EL OBTURADOR: LA GUERRA CIVIL EN EL CINE ESPAÑOL

Un artículo de Víctor Mopez para ColumnaZero Cine.
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +8 (from 8 votes)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.4/10 (9 votes cast)
Un artículo de Víctor Mopez para ColumnaZero Cine.
Un artículo de Víctor Mopez para ColumnaZero Cine.

Uno de los acontecimientos más importantes de la historia reciente de nuestro país es la Guerra Civil que enfrentó a las dos Españas durante tres años. El cine patrio ha tratado de analizar este conflicto presentándonos historias tan controvertidas como inolvidables.

El cine español siempre está en el punto de mira y suele ser objeto de numerosas críticas. Una de las más recurrentes es la de la poca originalidad del sector cuando la audiencia se enfrenta a una cinta con esta temática, incluso a veces su análisis sesgado. Sin embargo el porcentaje de películas españolas en este contexto no sobrepasa el 2% de la producción anual.

Hace 78 años del inicio de una guerra que sumió a España en una dictadura hasta 1975. El 18 de julio de 1936 se lleva a cabo un intento de golpe de Estado de una parte del ejército contra el Gobierno de la Segunda República. Tanto el conflicto como la cruda posguerra han inspirado a numerosos directores para contar las historias de aquellos españoles invisibles que se vieron obligados a vivir sometidos al yugo y las flechas.

Historias reales o no, todas reflejan la realidad de aquellos años. Se hace complicado elegir los largometrajes que representen todo lo que sucedió durante la época más difícil de nuestra historia contemporánea. Aun así,  hemos recopilado una selección de películas imprescindibles sobre dicho conflicto.

¡Ay, Carmela!, 1990

La obra de teatro de José Sanchis Siniestra, fue llevada al cine por Carlos Saura, con Carmen Maura y Andrés Pajares como protagonistas. Ambos interpretan a una pareja de cómicos que divierten al bando republicano en el frente. Cansados de pasar penumbrias, deciden trasladarse a Valencia pero, por error, acaban en el bando nacional, donde son hechos prisioneros y han de ofrecer espectáculos a los militares chocando de lleno con la ideología de los cómicos.

La tragicomedia condena la guerra y los excesos tales como las ejecuciones sumarias o las detenciones sin garantías. Invita a la paz y al ejercicio de la democracia. Destaca la música, incluyéndose canciones populares de la época, y la fotografía que representa con versatilidad los diferentes espacios y situaciones. Nominada a 15 Goyas, se alzó con 13, incluyendo Mejor Actriz y Mejor Actor para los protagonistas, y Mejor Película y Director para Carlos Saura.

EL OBTURADOR: LA GUERRA CIVIL EN EL CINE ESPAÑOL

Libertarias, 1996

Ambientada en los primeros días de la contienda, Vicente Aranda recrea a un grupo de milicianas anarquistas encabezadas por una increíble Ana Belén. Liberan un burdel y reclutan a las mujeres para la causa. Entre ellas se encuentra una monja refugiada en el prostíbulo por casualidad. Ariadna Gil retrata con maestría esa lucha del personaje entre sus creencias religiosas y el compromiso con la revolución. Cuando todas se trasladan al frente en Zaragoza, nos presenta a un personaje histórico: Buenaventura Durruti. Es ahora cuando la película da un salto de madurez, pasando del caos e ilusión revolucionaria del principio, al pesimismo y disputas del bando republicano. Desde el prisma de la ideología anarquista, la película también refleja la batalla de las propias mujeres para equipararse a los hombres en la lucha armada.

Nominada a 6 Goyas incluyendo el de Mejor Actriz de Reparto para Loles León, la cinta destaca por su ambientación, tanto escenarios, como peluquería, maquillaje y vestuario.

La niña de tus ojos, 1998

Si bien esta comedia no se desarrolla en suelo patrio, es imprescindible para entender las relaciones de la España franquista con la Alemania de Hitler. En plena guerra, Fernando Trueba traslada a un equipo de cine español a los estudios de la UFA en Berlín para rodar un film folclórico. El grupo dirigido por Antonio Resines y por Penélope Cruz, la cabeza de cartel del proyecto, se alegran de dejar atrás el conflicto de su país. El problema viene cuando el ministro alemán de propaganda, Joseph Goebbels, se encapricha de la joven. Por si esto fuera poco, los extras de la película serán judíos y gitanos de un campo de concentración.

En clave de humor y en un alarde del carácter típico español, la cinta logra reproducir las necesidades y tópicos de una sociedad dividida pero con deseos de salir adelante. Se llevó 7 Premios Goya de los 18 a los que optaba, incluyendo Mejor Película y Mejor Actriz para Penélope Cruz.

EL OBTURADOR: LA GUERRA CIVIL EN EL CINE ESPAÑOL

La lengua de las mariposas, 1999

La película de José Luis Cuerda cuenta la historia de Moncho, un gallego de 8 años que admira a su maestro republicano, al que da vida Fernando Fernán-Gómez. Esta inocente y fructífera relación se verá truncada con el estallido de la guerra, cuando los valores del niño se verán puestos en tela de juicio ante los acontecimientos.

Basada en el relato homónimo de Manuel Rivas, nos muestra la variada gama de valores humanos y hasta donde es capaz de llegar el hombre en condiciones de terror y miedo. La música, compuesta por Alejandro Amenábar, crea una atmósfera de nostalgia. Nominada a 13 Goyas, finalmente sólo consiguió el de Mejor Guion Adaptado.

Las 13 rosas, 2007

Pilar López de Ayala, Verónica Sánchez y Marta Etura encartan a tres de las mujeres que fueron fusiladas en las tapias del cementerio de la Almudena al terminar la guerra. La película cuenta la historia de las valientes militantes de las JSU (Juventudes Socialistas Unificadas)  en los últimos días del conflicto; de cómo lucharon y cómo se tuvieron que enfrentar a sus perseguidores.

Muestra la realidad de la represión, de los juicios sumarísimos y de las condiciones de las cárceles de mujeres. Emilio Martínez-Lázaro presenta una historia cruda, de condena directa de la represión, pero a la vez llena de esperanza en la unidad de un ideal justo.

Con 14 nominaciones en los Premios Goya, incluyendo Mejor Película y Mejor Director, finalmente se llevó cuatro. También estuvo preseleccionada para representar a España en los Oscar, aunque finalmente fue El Orfanato, de Juan Antonio Bayona, la elegida.

EL OBTURADOR: LA GUERRA CIVIL EN EL CINE ESPAÑOL

Los girasoles ciegos, 2008

La adaptación de la novela homónima de Alberto Menéndez fue llevada a la gran pantalla por José Luis Cuerda. En La lengua de las mariposas, el director se basa en los momentos previos a la guerra. Ahora nos traslada a la posguerra para contarnos la situación de una familia que esconde al patriarca (Javier Cámara), perseguido por causas ideológicas. Su mujer (Maribel Verdú) es la encargada de ocultar el secreto ante los ojos de un desorientado diácono que luchó en el frente (Raúl Arévalo), que da clase al hijo de la pareja (Roger Princep). Pronto, comenzará a obsesionarse con la mujer a quien cree viuda.

Estos son sólo algunos de los títulos sobre este género. Imprescindibles todos ellos, nos ayudan a comprender y a concienciarnos sobre las heridas que, aún hoy, siguen abiertas. Hay otras muchas películas como La hora de los valientes (1998) de Antonio Mercero, Soldados de Salamina (2003) de David Trueba o Pa Negre (2010) de Agustí Villaronga que harían las delicias de los amantes del cine patrio. Bien es cierto que la mayoría de largometrajes sobre la guerra civil se realizan desde una postura maniquea y estática dejando muy claro el sesgo entre republicanos y nacionales con perfiles muy claros. Se echa en falta otras perfectivas, pero la calidad es evidente. El cine español se rinde ante nuestra historia.

Víctor Mopez (@vimopez)

@ColumnaZeroCine

1 Comentario

  1. Es cierto, lamentablemente muchas de aquellas heridas siguen, aún hoy, abiertas. Geniales estas películas, el cine tiene un filón en nuestra historia. Enhorabuena por tu artículo

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: +1 (from 1 vote)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here