EL CASO DEL CICLISTA QUE FUE DERRIBADO POR UN POLICÍA E INVESTIGADO POR UN DELITO DE DESOBEDIENCIA

Un artículo de Equipo ColumnaZero.
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: -1 (from 1 vote)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.0/10 (1 vote cast)
Un artículo de Equipo ColumnaZero.

Archivada la investigación por un delito de desobendiencia.

Hace un par de días se hizo viral un video en Minneapolis, E.E.U.U., en dónde un agente de la policía –blanco– puso su rodilla en el cuello de un hombre negro que se resistió a ser registrado por saltarse el confinamiento.

El video es abrumador; el sometido susurrando “no puedo respirar”, la gente gritándole al policía que lo estaba matando… y así fue. El hombre detenido y asfixiado fue ingresado al hospital a los pocos minutos e inmediatamente se declaró su fallecimiento. En España no pasan cosas así, o al menos eso pensamos, pero ¿hacia allí vamos?

En octubre de 2019 un hombre transitaba en su bicicleta en una calle supuestamente cerrada al tráfico con motivo de unas fiestas municipales en Madrid; al verlo, dos agentes de la Policía Municipal le indicaron que detuviera su marcha, pero por el bullicio y el tumulto de la gente, el hombre no alcanzó a escuchar las voces de la policía y mucho menos el requerimiento que le estaban haciendo, por lo que continuó con su marcha tranquilamente.

Los agentes pensaron que estaba escapando y desobedeciendo voluntariamente sus órdenes, por lo que uno de ellos salió corriendo tras él para derribarlo por la fuerza y proceder a su detención por un delito de desobediencia.

La defensa del caso fue asumida por el despacho penalista en Madrid, Ospina Abogados*, quienes desde el principio argumentaron que los hechos no eran constitutivos de delito, ya que para que la desobediencia fuera penalmente punible, se requiere que la conducta sea grave, situación que no ocurrió en este caso, de conformidad con la jurisprudencia del Tribunal Supremo.

Citado como investigado, y tras rechazar la posibilidad de conformar los hechos y la pena por la desobendiencia en el juicio rápido, el letrado defensor Juan Gonzalo Ospina solicitó la transformación del juicio rápido por los trámites del Procedimiento Abreviado al efecto de poder realizar todas las diligencias de investigación necesarias para demostrar que la desobediencia no podía ser calificada como grave, sino como un mero despiste fortuito, y en su caso como una desobediencia leve, la cual, no era constitutiva de delito, ya que la desobediencia leve se castiga como una infracción administrativa en la Ley de Seguridad Ciudadana –Ley Mordaza-, tan utilizada en estos tiempos de coronavirus.

Una vez practicadas las diligencias y demostrados los extremos de la defensa, Ospina Abogados presentó un escrito solicitando el sobreseimiento libre y el archivo de las actuaciones por no revestir relevancia penal los hechos investigados; a dicha solicitud se adhirió el Fiscal, por lo que el juzgado de Instrucción nº 48 de Madrid estimó los argumentos de la defensa y fiscalía, y dictó un auto declarando el sobreseimiento de la causa.

Al respecto, Juan Gonzalo Ospina respondió: “la actuación de la policía siempre es encomiable, no se puede reprochar su actuación, y más, en un momento de agitación en donde la seguridad tiene que protegerse como un valor fundamental. Y ante las posibles contradicciones, y para el esclarecimiento de los hechos está el juzgado, en dónde se depuran las responsabilidades. Por ello, se puede afirmar que en el Derecho Penal nada es lo que parece hasta la práctica con todas las garantías de las diligencias de investigación”.

El letrado se mostró satisfecho con su cliente, refiriendo: “como no podía ser de otra manera se ha hecho justicia, desde el respeto a ley y a nuestros Tribunales”. Tras la resolución judicial y el auto de archivo, las actuaciones se han cerrado, evitando así la pena de banquillo, y una posible condena con lo que hubiera significado unos antecedentes penales para el acusado, por lo que en estos casos de desórdenes públicos o delitos contra la autoridad, es importante analizar cada caso en la búsqueda de la verdad.

Equipo ColumnaZero

@columnazero

*Ospina Abogados es un despacho penalista ubicado en Madrid y valorado como uno de los mejores despachos penalistas de la actualidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here