EL OBTURADOR: TRAS LAS GAFAS DE WOODY ALLEN

Un artículo de David López Fernández para ColumnaZero.
Un artículo de David López Fernández para ColumnaZero.
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +4 (from 4 votes)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.6/10 (5 votes cast)
Un artículo de David López Fernández para ColumnaZero.
Un artículo de David López Fernández para ColumnaZero.

Tras los vaivenes turísticos en los últimos trabajos de Woody Allen, como fueron Vicky Cristina Barcelona; Midnight in Paris y A Roma con amor. Vuelve la pureza del director con Blue Jasmine,  protagonizado por la actriz Cate Blanchett.

 Su último proyecto llega cargado con un tono cómico que enmascara de nuevo una realidad cruda y pérfida. Un juego de mentiras que retratan a una sociedad más allá de una pareja que ejerce el núcleo de la trama. El dinero es personificado en Blue Jasmine como un elemento de desunión, ruptura y engaño. Algo muy característico de un presente social sumergido en una profunda crisis económica.

Por otro lado, nos encontramos con el retorno a la ciudad de San Francisco, ciudad que veía nacer al gran Woody Allen en el año 1969 con el rodaje de Take a Money and Run. Entonces ya hacía uso de algo muy característico del director como es el trasfondo social del momento entremezclando los géneros de la comedia y el drama. En la película, un joven Virgil Starkwell – interpretado por Woody Allen – acaba siendo un delincuente encarcelado al no conseguir el éxito en su carrera musical. Sueños ahogados por un pasado y un entorno responsable en muchos casos del futuro de tantas y tantas personas.

foto 2

Otro elemento marca de su filmografía es el juego de la identidad. ¿Quién es el personaje? ¿Es verdaderamente lo que parece? ¿Quién quiere ser en realidad? Este tipo de reflexiones son respondidas en algunos de sus últimos trabajos como  Match Point (2005), donde detrás de la vida del protagonista hay un trasfondo de intereses que llegan a provocar un gran conflicto entre lo sentimental y lo económico. ¿Verdaderamente están al mismo nivel? Un auténtico thriller que narra mucho más de lo que parece.

Midnight in Paris era estrenada en el 2011, en un París idílico. Película que nos traslada al romántico París de los años XX y el entorno bohemio de personajes como F. Scott Fitzgeral, Ernest Hemingway o Pablo Picasso. Una forma de contarnos la relación conflictiva existente entre la realidad acomodada del protagonista, y el mundo artístico de los años XX. De nuevo, una obra cargada de encanto, pero con una vértebra común a toda su filmografía, el poder del dinero en la sociedad. Una crisis que no procede del dinero, sino de aquellos que no lo saben manejar.

[vsw id=”rLjMjkFC4nE” source=”youtube” width=”425″ height=”344″]

David López Fernández

@DavidLF_cinema

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here