EL MEJOR REGALO ESTAS NAVIDADES: UN DOMINIO WEB PERSONAL

Un artículo de Borja Iglesias para ColumnaZero.
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (2 votes cast)
Un artículo de Borja Iglesias para ColumnaZero.

En un mercado laboral cada vez más saturado, la creación de una web personal gana peso como herramienta diferenciadora. Este espacio propio permite plasmar lo que uno sabe hacer y cómo lo hace, además de otorgar una mayor visibilidad en Internet.  

“Diferenciarse o morir”. Estas tres palabras constituyen el mantra del personal branding, un concepto que traspone la idea de marca del ámbito empresarial al individual. Algo tan simple como que en una sociedad hipercompetitiva es necesario saber promocionarse para triunfar, de tal forma que en igualdad de condiciones (formación, competencias, experiencia, etc) triunfa el que transmita un mayor valor personal.

El concepto de marca personal ya se mencionaba a finales de los 90 en un artículo de Tom Peters, The Brand Called You, pero sin duda la irrupción de la Web 2.0 ha potenciado el desarrollo de numerosas marcas personales. En este sentido, la creación de redes sociales profesionales como LinkedIn o Gonway ha resultado clave. Con ellas, el currículum ha dejado de ser un documento impreso que se envía por carta. Ahora tu currículum está en la red. Quien quiera contratarte va a poder ver qué formación y experiencia tienes. Pero no se va a quedar ahí. También evaluará tu red de contactos y tu forma de relacionarte. Tu marca está en la Red. Pero la construcción de la marca personal no puede limitarse a crear un perfil en LinkedIn. Nuevamente, hay que hacer algo que nos diferencie de los demás; hay que renovarse constantemente. Una excelente opción es la obtención de un dominio web propio.

La creación de una web personal con un dominio personalizado es una inversión de incalculable valor. Adquirir una pequeña isla en el enorme océano de Internet es el primer paso. De ti depende sacarle provecho. Si la compras y te olvidas pronto serás el único que haya pasado por ella, un Robinson Crusoe sin esperanza. Si te esfuerzas en hacer visible tu pequeña isla recibirás muchos visitantes; no tendrás nada que envidiarle a Hawái.

Pero, ¿dónde puedo adquirir un dominio personal? Existen plataformas como 1and1.esque te permiten adquirir tu pequeño rincón en la Red. Por norma general, estas empresas de hosting te permiten crear tu dominio propio y gestionar cuentas de correo personalizadas. Además, ofrecen espacio web y tráfico ilimitado. Una vez adquirido tu dominio puedes personalizar tu página incorporando elementos multimedia, permitiendo la descarga de documentos e integrando tus redes sociales. Crear tu página es un proceso sencillo y con múltiples ventajas.

Ventajas de tener un dominio web personal

En primer lugar, como decía, potenciará tu presencia en Internet. Los buscadores rastrean constantemente páginas web y las indexan. Si tienes un dominio personal, será mucho más sencillo que aparezcas en Google. Además, si llenas tu web de contenido con elementos que te interesan tu presencia en buscadores se incrementará. Si eres un loco de la papiroflexia y escribes cada día nuevos métodos y trucos sobre ese tema, puede que quien busque en Google esta actividad acabe llegando a tu página. Quién sabe, igual te contratan para dar cursos. No se trata de que cuentes tu vida en verso, pero sí que es importante que seas transparente, que digas “este soy yo y esto es lo que sé hacer”.

Un beneficio añadido de contar con tu web propia es que podrás contar con direcciones de email personalizadas. Ya no serás paquito69@hotmail.com; ahora puedes utilizar tu nueva dirección: contacto@franciscoperez.com. Cuidar estos detalles dan una mejor impresión de ti ante un posible empleador.

¿Qué nombre le pongo a mi web?

Una vez has decidido crear tu web personal te surgirá la duda de qué nombre darle al dominio. Es una decisión personal, pero lo importante es que sea una elección coherente y consistente. Si en cada red social tienes diferentes nombres y tu dominio web no coincide con ninguno de ellos eso afectará negativamente a tu posicionamiento. Además, cuanto más corto, mejor. Es lógico que un dominio breve será más fácil de recordar. Asimismo, es mejor evitar el uso de grafías que no existan en otros idiomas (la ñ, por ejemplo, puede reforzar tu españolidad, pero mejor no utilizarla en tu dominio) y obviar el uso de números (puede que al buscar tu web, el interesado dude si el número se escribe con letra o con cifras).

Esto no son reglas sagradas. Hay dominios que no cumplen ninguno de estos principios y tienen un gran éxito por su contenido. Pero, si cuidas la forma además del contenido, mejor que mejor. Un último consejo, si está disponible utiliza un dominio .com. Además de beneficiar tu posicionamiento y reforzar tu marca…¡hay gente que piensa que solo existe el .com! Eso sí, mejor un buen dominio .net o .org, que un mal .com. Pero si está disponible el que quieres, adelante.

Si no tienes claro qué dominio es el mejor para ti, o si el que deseas está disponible, Bustaname, es una herramienta muy útil. Introduces las palabras que quieres utilizar (tu nombre completo, por ejemplo) y combina automáticamente esos términos además de mostrarte la disponibilidad de esos dominios.

Personal branding, ¿sustituto del CV?

Hemos visto que potenciar la marca personal en Internet es una herramienta que te hará destacar sobre la competencia. Tener tu web personal tiene mucha utilidad, más allá de dar mayor difusión a la transcripción de tu CV en papel. Pero, ¿y si, precisamente, la web propia está acabando con el currículum? Al fin y al cabo, un CV es un documento que plasma tu formación académica y tu experiencia laboral. Pero no es infalible; el interesado puede mentir y la persona que lo contrate solo lo descubrirá cuando vea que no es capaz de realizar tareas que debería saber desarrollar. Sin embargo, ¿no da mayores garantías una web propia en la que el empleador puede ver de forma real qué sabe hacer (y cómo lo hace) esa misma persona? Es complicado dictaminar qué pasara a este respecto en el medio plazo, pero, una vez más, la web 2.0 vuelve a demostrar su potencial para transformar las costumbres del mundo real; en este caso, las relaciones en el ámbito laboral.

Borja Iglesias

@tabe9

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here