ENTREVISTA PEPE JORDANA: EL DÍA MÁS CORTO

Una entrevista de David Couso para ColumnaZero.
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +3 (from 3 votes)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (3 votes cast)
Una entrevista de David Couso para ColumnaZero Cine.
Una entrevista de David Couso para ColumnaZero Cine.

“Porque si algo está claro, es que a la gente le gusta el cine”. ColumnaZero ha tenido el placer de charlar con uno de los creadores del gran evento cultural cinematográfico del mes de Diciembre. El director y productor, Pepe Jordana, nos habla de EL DÍA MÁS CORTO. El día en el que a pesar de que se apague el sol, las pantallas no dejarán de exhibir cortos. ¡Celebra la última Fiesta del Cine del año!

¿Cómo le explicarías a alguien qué es el día más corto?

El día más corto es un evento internacional que se trae a España por primera vez, y que lo organizamos desde la Coordinadora del Cortometraje Español. Se trata de darle a la gente la posibilidad de realizar muestras gratuitas de cine en cualquier lado: en la calle, en un hospital, en una plaza, en un bar o en una cárcel. Incluso en tu casa. Intentar que se celebre durante un día el cortometraje como el contenido principal. Parecido al día del libro o al día de la música. Se empezó a hacer en Francia en el 2011, y se ha extendido como la pólvora. En el 2012 prosiguió por muchos países Europeos, y este año, a los nuevos, se ha sumado Canadá. Yo creo que esto en un par de años llegará a ser un evento mundial al poderse organizar una proyección de cortometrajes de forma libre para ser consumida colectivamente. En cada país se ha realizado de una manera, y nosotros asumiendo los nuevos hábitos de consumo, hemos decidido hacerlo on-line ya que todo el mundo ve cine, vídeos en el ordenador o en el Smartphone. Usa Youtube en Tablets o Smarts TV. Video on demand o donde quieras.

[vsw id=”81596084″ source=”vimeo” width=”425″ height=”344″]

¿Cómo puede alguien ser partícipe de este gran evento cultural?

Lo único que tienes que hacer es entrar en la plataforma: http://eldiamascorto.com e inscribirte de manera gratuita. Por tanto, tu evento queda marcado en un Google Maps, y solamente te comprometes a reportarnos al día siguiente lo que has visto, cuánta gente ha asistido, y cómo lo has realizado. De algún modo, compartir tu experiencia con nosotros subiendo una foto del evento con los asistentes junto con utilizar nuestros materiales de promoción para su comunicación. Tu puedes acceder a esos cortometrajes solamente durante las 24 horas del 21 de Diciembre a través de la web y proyectarlos. Verlos en tu casa si quieres. Puedes acceder a ellos a nivel personal, aunque nosotros abogamos por reivindicar el placer de ver el cine en compañía, en proyección y toda esta tradición.

Hay dos apuestas: Por un lado que todo sea gratis y puedas ver esos contenidos de forma altruista. Y por otro, la invitación con un sistema de pago de que la gente pueda agradecer esto mandando una cantidad económica voluntaria sobre el material visualizado, ya que queremos que comprendan que esto es algo costoso de hacer. Si tu has montado un evento con gente y quieren colaborar agradeciendo directamente el trabajo de esos cortometrajes, tu puedes pasar la gorra e ingresar ese dinero que irá de forma directa a los productores y creadores de esos cortometrajes, ya que va de forma transparente hacia ellos. Por tanto las claves son entrar, registrarte y crear tu muestra de cine o simplemente ver cortos.

ENTREVISTA PEPE JORDANA: EL DÍA MÁS CORTO

¿A qué público se dirige El día más Corto?

Hemos seleccionando 100 cortometrajes y dejado la posibilidad de que la gente pueda subir sus cortos libremente. Nosotros con esos cortometrajes hemos hecho 17 programas temáticos: Para niños, para hombres, para mujeres, de terror, de comedia, de drama, medioambiente, de social, de deportes, uno recomendado por el Instituto Cervantes, otro de cortometrajes seleccionados a los Óscar, u otro para niños con Tadeo Jones por ejemplo. Así puedes hacer el mismo disfrute que harías viendo una película. Hay recomendaciones no obstante por edades al estar marcados los cortos para que nadie se confunda, y no se les pongan cortometrajes a niños cuando son para mayores. La única restricción es que solamente son cortometrajes españoles. En nuestro caso, esos 100 seleccionados han obtenido premios, por lo que son valorados como los mejores dentro del panorama de los últimos años. También hay un sistema de ranking por el cual la gente puede votar cortometrajes que les hayan gustado mucho o que alguien pueda apostar y recomendar tu cortometraje porque lo conozca.

Para conocer mejor al padre de esto: ¿Qué es la Coordinadora del Cortometraje Español?

La Coordinadora es una Asociación Gremial que pretende englobar todo el sector del cortometraje sin ánimo de lucro obviamente, es decir, cualquier persona que tenga relación con el mundo del cortometraje es bienvenida ahí. Utilizamos el símil del paraguas en el sentido de que todos podamos cobijarnos dentro. Directores, actores, artistas, técnicos, periodistas, festivales, escritores, distribuidoras, productoras, todo el mundo. La idea es hacer un poco de árbitro o de guardia de tráfico para ayudar a la organización del sector. Entre la PNR (Plataforma de Nuevos Realizadores), la Academia del Corto, la AIC (Asociación de la Industria del Cortometraje) y la Coordinadora, conformamos un conjunto de profesionales, mayormente productores y distribuidores de cortos, donde trabajamos juntos para poder ayudarnos aunque cada una tiene objetivos diferentes. La Coordinadora pretende servir de instrumento para todo el sector. En nuestro caso hemos creado una página web para poner en contacto recursos, de este modo se construye de tres patas. Una la de las noticias. Otra de recursos compartidos, a nivel de cesiones de información o trueques donde la gente pueda publicar sus inquietudes o conocimientos a la comunidad. Y la tercera pata sería un área de trabajo con objetivos y responsabilidades concretas con gente voluntaria donde la gente quiera colaborar construyendo un núcleo de trabajo electrónico descentralizado donde todo el mundo pueda colaborar rellenando un gran libro en blanco sobre el cortometraje por ejemplo.

¿Por qué crees que es importante que la gente consuma cortometrajes?

Para mi opinión, el cine, las series o los libros, son formas de expresión cultural que son necesarias para el enriquecimiento de la persona. Entonces, en ese sentido, el corto es un medio tan válido como cualquier otro o incluso más, ya que por su duración creo que a nadie se le escapa que hoy en día tu en una parada de autobús puedes ver una pieza audiovisual que sea una noticia, un compactado de contenidos o un cortometraje,  porque desde luego es más fácil ver un corto de quince minutos que un capítulo de Juego de Tronos. Lo que estamos haciendo es reivindicar la validez del formato debido a que de repente hay como un nuevo tipo de contenidos que son muy cotidianos como los vídeos. Cualquiera graba un vídeo con el móvil y lo sube a Youtube, no obstante hay que tener una diferenciación. No es lo mismo un vídeo cualquiera de diez minutos que una obra de creación que aspira a pasar a la posteridad y que tiene un componente artístico, un esfuerzo detrás del proceso creativo, de producción, financiación, y que no va por el dinero. Insisto, hay cortometrajes de 300.000 euros y cortometrajes de 30 euros o incluso de cero. No tiene que ver con el presupuesto por tanto, sino con la actitud del creador y del productor, junto a las personas que hacen esa obra y la ponen ahí para que la gente la vea.

Creo que hay una respuesta muy positiva a la proliferación del cortometraje, ya que cada año surgen más festivales y más cortometrajes con un eco muy grande de gente que acude a verlos y disfrutarlos…

Sí, esto tiene que ver con su duración debido a que es un formato muy agradecido para el consumo ya que la gente se está dando cuenta de que es un formato interesante y válido. También tiene que ver con errores del propio sector, ya que es muy fácil hacer un festival de cortometrajes si todo el mundo te da cortometrajes gratuitos para realizarlo. Hay que darle valor a esos contenidos. Si hubiera un canal de cortometrajes bien programado y organizado en televisión arrasaría probablemente y sería impresionantemente rentable comparado con un canal que tuviera que comprar los contenidos, por tanto, la gente con este ejemplo puede ver que falla algo claramente.

¿Crees que una plataforma on-line como la del día más corto podría ser el nuevo medio de la exhibición cinematográfica?

Sería más complicado. Hay cosas parecidas de grupos de largometrajes que están circulando por diferentes ciudades. Yo creo que lo interesante es el modelo de experimentar. Hay que probar con las cosas, a la gente hay que ponérselo fácil, ofrecerle cosas nuevas. Muchas veces la rentabilidad no viene directamente de la venta de una entrada, a lo mejor viene por otro lado vía patrocinio o vía publicidad en una plataforma, es decir, hay muchas maneras de hacerlo. Creo que solamente hay una verdad incuestionable, que a la gente hay que ponerle las cosas fáciles,  acercárselas y abaratárselas dentro de lo posible si queremos que las consuman. Es obvio, si un producto es caro y es complicado de acceder a él, la gente se va a por otro que tenga más cerca. Por tanto, esta iniciativa viene bien en el sentido de atreverse a hacer cosas nuevas. Todos hemos visto cómo grandes modelos de negocio han caído. Hay que intentar otros modelos diferentes, de explotación paralela a nivel de horarios por ejemplo. Tristemente hemos visto muy pocos intentos de cambio. Han habido algunos experimentos pero con muy poca fe. El mundo ha cambiado, por lo que si todo ha cambiado a nuestro alrededor, es obvio que los modelos de negocio también tienen que hacerlo.

Los experimentos como el del otro día de la Fiesta del cine, independientemente de conclusiones que puedan extraerse por los costes reducidos y demás, desde luego han dejado claro que la gente ha ido en masa, a la gente le gusta ir al cine. Sobretodo en países como España que a la gente le gusta la cañita de antes y después. Quedar con alguien. Estarte una hora y media o dos, y que te cuenten una historia acojonante. Es que no encuentras a alguien que no le guste el cine. Por lo que si tenemos eso, algo habrá que hacer porque ya tienes mucho ganado. Aquí hace falta hacer un ejercicio muy grande de coordinación y de renunciar a determinadas cosas, ya  que es imperdonable que nos cierren las salas de cine de la Gran Vía porque forma parte de la historia, del paisaje de una ciudad; y eso tiene que estar defendido por la Administración, por el público, por los empresarios, etc… Hace falta una especie de liderazgo que hiciera que todos viéramos que esto no puede ser.

David Couso

@DavidLF_cinema

@columnazerocine

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here