ENTREVISTA A ALFONSO ZARAUZA (LOS FENÓMENOS)

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.7/10 (3 votes cast)
Una entrevista de Borja para ColumnaZero Cine.

Una entrevista de Borja para ColumnaZero Cine (Fotos: Tere García)

No me interesaba atacar directamente a la política o a Rajoy. Rajoy es simplemente un cretino.

Alfonso Zarauza no busca culpables ni juzga los motivos de la crisis, pero indaga en el perfil de la víctima y en los condicionantes que han llevado a los españoles a estar donde estamos. Los Fenómenos juega con tópicos que ya forman parte de la idea preconcebida que tenemos de nuestro país (corrupción, pobreza, desahucios…), pero su originalidad parte de un discurso que rara vez se desarrolla -y más en una obra cinematográfica-: la dicotomía de la crisis en nuestro país, la lucha entre el espíritu libertario del ser humano (interpretado por Luis Tosar) y la -a veces- asfixiante y destructiva idea del asentamiento vital.

La libre difusión de ideas se ve amenazada por la financiación económica, la presión de la demanda y los límites a las fronteras de la imaginación. A través de la financiación directa al creador, el Novo Cine Galego pretende romper con la idea de que las productoras condicionen el contenido. Sin embargo Los Fenómenos, que podría formar parte de este amplio catálogo de nuevos y arriesgados directores, ha tenido que estrenarse más tarde por las exigencias del mercado.

La película, que detalla de forma honesta la crisis y el perfil del obrero durante los primeros años, perfila el dramatismo de una realidad con una delicadeza y un virtuoso manejo de la crítica. La carga interpretativa es convincente, especialmente la del colectivo de obreros que juega a la perfección con los claroscuros de una triste localidad gallega en la que el ladrillo y la pesca son los principales sustentos vitales de sus habitantes. La fotografía lúgubre nos traslada a un pueblo de la costa cantábrica que transmite analogías de una crisis, por un lado, y por otro, un discurso muy interesante sobre los conceptos de libertad y madurez.

Hemos hablado con su director, Alfonso Zarauza, quien ofrece una visión diferente, con ligeras pinceladas de humor y crítica social.

ENTREVISTA A ALFONSO ZARAUZA (LOS FENÓMENOS)

Borja García: ¿Cuál es el secreto que mueve una “maquinaria audiovisual” tan potente en Galicia?

Alfonso Zarauza: Ahora mismo está teniendo lugar un movimiento en Galicia conocido como Novo Cinema Galego, cineastas de no ficción, gente joven con una excelente cultura cinematográfica que están barriendo en los festivales internacionales más importantes del mundo. Esta gente surge a raíz de un gobierno bipartito que ofreció en su día ayudas directamente a los creadores, cantidades muy pequeñas pero que se cedían sin intermediarios. De este modo, y de la mano de gente como Suso Chirro, Lois Patiño, Peque Varela o Eloy Enciso, empezaron a surgir películas muy pequeñas pero con una gran carga creativa, muy innovadoras, con una mirada y con un discurso propio. Sin embargo es algo que se sigue in-visibilizando bastante, no aparecen en la prensa generalista pero que no cabe duda de que se les dará relevancia en breve. Pero sin duda el secreto está en ese cambio de enfoque, financiar al creador y no a la producción.

BG: ¿Por qué Galicia y por qué esa fotografía lúgubre y fría en todo el metraje de “Los fenómenos”?

AZ: Decidí basarme en Galicia porque soy gallego y particularmente conocía casos concretos. Cuando cuento mis historias me gusta partir de una cercanía, de lo real, de modo que decidí hablar sobre el mundo de la construcción en Galicia, algo que conocía bastante bien. Pero en todo momento intenté desligarme de lugares comunes y tópicos para encontrarme con lo más original y genuino.

En cuanto a la fotografía, a mí personalmente me gusta mucho la fotografía de tonos fríos, normalmente siempre cuando se rueda en Galicia se rueda con colores cálidos, algo que no llego a comprender, puesto que no es lo típico del norte de España. Quería desarrollar una fotografía más cercana a un cuadro de Turner, cielos tormentosos, tristes, pero a la vez muy bellos estéticamente. Tampoco quería actores especialmente guapos, todo tenía que ser muy real y cercano. Soy consciente de que la mayoría no empatizará con los colores que utilizamos, pero a mi particularmente me gusta mucho.

BG: La película pone de manifiesto la crisis de la burbuja inmobiliaria, pero también has querido ser crítico concretamente con la manera tan peculiar que tenemos los españoles de hacer las cosas, como los contratos de prueba, el cobro en B, el conformismo de las personas…

AZ: La película tiene un nexo común. Mientras contábamos la historia queríamos concentrar simbólicamente, en el personaje de Neneta, lo que es España, representando la superación de dificultades, la llegada de un bienestar… Y como el propio país pica el anzuelo del juego de la corrupción, del consumismo y cuando tiene que tomar la decisión más importante de su vida no puede porque la crisis ya toma la decisión.

Además también quería dar pequeños trazos y pequeñas aportaciones a través de otros personajes que protagonizaron un momento complicado en nuestro país, desde el obrero alienado que se jubila y no sabe qué hacer porque ha estado toda su vida trabajando e incluso alcoholizándose, hasta el obrero joven que deja de estudiar a los 14 años y cuando estaba la burbuja inmobiliaria se queda sin trabajo y sin formación porque lo único que ha hecho durante toda su vida es ser albañil. Son pequeñas capas que complejizan la historia y mostrar la España de las corruptelas, en un país donde todo era posible y finalmente se queda en agua de borrajas.

Con el final queríamos transmitir un sentimiento esperanzador y honesto aunque para muchos resulte un duro golpe, como las productoras que en un principio no apostaban por el desenlace que finalmente se dejó.

ENTREVISTA A ALFONSO ZARAUZA (LOS FENÓMENOS)

BG: Piti Sanz, uno de los encargados de la banda sonora del film, cedió el año pasado su casa a “los sin techo”. A modo personal ¿qué opinas, ya no de la burbuja inmobiliaria y sus consecuencias, sino de cómo ha sabido manejar la situación los políticos de nuestro país? ¿Por qué se esquiva un poco esta crítica a la clase política española?

AZ: La política del Gobierno frente al tema de los desahucios es nefasta, es de una irresponsabilidad absoluta y se posiciona en favor de los bancos y en contra de los ciudadanos, algo que sinceramente me parece indecente. Yo creo que no se critica directamente a los políticos porque resulta una obviedad, la película habla de otra cosa, aunque indirectamente se critique. En todo momento pretendía ser un película muy política, pero no me interesaba hablar de la corrupción, de hecho teníamos un personaje del que finalmente prescindimos que era concejal, porque prefería centrarme en las “víctimas”. No quería convertirla en un programa de LaSexta y a pesar de que en Francia una crítica etiquetaba al largometraje de marxista, no me interesaba atacar directamente a la política o a Rajoy. Rajoy es simplemente un cretino.

BG: En la película se manifiesta también una crítica cultural ¿Hasta qué punto hemos superado los rechazos culturales y de género? ¿Por qué han querido incluir esta denuncia en la película?

AZ: Me parecía interesante mostrar a una mujer que entra a trabajar en un mundo de hombres, el lenguaje sutil del machismo, el rechazo a los inmigrantes… En Madrid existía ese clasismo y ahora volvemos a ser un país de emigrantes. Cuando te crees rico no puedes permitirte el lujo de olvidarte de donde vienes y tienes que ser más generoso.

BG: ¿Por qué para un drama de estas dimensiones optaron por un tono más desenfadado y humorístico?

AZ: Evidentemente elegimos darle un giro a la película para reducir esa carga dramática muy potente, pero también porque creo que el humor llega a lugares donde no llega el drama, o que se convertiría en algo más zafio. Con el humor se consiguen cosas a través de la ironía que convierte la crítica en algo más sutil y elegante si está bien utilizado.

BG: En una rueda de prensa confesastéis que es extraño que no se dediquen más películas a criticar la situación que actualmente se vive en España, ¿crees que esta falta de películas se debe puramente a intereses comerciales?

Puede ser. Los productores en cierta manera no apuestan por este tipo de película y en seguida saltan con eso de: “El público quiere reírse”… Sí, quieren reírse pero también quieren pensar. No todos los estrenos tienen porque ser “Ocho apellidos vascos”, creo que todo es compatible.

Pero creo que dentro de poco surgirán más películas, porque todos nos quedamos aletargados y tan sobrecogidos con el principio de la crisis que no reaccionábamos. Ahora empieza la gente a actuar a través de movimientos sociales o con propuestas políticas como las de Podemos. Así que creo que aparecerán nuevos puntos de vista sobre esta crítica, porque en definitiva el cine debe ser un espejo de la época en la que vivimos.

BG: La salida de la película estaba estimada para finales de verano de 2013. ¿Existe algún motivo en particular por este retraso?

AZ: En principio la apuesta por la distribución. Era un producto arriesgado, de modo que preferíamos esperar y fue una lección increíble puesto que la película se fue prestigiando a medida que circulaba por diferentes festivales internacionales. Una película de un director poco conocido, partes en gallego y con temática social, eran todo handicaps. Pero poco a poco se llevó varios premios y apostaron por nosotros. A veces hay que tener paciencia y esperar tu momento.

Borja García Redondo (@elhombredesnudo)

@ColumnaZeroCine

email

1 Comment

  1. Pingback: 2014: ¿EL MEJOR AÑO DE LA HISTORIA DEL CINE ESPAÑOL? - COLUMNAZERO - COLUMNAZERO

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>