DESCUBRIENDO LA MANSIÓN DE CARMEN BOZA

Un artículo de Ana Romero para ColumnaZero Música.
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +28 (from 30 votes)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.0/10 (29 votes cast)
Un artículo de Ana Romero para ColumnaZero Música.
Un artículo de Ana Romero para ColumnaZero Música (Foto: Pelillosderatón)

Boza es pura revolución. No lo decimos nosotros, lo dicen los mecenas que esperan horas en la calle para entrar en sus conciertos. Los sold out de las salas a donde va a tocar. El éxito abrumador de su campaña de crowfounding. La curiosa venta de un disco suyo en Japón. Las letras de sus canciones. El sombrero negro que esconde bajo su forma a un auténtico fenómeno de hacer música.

Descubrimos a Boza hace varios veranos, cuando las melodías se pasaban a los móviles por infrarrojo y los sms eran imposibles de comprender. Por aquel entonces tenía el pelo corto y cientos de visitas en Youtube. Recorría bares malagueños y rincones de Malasaña. Se sentaba en un taburete y rompía el hielo con sencillez y eficacia: “-Mi nombre es Boza y hago canciones. Yo que sé”. Las melodías que creaban sus manos huesudas sobre los trastes de su guitarra preveían una tormenta a punto de estallar.

Y fue en 2014 cuando por fin se desató la lluvia. Después de un parón en el panorama musical y tras haber editado dos álbumes sin apenas recursos- “Lapislázuli” (2011) y “Rollitos de Primavera”(2012)-  la cantautora reunió el valor necesario para pulsar el click de un ratón y subir a la web la campaña de crowfounding que daría base y forma a su futuro trabajo.  “No tengo un plan, pero tengo un sueño. Hacer lo que lo quiero, como yo quiero” – afirmaba la gaditana en el vídeo de presentación de su proyecto. En tan sólo ocho horas de un día de mayo, sus mecenas ya habían reunido el dinero necesario para hacer de ese sueño algo tangible.

[vsw id=”HlnaGkXmziU” source=”youtube” width=”425″ height=”344″]

Su nuevo trabajo se llama “La Mansión de los Espejos” (Audiomatic, 2014), con el que se encuentra en plena gira por España,  ha sido producido y arreglado por Toni Brunet, músico y amigo de la compositora. El álbum muestra la evolución de Boza, manteniendo la sencillez y dulzura que desprende su estilo original, donde se aprecian sus letras más metafóricas e introspectivas.

El disco abre con el tema que bautiza el nombre del álbum, haciendo sonar un punteo pegadizo que recuerda bastante a la línea musical que siguió en su gira “Carretera y Mantras” junto a Patricia Lázaro y Road Ramos. Arropada por una percusión a manos de Martín Bruhn y ritmos de bajo creados por Laura Gómez Palma, Carmen nos muestra su lado más sensual e inquieto, a través de temas como “Culpa y Castigo”. La pareja ha reeditado antiguos trabajos y los ha mejorado, como son “Octubre”, “El ejército” y “Nana Noir”. Además, se han incluido dos bonustrack, “Desconocidos” y “Amante Religiosa”, un par de clásicos rescatados de esos vídeos caseros en los que la joven salía en un columpio dando vueltas y haciendo sonar guitarra y voz, y que, a pesar de la mala calidad del sonido, consiguió emocionar a sus cientos de personas. “Señales”, “Mi Do Menor” y “Fieras” resultan las piezas con más garra del trabajo. Este último tema evoca a su famosa canción “De lirios y de éxtasis”, aunque, esta vez, la joven apuesta por un efecto distorsionado que le da un toque diferente a lo que conocíamos hasta ahora.

DESCUBRIENDO LA MANSIÓN DE CARMEN BOZA

Qué sabemos de los espejos si cada reflejo es distinto según quien se asome a ellos. Para algunos, la música de Boza puede ser refugio y desconexión. Para otros, la banda sonora de una ducha matutina. Incluso, para más de uno, la indie petarda del momento. Qué importa todo eso.

[vsw id=”ZOZAlx-ySO8″ source=”youtube” width=”425″ height=”344″]

Carmen nos ha abierto las puertas de su mansión, descubriéndonos habitaciones en forma de música, teñidas de pensamientos y reflexiones, pizcas de desencanto y algún rayo esperanzador. Ha vuelto para que escuchemos, amemos, reproduzcamos, desgastemos y escudriñemos su música. Para que a todos nos cambie la vida un poco, aunque sólo sea durante los tres minutos que dura una canción.

Se llama Boza y hace canciones. Del resto,  no tenemos ni idea.

Ana Romero Fernández

@Anarmro

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here