EL OBTURADOR: MR. JAMES CAMERON

Un artículo de Hugo García para ColumnaZero.
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.0/10 (2 votes cast)
Un artículo de Hugo García para ColumnaZero.
Un artículo de Hugo García para ColumnaZero.

“I’m King of the World” (James Cameron – recogiendo el Oscar a mejor director)

Uno de lo mejores narradores de su generación, artífice de algunas de las películas más taquilleras de la historia y referente cinematográfico absoluto. Muy alejado del perfil de director de “culto”, tampoco abanderado de ninguna corriente o vanguardia cinematográfica, James Cameron se ha convertido en una de las figuras más influyentes de la historia del cine. Además de director, guionista y productor, también ha desarrollado y supervisado los efectos especiales de todas sus películas. Creador no especialmente prolífico, gasta fama de meticuloso y exigente en los rodajes.

LA TECNOLOGIA AL SERVICIO DEL ARTE

El joven Cameron quedó deslumbrado tras el visionado de dos míticas películas de la época: 2001: Una Odisea en el espacio (1968)de Stanley Kubricky  La Guerra de las Galaxias (1997)deGeorge Lucas. Estas dos obras de ciencia ficción terminaron por despertar definitivamente su interés por el cine. La semilla estaba plantada, alcanzar el éxito ya solo era cuestión de tiempo y aprendizaje.

De aquella primera etapa es Xenogénesis (1978), un cortometraje de 11 minutos que ya nos ofrece las claves narrativas y visuales de lo que va a ser  el cine de Cameron en el futuro. El binomio hombre-máquina, la búsqueda y contacto con otras formas de vida o las corporaciones y lobbies de poder  como entes controladores, serán temas  recurrentes a lo largo de su filmografía.

Sus primeros pasos en la industria cinematográfica son como maquetista para la compañía de Roger Corman, la New World Pictures. poco tiempo consigue ser diseñador de producción o incluso ayudante de segunda unidad, participando en rodajes de serie B como: Battle beyond the Stars (1980), Happy Birthday Gemini (1980) y Galaxy of terror (1980).

Con tan solo 25  años, afronta su primer proyecto como director, Piraña 2: Los vampiros del mar (1981), unaproducción ítalo-americana que se convierte automáticamente en un fracaso estrepitoso. Cameron siempre ha renegado de esta primera experiencia. Así explicaba sus desavenencias con el productor italiano Ovidio G. Assonitis: “Fui reemplazado después de dos semanas y media de rodaje por el productor italiano de la cinta. Simplemente me despidió y tomó el las riendas, que era lo que estaba deseando hacer desde que me contrató”.

En 1984, consigue desquitarse con la magnífica Terminator (1984) la cual escribe y dirige. Un argumento a priori complejo pero perfectamente plasmado en pantalla. Una historia de ciencia ficción donde hombre y maquina se enfrentan por el destino de la humanidad. Linda Hamilton interpreta a Sara Connor, madre del futuro líder de la resistencia, John Connor. Michael Biehn da vida  a Kyle Reese enviado desde el futuro para proteger a la heroica madre. Será Arnold Schwarzenegger quien encarne al implacable Terminator.

EL OBTURADOR: MR. JAMES CAMERON

En 1986 se estrena Aliens, el regreso, otra obra maestra del cine de ciencia ficción que no desmerece en nada a su mítica predecesora. Sigourney Weaver repite su papel como teniente Ripley. El montaje de la película, un ejercicio de “ingeniería cinematográfica”  perfectamente resuelto, es obra de Ray Lavejoy, quien había trabajado con  Kubrick en el Resplandor (1980).

The Abyys (1989) fue su siguiente proyecto. Complejísima superproducción desde el punto de vista técnico, con maratonianas y agotadoras jornadas de rodaje en estanques acuáticos. Cameron, un apasionado del mundo submarino, desarrolla su película más personal, pero un guión flojo con un final demasiado forzado lastra el resultado final. El contacto entre seres humanos y otras formas de vida, con historia de amor incluida, vuelve a ser la base sobre la que se  desarrolla la película.

En 1991 llega a las pantallas de cine Terminator 2. El juicio final, una de las grandes películas de acción de la historia. Cameron demuestra ser un narrador consumado, un experto en el rodaje de escenas de acción. En este tipo de secuencias el espectador nunca debe perder la referencia de lo que sucede en pantalla y la pericia de un director es vital en ese sentido.

Un ejemplo de la maestría de Cameron es la famosa secuencia de la persecución por el canal de hormigón o el rescate del psiquiátrico. Linda Hamilton y “Arnie” repiten sus respectivos papeles, pero esta vez, es el actor Robert Patrick el que hace de Terminator antagonista, un espectacular e inolvidable  T1000. La contención interpretativa de Arnold Schwarzenegger vuelve a hacer acto de presencia.

Mentiras arriesgadas (1994) es un intento por parte de James Cameron de fusionar acción y comedia haciendo una adaptación de la película francesa Dos espías en mi cama (1991), dirigidapor Claude Zidi. Buena química entre la pareja protagonista con una Jame Lee Curtis que demuestra tener una gran vis cómica.

 EL OBTURADOR: MR. JAMES CAMERON

Titanic (1997)fue la consagración de Cameron, su ascensión al olimpo de los dioses. Melodrama de factura impecable con presupuesto estratosférico, un éxito de taquilla y crítica con 12 premios Oscars en su haber. El director, como en todas sus películas, nos brinda una presentación de personajes académica, con Leonardo Di Caprio y Kate Winslet como pareja protagonista y sobre la cual gira la historia.

Avatar (2009) es su última película hasta la fecha. Inmensa campaña de marketing y publicidad utilizando la tecnología 3d como gran reclamo. ¿La gran revolución de la industria cinematográfica? Al final, la cosa se quedó en menos. Eso sí: la película resulta ser un enorme espectáculo visual, aunque el guion deja mucho que desear. Y por si fuera poco, Zoe Saldana y Sam Worthington (la pareja protagonista), tampoco demuestran estar especialmente inspirados en sus interpretaciones.

Cameron es menos conocido por su faceta como director de documentales, pero ha dirigido y producido verdaderas joyas del género. En 2007 produce su documental más polémico: La tumba perdida de Jesús, dirigida por Simcha Jacobovici , donde se narra el descubrimiento de la tumba de Talpiot, supuesta tumba de Jesús descubierta en 1980 por obreros de la construcción de Israel. Para Cameron, la tecnología es presente y el futuro del cine, usándola como una herramienta más al servicio del séptimo arte. Contar historias como nunca antes se habían contado es su actual objetivo.

[vsw id=”5PSNL1qE6VY” source=”youtube” width=”425″ height=”344″]

Hugo García (@HugoMitico)

@Columnazerocine

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here