EL COSMONAUTA: EL “NUEVO CINE” YA ESTÁ AQUÍ

Artículo y crítica de Hugo Mugnai para ColumnaZero
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +6 (from 6 votes)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/10 (12 votes cast)
Artículo y crítica de Hugo Mugnai para ColumnaZero

El concepto de cine que hasta ahora teníamos está en caída libre y no es algo que ignoremos. Pero las nuevas propuestas que surgen como alternativas a la tradición ya no sólo innovan en su contenido y forma, sino también en su proceso de producción, mediante nuevos métodos de financiación. Así, con un presupuesto financiado por más de cinco mil donaciones a través del llamado crow-funding nos llega “El Cosmonauta”, un proyecto audiovisual de la mano del director Nicolás Alcalá.

El Cosmonauta no es sólo un film de 80 minutos; es también un libro, una serie de episodios online complementarios y una web interactiva que ofrecen en conjunto una propuesta narrativa muy ambiciosa. Y es que el proyecto de Riot Cinema, que nació hace cuatro años, es un soplo de aire fresco en el panorama de las producciones audiovisuales de nuestro país, donde cada vez se dan menos subvenciones, se caen más proyectos y generamos menos cine.

Cuando a poco tiempo de comenzar el rodaje la productora británica que financiaba el 50% del proyecto les avisó de que se retiraba, todo parecía perdido. Pero ante la desesperación surgió el crow-funding­, la financiación por suscripción que permite llevar a cabo iniciativas de todo tipo fuera de la industria más comercial. Así, mediante donaciones, lograron desarrollar una relación más estrecha con los productores/futuros espectadores, facilitándoles información sobre el rodaje, el libro y toda la iniciativa a través de su blog a tiempo real. Streamings, trailers, expectación y cuatro años de espera nos traen por fin este fin de semana “El Cosmonauta”.

La historia nos presenta a tres jóvenes rusos (dos hombres y una mujer) a finales de los años sesenta, involucrados directamente en la “carrera espacial” que impregnaba el día a día de la guerra fría. Uno de ellos, Stas, es enviado en una misión secreta a la luna poco después de la llegada de Amstrong y la NASA.

El cosmonauta, del director Nicolás Alcalá

La experiencia del joven cosmonauta, así como las consecuencias de su partida en su entorno sirven como excusa para retratar la relación del extraño trío protagonista. Pero tal vez sea eso lo más decepcionante de un proyecto por lo demás impecable, que la historia no se centra en la trama más jugosa de todas, la del viaje espacial, y esto hace que se acabe extinguiendo en el espectador toda esperanza de presenciar una obra de ciencia ficción (que parecía ser la promesa inicial) que podría haber sido una de las películas del año. Así, la obra se ve bañada por un lirismo continuo, tal vez excesivo, en cada plano, cada escena, ofreciendo una inconfundible obra “de autor” que resulta, cuanto menos, única.

Rodada con cámaras réflex digitales en Inglaterra, España, Lituania y Rusia, con actores ingleses y producción española, el resultado acaba transmitiendo quizá esa falta de empaque. Especialmente en una época en la que ver a personajes llamados Yulia o Vladimir hablando inglés con acento británico y no su ruso original resulta extraño cuanto menos. Por otro lado cabe destacar su dirección, tanto de actores como de cámara, que junto a una fotografía, una dirección de arte y una música magníficas hacen del film una joya en lo relativo al apartado técnico.

En cualquier caso, “El Cosmonauta” es un grandioso proyecto que debe ser considerado y conocido por el público en general, y la industria del cine en particular (si es que existe en este país), tanto por lo pionero de su creación narrativa como por lo novedoso de su modelo de producción, que parece apuntar al futuro ante un presente estancado.

Hugo Mugnai

3 Comentarios

  1. Como que «…lo pionero de su creación narrativa»?!!!!! Si es una burda copia y absolutamente fallida, del cine de Tarkovski, por un lado, y Malick, por otro. Nicolás Alcalá ha querido emular a estos dos maestros, pero se ha quedado en un pastiche infumable entre Solaris y El Arbol de la Vida. «más poética que narrativa…» decía en la presentación en Callao Nicolás Alcalá, pero ni poética ni narrativa. Para una película de aficionado… podría pasar (malamente) pero no es una película que vaya a remover los cimientos del cine, ni español ni del bloque donde vive.
    Un poco más de honestidad y de originalidad por favor!! (dicho a Nicolás Alcalá, no al autor del artículo, por supuesto).

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 3.0/5 (2 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: +1 (from 3 votes)
    • Tal vez no remueva los cimientos de nuestro cine como film, pero su propuesta «holística» (film+libros+transmedia) desde luego no es habitual, y sobre todo su método de financiación, de cine de implicación con el espectador/productor es una alternativa a lo actual de lo más interesante, que esperemos que no quede en anécdota.

      Lo de Tarkovski, por otro lado, es totalmente innegable.

      Saludos,

      Hugo Mugnai.

      VA:F [1.9.22_1171]
      Rating: 4.0/5 (4 votes cast)
      VA:F [1.9.22_1171]
      Rating: +3 (from 3 votes)
  2. De acuerdo Hugo con los aspectos no-fílmicos de El Cosmonauta. Una propuesta de financiación única en España (no en USA!!) al menos al nivel de dinero conseguido (ha habido cortos y proyectos musicales anteriores mucho más modestos). En eso ha sido un éxito incuestionable. Lo demás, la experiencia transmedia… tengo mis dudas al respecto. En cualquier caso, nunca deberían justificar una película que, desde mi punto de vista (evidentemente) es inmadura y poco profesional.
    El eco que está teniendo El Cosmonauta es por cosas al margen de la película en sí. Y eso es muy peligroso. Como primer ejemplo de crowdfunding de un largometraje en España puede echar para atrás futuros proyectos. Quién se va a fiar de estas iniciativas si el primer ejemplo es un mal ejemplo.
    Claro está que todo esto es opinable y la mía sola una opinión que, sinceramente, soy el primero en esperar esté equivocado y que El Cosmonauta sea la primera de una nueva forma de financiar cine y no haya supuesto una razón para los que no creen en el crowdfunding.
    Yo he sido crowdfunder de El Cosmonauta. Pese a mi decepción del resultado (la película), volvería a participar en el proyecto. Pero esto no es óbice para decir que la película no me ha gustado nada y, por cierto, la actitud triunfalista y de falsa modestia de (algunos miembros, los principales) del equipo tampoco.
    Un saludo cordiales
    Javier Rey

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 5.0/5 (2 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: +2 (from 2 votes)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here