ENTREVISTA: NATALIE PRASS

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.0/10 (1 vote cast)
Un artículo y fotografía de Equipo ColumnaZero Música.

Un artículo y fotografía de Equipo ColumnaZero Música.

El álbum debut de Natalie Prass está llamado a ser uno de los discos del año. Tras un largo periodo de espera y bajo la producción del prestigioso sello Spacebomb, el sonido de las nueve canciones contenidas en el álbum va más allá de una puesta al día revisionista de ese country y soul-pop de los 60 y 70.

Prass con la ayuda de Matthew E. White y Tret Pollard ha alumbrado un LP preciosista, con infinidad de arreglos, que es conveniente detenerse a paladear y donde su voz le canta a la ruptura de una manera espontánea y sin ningún complejo. ColumnaZero charló con ella en el backstage después de su concierto en el festival Paredes de Coura.

Empecemos hablando de tus comienzos. Tú primera educación musical proviene de tu padre, ¿no?

Sí, él solía tocar la guitarra acústica por la casa. No muy a menudo, pero cuando lo hacía me fascinaba y quería obviamente aprender a hacer lo que él tocaba. Entonces empecé a escribir mis propias canciones en primer curso… Así que bueno… llevo un tiempo en esto.

A muy temprana edad te mudaste a Virginia Beach y allí conociste a Matthew E. White.

Sí, aunque no llegamos a ser amigos hasta que grabamos juntos. Pero éramos las dos únicas personas en Virginia Beach que realmente estaban persiguiendo una carrera musical dentro de esa pequeña escena que había allí.

ENTREVISTA: NATALIE PRASS

Y con 18 entraste en la prestigiosa escuela de música de Berklee en Boston.

Sí, conseguí una beca para ir allí. Lo mejor de ir a Berklee fue conocer a gente alucinante y estar muy cerca de ellos, además de estar haciendo música todo el tiempo. Pero realmente no me gustaba Boston; no era lo suficientemente madura para sobrellevar eso, hacía mucho frío, sabía lo que era la nieve pero no lo sabía de verdad…

Después de ese año en el Berklee Collage te fuiste a Nashville. ¿Fue Nashville quien te modeló como artista?

Sí, llevo en Nashville (Tennessee) desde que tengo 20 años. Realmente en Virginia Beach no había una escena musical establecida y todo era un poco porque sí – no sabía realmente lo que quería hacer ni cómo hacerlo; escribía canciones para expresar mis sentimientos – y entonces Nashville me enseñó que esto es un trabajo muy duro y me ayudó, básicamente, a diferenciar lo que es bueno y lo que no lo es. Hay tantos músicos increíblemente buenos en Nashville que me enseñaron a ser responsable y editar mis propias canciones.

¿Y esa escena underground que encontraste en Nashville? Cuéntanos un poco.

No había realmente una escena underground allí cuando llegué o no era realmente consciente de ella. Después me di cuenta cómo funcionaba Nashville y empecé a salir con gente, ir a fiestas, conciertos en casas y las casas se convertían en salas.

¿Escuchabas música country antes de ir a Nashville?

Crecí con ello, pero nunca escuchaba música country hasta que me mudé a Nashville. Era como “¡Oh, dios mío, esto suena muy bien!”. Nunca pensé que me gustaría. Toda la música country contiene muy buenas canciones pero Patsy Cline es una de mis favoritas.

Ahora me gustaría hablar de tu álbum debut. Para ti fue un proceso muy duro porque acabaste de grabar en 2012 pero tuviste que esperar mucho tiempo, ¿verdad?

Sentí cada emoción, fue extremadamente duro. Lo terminamos en enero de 2012 y en febrero volé a L.A. para escribir algunas canciones con un amigo e hicimos una excursión al Griffith Park, que es como un parque desde el que puedes ver todo Los Ángeles, y entonces nos llegó un email de uno de los chicos de Spacebomb. Le preguntamos: “¿Así que cuándo piensas que podemos publicarlo? ¿Este verano? ¿Otoño?”. Y fue como: “Pensamos que en febrero de 2013”. Y entonces se me cayó el alma a los pies… pero si me llegan a decir “enero de 2015’’ habría saltado por el acantilado. Fue difícil seguir encontrando el impulso, todos nos volvimos un poco engreídos y se convirtió en algo absurdo por un momento. Entonces dije: “¿Sabes qué? Lo voy a dejar a un lado porque esta grabación puede salir o no pero no voy a forzarlo”.

ENTREVISTA: NATALIE PRASS

¿Cuando empezaste a grabar el álbum tenías clara la idea de que iba a ser un disco de ruptura y de cómo querías que sonase?

Bueno… cuando decidimos que íbamos a trabajar juntos (con Matthew E. White),  le envié muchas canciones y él más o menos hizo de comisario de la grabación. Cogió las canciones que quiso porque como lo producía necesitaba coger las canciones que encajaban con él, con las que conectaba y dio la casualidad que un montón de canciones hablan sobre la misma mierda así que se convirtió en un disco de ruptura.

David Byrne en su libro Cómo funciona la música dice que la inspiración artística proviene de un contexto o de sentimientos. Yo creo que tu álbum es una mezcla perfecta entre los dos porque por un lado tus letras son muy personales y por otro tienes un contexto que ha influenciado mucho tu sonido (grabar con un sello como Spacebomb, tus años en Nashville… ). ¿Qué piensas de esto?

Pienso que eso no es cien por cien cierto. La mayoría de mis canciones provienen de mi intuición, y después vuelvo a ellas y les doy forma en función de cómo quiero que sean. Más o menos en torno a un ochenta o un noventa por ciento son solo intuición, completamente emociones del corazón.

¿Cuál sería tu disco favorito sobre una ruptura?

Quizá Mister Heartbreak de Laurie Anderson. Es un álbum del que nunca me cansaré.

¿Cómo te estás tomando que se te compare con una princesa Disney en algunas canciones? Sí que es verdad que en canciones como “Christy” o “It is you” existe un claro halo que recuerda a un musical Disney. Supongo que no ha sido intencionado…

Bien… (risas) pero no, no era la intención.. hicimos una fiesta para presentar el disco y todo el mundo me decía “Oh, eres una princesa Disney” y yo estaba como “Oh, no”. Pero decididamente no era la intención.

¿Y cómo está yendo el tour?

Muy bien, llevamos girando desde enero sin parar. Hemos tocado en cada tipo de show: festivales, pequeñas salas…

Tocaste en Madrid, en el Reina Sofía, este año…

Sinceramente, ese ha sido uno de mis bolos favoritos. Solo éramos Michael y yo – él tocando la guitarra y yo cantando – y fue muy romántico y hermoso, todo el mundo fue muy dulce. Sí, fue genial.

En tú setlist he visto que hay canciones que tocas un poco menos, como por ejemplo “Christy”. ¿Encontraste dificultad para adaptar algunas canciones al directo dada la cantidad de arreglos que contienen?

Bueno… de hecho esa la solemos tocar. Pero solemos cambiar el set cada noche y no siempre tocamos las mismas canciones. El álbum es una grabación de nueve canciones así que disfrutamos de esa libertad para traer alguna versión o tocar canciones nuevas.

Equipo ColumnaZero Música

@columnazero

email

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>