ENTREVISTA MARWAN: “CANTO PARA QUE ME QUIERAN”

Una entrevista de Miguel Veríssimo para ColumnaZero Música.
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +3 (from 3 votes)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.0/10 (3 votes cast)
Una entrevista de Miguel Veríssimo para ColumnaZero Música.
Una entrevista de Miguel Veríssimo para ColumnaZero Música.

Tiene la sensibilidad de transformar en música y palabras los sentimientos más profundos. Tiene la virtud de empatizar, de que sea fácil identificarse con sus canciones, hasta con aquellas que hablan sobre las experiencias más personales. Ojos bien abiertos, respuestas firmes y sonrisa amplia, especialmente al hablar de las gratificaciones de su trabajo. Marwan (Madrid, 5 de marzo de 1979) ha sabido abrirse hueco en el panorama musical hispano con una mano en el corazón.

De padre palestino y madre española, Marwan (acentuado en la sílaba final) parece tener esa sensibilidad especial necesaria en los cantautores. Confiesa que de pequeño no soñaba con ser músico, “simplemente quería ser feliz”. Ahora, esa felicidad le ha llegado de la mano de sus composiciones y el reconocimiento del público.

Recién llegado de una gira por Latinoamérica, en estos momentos continúa por España una andadura que le está conduciendo por casi toda la geografía nacional. De sala en sala, de ciudad en ciudad, Marwan presenta canciones y poemas (ya ha sacado un libro, titulado ‘La triste historia de tu cuerpo sobre el mío’). En la sala Mercantil de Badajoz, se detiene antes del concierto para atender a ColumnaZero. Horas después, justo al despedirse del público, confiesa que ha disfrutado viendo las caras de felicidad de un público que no ha parado de sonreír (por dentro y por fuera) durante las dos horas de concierto.

[vsw id=”LVS4h-ty81U” source=”youtube” width=”425″ height=”344″]

CZ: Para quien no te conozca, ¿cómo se definiría el propio Marwan?

M: Soy cantautor. Soy una persona que hace canciones, que trata de poner sus emociones en esas canciones y que sea de un modo poético en la medida de lo posible. Y siempre tratando bien a la palabra y al mensaje

CZ: ¿Hay diferencias entre el Marwan artista y el que está fuera del escenario?

M: Trato de que haya muy poca distancia entre los dos. Es la misma persona. De lo que hablo en mis canciones es de mi vida, de las cosas que me pasan, de las cosas que le pasan a otras personas y me emocionan. Hablo de mis emociones y no hay distancias. Es lo mismo.

ENTREVISTA A MARWAN: “CANTO PARA QUE ME QUIERAN”

CZ: Para un cantautor como tú, es fundamental que la gente se identifique con las canciones que compones. ¿Cómo lo consigues?

M: A veces se identifican con cosas muy personales. Puedes estar hablando de una chica, de la vez que te quitó el reloj y cómo te quitó el reloj. Lo pongo en la canción y la gente se siente identificada. En este disco (‘Apuntes sobre mi paso por el invierno’) sí hablo de emociones universales, pero en otras ocasiones he hablado de cosas muy personales y la gente se siente muy identificada

[vsw id=”wRZqGn3ggEM” source=”youtube” width=”425″ height=”344″]

CZ: Hablando de cosas universales. Es un tema muy recurrente en los cantautores el hablar de sitios en los que gente se encuentra o se despide, como las estaciones de tren o los aeropuertos. ¿Qué tenéis los cantautores con estos lugares?

M: Estamos todo el día en la carretera, en los raíles o por el aire. En mi caso es que he tenido varias parejas que vivían fuera de Madrid y eso me ha inspirado

CZ: Evidentemente, el otro gran tema de los cantautores es el amor y el desamor. ¿Se liga siendo cantautor? ¿Tenéis tantos fracasos como parece en vuestras canciones?

M: Se liga mucho más porque menos no se podía (risas). Claro que se liga mucho más, pero es normal. Y no lo digo por echarme flores. Cualquiera que se sube a un escenario liga más porque llama más la atención de la gente, ya sea cantautor, batería o equilibrista. Cualquiera que trabaje bajo los focos atrae. Y en mi caso también, sin más.

CZ: Tu penúltimo disco se titulaba ‘Las cosas que no supe responder’. ¿Cuáles son?

M: En ese disco eran muchas. Había muchas cosas amorosas, pero también había muchas cosas a nivel social que no supe responder. Principalmente, la pregunta era cómo dos personas que se querían eran incapaces de sacar una relación adelante. Pero también era cómo es posible que cuando hay amor se sea tan egoísta o tan cabezota en algunas ocasiones. Hablo de mí y de la otra persona, indiferentemente. Pero surgieron muchas otras preguntas, porque ese disco lo compuse en medio de una crisis no sólo personal, sino social. Y hay muchas preguntas como, por ejemplo, cómo es posible que este mundo siga estando como está, por qué sigue habiendo tanta crisis en tantos lugares,… Hay demasiadas cosas que no supimos responder y que hasta ahora no ha sido capaz de responder nadie.

[vsw id=”R4NG_5XNa8U” source=”youtube” width=”425″ height=”344″]

CZ: Tu padre es palestino y tu madre española. Este verano ha sido especialmente complicado en Gaza. ¿Cómo lo has vivido?

M: Con mucha tristeza y con mucha angustia. Continúa habiendo una situación injusta, que es que Palestina sigue siendo bloqueada, atacada y bombardeada por Israel, con justificaciones vagas o nulas o de mentira. Es inadmisible que la comunidad internacional no se pronuncie o no ponga sanciones a Israel. El sentir que el pueblo de mi padre está tan abandonado a nivel internacional es algo que me provoca mucha tristeza.

CZ: ‘Meninos da rua’ en una canción muy especial. En ella hablas de los niños de las favelas, de las dificultades que tienen ya no sólo para salir adelante, sino, simplemente, para perseguir sus sueños. En la letra, dices que los sueños de esos niños tienen forma de balón. ¿de qué tenían forma los sueños del Marwan niño?

M: También de balón, pero de adolescente más. De pequeño yo solo quería ser feliz, no pensé en dedicarme a algo hasta que fui bastante mayor. Yo solo quería ser feliz.

CZ: Realmente parece que lo hayas conseguido. ¿Qué te da la música para ser feliz?

M: Poder dedicarte a lo que te apasiona ya es una satisfacción muy grande. Disfrutar tanto, viajar por el mundo -vengo de una gira por Latinoamérica, por ejemplo-… Eso produce un nivel de satisfacción brutal, que haya mucha gente en México, Perú o en Colombia esperando a oírte cantar. Y vivo bien de la música. No paso penurias y mis trabajos dan frutos. Es un progreso continuo, muy lento, pero voy consiguiendo metas, voy consiguiendo ir a ciudades más grandes, cada vez con más público… Estás en tu casa componiendo un tema a tu novia, hablando de tus cosas y de repente lo cuelgas en Youtube y a la gente le encanta. Y tres semanas después vas a un concierto y se la sabe todo Dios. Yo canto para que me quieran. Hay gente que dice que canta para otras cosas, yo no. Yo canto para expresarme yo en mi casa, pero lo comparto para que me quieran.

CZ: ¿Es una liberación el componer?

M: Es una liberación, no cura. No es una terapia, pero de un engrudo de emociones puede salir una canción ordenada y que cuente muchas cosas

CZ: Poco a poco, como artista independiente, has conseguido labrarte un camino. ¿Cuál es el siguiente paso?

M: Seguimos la gira hasta diciembre. En enero paro un poco, porque llevo desde abril tocando sin parar. Estoy terminando mi nuevo poemario, mi libro de poemas. Y luego ya me pondré tranquilamente a componer. Creo que ahora estoy absorbiendo cosas para que luego salga un nuevo trabajo.

Miguel Veríssimo (@mverissimo90)

Edición: Tere García (@chulimostaza)

1 Comentario

  1. ¡Más cantautores en ColumnaZero por dios!

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here