DÉJÀ VU: UNA EXPERIENCIA “YA VIVIDA”

Un artículo de María G.Ruiz para ColumnaZero.
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +4 (from 4 votes)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.7/10 (7 votes cast)
Un artículo de María G.Ruiz para ColumnaZero.

Un 70% de la población afirma haber experimentado esta paramnesia. En especial, personas con edades comprendidas entre los 15 y 25 años, momento en que la mente aún se está adaptando a continuos cambios. Se trata de notar que se ha sido testigo o se ha experimentado de forma previa una situación aparentemente nueva, un déjà vu.

Sufrirlo suele ir acompañado de una firme sensación de familiaridad con cualquier cosa que estamos realizando. A la vez nos sobrecogemos, nos sentimos extraños o incluso raros. Normalmente esa experiencia previa se atribuye a un sueño anterior aunque, en algunos casos, el hecho ha ocurrido realmente en el pasado.

Parece algo extraño o sobrenatural, pero es bastante común experimentar un déjà vu. No solo actualmente. En la literatura del pasado podemos encontrar referencias a sucesos de este tipo, lo que indica que no es un fenómeno nuevo. Hay pocos estudios científicos sobre el déjà vu debido a que ha sido extremadamente complicado hacer que aparezca la sensación de la experiencia en un laboratorio. Aún así, los investigadores han encontrado algunas maneras de recrearla usando la hipnosis.

En los últimos años el déjà vu ha sido investigado de forma seria a nivel psicológico y neurofisiológico. Existe un nexo de unión entre la experiencia de déjà vu y algunos trastornos mentales como la esquizofrenia, la ansiedad o la epilepsia del lóbulo temporal; los sujetos que padezcan estas alteraciones cerebrales ven incrementada la probabilidad de experimentar un déjà vu.

Se ha advertido que algunas drogas y ciertos fármacos, al combinarse, aumentan las posibilidades de tener un déjà vu. Dos científicos, Taiminen y Jääskeläinen informaron sobre un estudio que habían realizado con un hombre que tras tomar medicamentos para combatir la gripe había vivido varios déjà vu.

Años atrás se atribuía a lapsos temporales, a fallos en la comunicación de los dos hemisferios del cerebro. Sin embargo, la teoría neuronal más aceptada es la teoría del retraso en el recorrido óptico que explica el déjà vu como el producto de una entrada óptica retardada de un ojo. La explicación más racional señala que es una rareza de la memoria, la sensación de que cualquier experiencia se está recordando. Esta explicación se puede confirmar debido a que, en la mayoría de los casos, la percepción en el momento que se sufre es contundente y segura, pero las circunstancias de la experiencia, supuestamente previa, aún resultan dudosas.

Tener un déjà vu puede ser el resultado de sobreponer los sistemas neurológicos responsables de la memoria a corto plazo y los responsables de la memoria a largo plazo. La anomalía de la memoria sucede cuando la mente inconsciente percibe el entorno antes que la mente consciente. Esto provoca que la propia conciencia perciba algo que ya está en la memoria, incluso a pesar de que esté sólo un instante de diferencia con respecto a la a diferencia sea de solo un instante con respecto a la percepción.

Tipos de déjà vu:

Déjà vécu: La típica experiencia que nos ha sucedido a todos en alguna ocasión. Estando en el presente, nos damos cuenta que ya hemos vivido esa situación y adivinamos lo que otra persona va a decir o hacer a continuación. Como si un recuerdo del pasado con todos los detalles viene a nuestra cabeza en el presente. La experiencia suele ser por un hecho intrascendente pero que es tan importante que se recuerda durante años.

Déjà senti: Este fenómeno alude a algo “ya sentido”. Es exclusivamente un suceso mental carente de cualquier conocimiento anterior. La mayor parte de las personas que han sido capaces de experimentar esta sensación no han podido recordarla después ya que parece ser que se borra de la memoria de manera automática.

Déjà visité:  Se traduce como “ya visitado” y es una experiencia menos frecuente que implica conocer un lugar nuevo en el que nunca se ha estado. Una persona puede saber encontrar el camino por una ciudad o lugar nuevo reconociendo al mismo tiempo que no puede ser posible porque nunca antes había estado, o al menos, físicamente. Los déjà visité se han atribuido a los sueños, a la reencarnación e incluso al viaje extracorporal.

Más allá de la ciencia

Lejos de explicaciones científicas muchos sostienen que el déjà vu es la memoria de los sueño, aunque la mayoría de los sueños nunca son recordados. Se ha especulado que los sueños “leen” de forma directa de la memoria a largo plazo, evitando así la memoria a corto plazo. En este caso, el déjà vu puede ser un recuerdo de sueños olvidados con elementos comunes a la experiencia que se tiene cuando dormimos.

Hay cosas que la ciencia no ha podido explicar aún, ¿Serán los déjà vu una profecía, una visión o incluso, un recuerdo de nuestra vida anterior?

María G. Ruiz

@MariagrCoco

1 Comentario

  1. Hola. Algún suceso en mi vida marco pauta para traspasar los muros de la realidad. Llego a creer que esto es una habilidad dado por algún ente de mayor poder. Quisiera una explicación mas clara de como usarlo en beneficio. Quisiera ser interventor mas que observador.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here