EL OBTURADOR: MERYL STREEP O CÓMO SER LA REINA DEL CINE

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +4 (from 4 votes)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.8/10 (4 votes cast)
Un artículo de Víctor Mopez para ColumnaZero Cine.

Un artículo de Víctor Mopez para ColumnaZero Cine.

El séptimo arte se rinde a sus pies. Con cuarenta años de carrera, Meryl Streep es la actriz con mayor número de nominaciones a los Oscar. Considerada una de las reinas del séptimo arte, repasamos en ColumnaZero los motivos que la convierten en la estrella que más brilla.

Rompedora de hitos

Con la última nominación a los Oscars ya van diecinueve candidaturas. Con esto no hace sino superar su propio récord, pues hace tiempo que superó las doce nominaciones de Katherine Hepburn. Bette Davis completa el tridente con 10 nominaciones. En categoría masculina tampoco la sobrepasan, sólo se le acerca Jack Nicholson con 12 candidaturas. Sin embargo, sólo posee tres estatuillas doradas frente a las cuatro de Hepburn. Su primer premio llegó en 1979 como Mejor Actriz de Reparto por Kramer vs. Kramer. Repetiría, esta vez como Mejor Actriz en 1782 por La decisión de Sophie. Treinta años se le resistió un nuevo premio, hasta que en 2012 lo consiguió por La dama de hierro.

Estos no son los únicos premios en los que ha roto esquemas; también lo ha hecho en los Globos de Oro. Con sus ocho galardones, en la pasada edición sumó su postulación número 29. En los premios SAG también despunta con 17 candidaturas.

Meryl Streep es sinónimo de éxito. Incombustible, la neoyorkina seguirá sumando éxitos y premios.

EL OBTURADOR: MERYL STREEP O CÓMO SER LA REINA DEL CINEPolifacética

A sus sesenta y cinco años, posee más de cuarenta de carrera y más de cincuenta películas a sus espaldas. Con estos números, Meryl Streep ha podido demostrar múltiples caras y matices que la convierten en una de las actrices más polifacéticas, no solo de su generación, sino de la historia del cine.

Hemos podido verla de ama de casa, de primera dama británica, de bruja, profesora, monja… De igual modo se ha atrevido con todos los géneros, acción, drama, comedia, y hasta musical. En 2008 se puso en la piel de Donna Sheridan en la versión cinematográfica del musical Mamma Mía! junto a Pierce Brosnan y Amanda Seyfried.

Meryl Streep destaca por sus matices, su expresividad y capacidad camaleónica. Su solidez y técnica la avalan y no es para menos, pues es capaz de impregnar a sus personajes con múltiples dialectos.

EL OBTURADOR: MERYL STREEP O CÓMO SER LA REINA DEL CINEIcónica carrera

Más allá de los premios, Meryl Streep ha sabido ganarse el cariño y el aplauso del público. Sus personajes han traspasado la pantalla pasando a la historia del cine. Meryl Streep convierte en oro todo lo que toca y llena de alma a sus personajes. En 1985 todos viajamos a África y vivimos el intenso amor de Karen Blixen con Robert Redford en Memorias de África. Esta, junto a Los puentes de Madison, que protagonizó junto a Clint Eastwood en 1995, son dos de las mayores historias de amor del cine. Dos años antes, en La casa de los espíritus, nos estremecimos con la historia de Clara Trueba y su familia, formada por unos increíbles Jeremy Irons y Glenn Close. .

No todo fue amor y drama. Meryl Streep también ha sacado su vis cómica regalándonos personajes como el de Miranda Priestly en El diablo viste de Prada. En la ya mencionada Mamma Mía! bailamos y nos volvimos locos en Grecia. Su último “personajazo” fue cuando interpretó a un personaje real, Margaret Tatcher, la dura y recordada primera ministra británica. El parecido físico y el estudio de los gestos hizo que se mimetizara con la british, lo que le hizo ganar el último Oscar.

EL OBTURADOR: MERYL STREEP O CÓMO SER LA REINA DEL CINEVida estable

La estabilidad ha sido factor importante en lo ascendente de su carrera. Tras perder la muerte de su novio de la juventud, contrajo matrimonio con el escultor Don Gummer en 1978 con el que ha tenido cuatro hijos. Dos de ellas han seguido los pasos de su madre; a Mamie Gumer podemos verla en The Good Wife y a Grace Gumer la hemos visto recientemente en American Horror Sotry: Freak Show. Lejos de los escándalos y las nubes hollywoodienses, la familia ha sabido mantenerse unida y centrada en sus carreras. La estabilidad ha sido sinónimo de éxito.

Naturalidad y filantropía

Al comienzo de su carrera, Meryl Streep fue criticada por no ajustarse a los cánones de belleza llegando, incluso, a ser insultada. Sin embargo, esto no fue impedimento. La actriz nunca ha pasado por el quirófano, es firme defensora de la naturalidad y la madurez y no quiere oír hablar del botox. En más de una ocasión ha mostrado su disconformidad por la importancia exagerada del físico en nuestra cultura, especialmente en las mujeres. Por ello, es una firme luchadora por los derechos de la mujer, así como de la cultura, que demuestra dando importantes cantidades de dinero por estas causas.

EL OBTURADOR: MERYL STREEP O CÓMO SER LA REINA DEL CINE

Sin duda, ver a Meryl Streep en pantalla es todo un lujo. Ella ha dejado claro que no está en sus planes retirarse. Somos afortunados por ello, disfrutemos.

Víctor Mopez (@vimopez)

@ColumnaZeroCine

email

1 Comment

  1. Mavi

    25 marzo, 2015 at 15:35

    Es increiblemente buena y creo que todos estos adjetivos que le dedicas en tu artículo se funden en ella como en nadie haciendola una gran dama de la interpretación.
    Mi película favorita es Memorias de Africa,la veo siempre que puedo.
    Y es una muestra de que no hace falta pasar por el quirófano ni ponerse botox para seguir en la brecha.
    Me quito el sombrero!
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: +1 (from 1 vote)

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>