sobre la mesa. Y sobre nada se pregunta, solo se muestra.

Así, la premisa parece sencilla. Westworld es una especie de Jurassic Park donde los dinosaurios se han convertido en robots del oeste en la que se libran dos batallas de forma simultánea: el anhelo de libertad de esas figuras programadas y las tramas de poder que se esconden tras la empresa que obtiene el beneficio. Y en este mapa de pugnas y violencia cuatro personajes clave: Robert Ford (Anthony Hopkins), el Hombre de Negro (Ed Harris), Dolores (Evan Rachel Wood) y Arnold (Jeffrey Wright). Sobre ellos cae la mayor parte del peso argumental, sin que se pueda obviar la aportación de Thandie Newton, que interpreta a Maeve, personaje cuya intención parece que es la de guiar al público a través de todo lo que está ocurriendo. En cierto momento, Newton (nominada a Mejor actriz de reparto en los Globos de Oro) da la sensación de tener mayor peso que una Rachel Wood que, con una interpretación sumamente cuidada, encuentra su punto álgido en los últimos capítulos de esta primera temporada. Como ha sido habitual en las últimas producciones de la cadena, ninguno de los actores conocía de antemano su guión, salvo Anthony Hopkins dada la naturaleza de su personaje y su complejidad.

Quizá, el desarrollo de su trama es uno de sus puntos más controvertidos, y que más división causa entre quienes la han visto. La preparación de un golpe final, que llega a modo de cliffhanger en sus más de 120 minutos de final de temporada, obliga a que sus capítulos previos sean un laberinto (casi como el mismo que debe resolver Dolores).

¿ES WESTWORLD LA SERIE DEL AÑO?

Es este espíritu el que hace que muchos la comparen con Perdidos (puede que la producción de J.J. Abrams tenga que ver en esto), con los temores que eso conlleva. Nadie ha olvidado todavía la decepción en la que se convirtió la ficción, y que finalizó, tras 121 entregas, con un capítulo que causó más críticas que halagos. Por el momento, HBO disfruta de los placeres y buenos resultados que Westworld está dando. Sin fecha para una segunda temporada, ya se conoce la trama, que versará sobre el caos y sobre la experiencia de los invitados en este peculiar parque del oeste dando así tiempo al espectador para conocer el otro lado de la historia, antes de retomar la masacre que pone punto final a la primera temporada.

Esther Blanco

@e_bece

email

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>