CRÓNICA CONTEMPOPRÁNEA 2016: BADAJOZ SE MUEVE A RITMO DE INDIE

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.0/10 (1 vote cast)
Una crónica de Miguel Veríssimo para ColumnaZero (Fotos de Fernando Gastón y Carlos González)

Una crónica de Miguel Veríssimo para ColumnaZero (Fotos de Fernando Gastón y Carlos González)

Los conciertos de Amaral y Lori Meyers fueron los más destacados de un festival que atrajo a unas 4.000 personas a la Alcazaba de la capital pacense

Badajoz volvió a vibrar por tercer año consecutivo con Contempopránea, uno de los festivales más consolidados de la escena indie-pop española. Por el marco de la Alcazaba, el recinto abaluartado de origen árabe de la capital pacense, pasaron más de quince artistas durante un fin de semana lleno de conciertos.

El cartel de esta edición de Contempopránea tenía la difícil papeleta de coger el relevo del de 2015, cuando por Badajoz pasaron artistas como Vetusta Morla o Pet Shop Boys. En este año, el festival apostó por una vuelta a los orígenes, a grupos clásicos del indie nacional que ya había actuado en el festival en su sede de Alburquerque pero que no habían visitado aún Badajoz. Merced a esta apuesta, sobre el escenario pacense desfilaron artistas como Sr Chinarro, León Benavente o Zahara.

Sin embargo, las dos grandes apuestas de este Contempopránea 2016 fueron Amaral y Lori Meyers. Los dos cabezas de cartel fueron los que provocaron mayor afluencia de público en el recinto, donde por algunos momentos llegaron a reunirse unas 4.000 personas.

El viernes fue el gran día de Amaral. El dúo llevaba varios años sin visitar Extremadura y los seguidores que Juan y Eva tienen en la región aprovecharon la cita para acudir al festival, aunque muchos de ellos lo hicieran con el pase de un día en lugar de con el abono completo. Antes del concierto de los de Zaragoza, por el escenario pasaron otros tres artistas.

CRÓNICA CONTEMPOPRÁNEA 2016: BADAJOZ SE MUEVE A RITMO DE INDIE

El telón del festival lo abrió Lúa Gramer. Su testigo lo cogió Christina Rosenvinge, con la que se fueron calentando los motores de una noche que acabó siendo demasiado fría en temperatura pero que ganó grados en lo musical con el paso de las horas. Tras ella apareció Anni B Sweet, con la que la Alcazaba fue ganando en presencia de público justo antes del plato fuerte de la noche.

Cerca de las 23.30 horas, Amaral subió al escenario. El grupo aragonés demostró no sólo porqué tiene una legión de seguidores en casi todos los puntos de España gracias a sus discos de estudio, sino que también sacó su credencial de grupo festivalero. Los aragoneses nunca defraudan en directo. Eva y Juan ofrecen un espectáculo con ritmo, cuerpo y entrega, en el que disfrutan sus seguidores fieles y donde se integran rápidamente los que no lo son tanto.

Eva no paró de moverse durante la hora y media de concierto, donde sonaron temas de su último trabajo, pero también buena parte de sus grandes éxitos. La cantante se disculpó por no interactuar más con el público, pero se excusó alegando que quería interpretar el mayor número posible de temas. Se despidieron tras más de quince canciones y dejando un sabor de boca dulce en el público pacense.

El punto negativo fue que tras el concierto de Amaral, la noche se desinfló. El ritmo de Maga no encajó demasiado bien tras el tirón del grupo aragonés y la Alcazaba perdió público demasiado pronto. Se recuperó con Zahara, pero para las actuaciones de Señores y Fônal apenas quedó un pequeño de grupo de asistentes junto al escenario.

Lori Meyers no defrauda

La jornada del sábado tenía el gran aliciente de Lori Meyers. Sin embargo, para ver en acción al grupo granadino hubo que esperar varias horas desde la apertura de puertas. Cuando todavía no había caído el sol, Mayor Tom hizo su aparición en el escenario. Le siguieron Lost Tapes, con los que la Alcazaba fue cogiendo ritmo.

CRÓNICA CONTEMPOPRÁNEA 2016: BADAJOZ SE MUEVE A RITMO DE INDIE

Antonio Luque, Sr Chinarro, comenzó su actuación cerca de las diez de la noche. El sevillano, uno de los referentes del indie nacional, cantó algunos de sus temas más reconocidos. El público se entregó con ‘Una llamada a la acción’ y coreó su frase ‘habrá que hacer el amor’.

León Benavente le relevó con un concierto subido de revoluciones y con cierto aire psicodélico que permitió poner los motores de los festivaleros a punto antes de la llegada de Lori Meyers. Los andaluces hicieron vibrar al público de la Alcazaba en una actuación en la que repasaron sus éxitos e incluso adelantaron un tema de su nuevo disco, que saldrá a la venta tras el verano. Canciones como ‘Emborracharme’ o ‘Alta fidelidad’, himnos del indie nacional, hicieron las delicias de un público extasiado, que terminó de entregarse con los acordes de ‘Mi realidad’.

Perro, Sonic Toys y Milleiro dj cerraron una edición de Contempopránea notable. La fiesta del indie continuará en la localidad pacense de Alburquerque el último fin de semana de junio. Allí se celebrará la segunda parte del festival, que contará con las presencia de Sidonie, Dorian o Triángulo de amor bizarro.

Miguel Veríssimo

@mverissimo90

email

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>