CRÍTICA CINE: MAGICAL GIRL (CONCHA DE ORO MEJOR PELÍCULA 62ª EDICIÓN ZINEMALDIA)

Una crítica de Leire Romera para ColumnaZero Cine (Fotos de Blanca Ramos)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +3 (from 3 votes)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.8/10 (4 votes cast)
Una crítica de Leire Romera para ColumnaZero Cine (Fotos de Blanca Ramos)
Una crítica de Leire Romera para ColumnaZero Cine (Fotos de Blanca Ramos)

La magia que deja marca.

Gracias Vermut. Es lo primero que pensé cuando Magical Girl terminó dejando con la boca abierta a la mitad de la sala. Gracias porque la Sección Oficial del Festival de San Sebastián necesitaba una recarga de ingenio, arte y excitación. Tenía otro pase después de esta pero he decidido irme a mi casa con este buen sabor de boca…mágico.

El director madrileño es joven y combina su pasión por el cine con el gustillo por el diseño gráfico. Los dos carteles que hemos visto en Donosti promocionando su película son diseños suyos, sin ir más lejos.

Vermut ha trabajado con bajo presupuesto, otra vez. Da igual. No ha supuesto un bache para el proyecto. Gracias a grandes actores como José Sacristán, Luis Bermejo y Bárbara Lennie, el director, que estrenó su primera película Diamond Flash, en 2011, vuelve a lucirse.

En Magical Girl vuelve a apostar por una técnica que ya ha pulido y define su marca de dirección personal. A Vermut le gusta jugar. Jugar con las emociones, los sentimientos y la confusión en el espectador. Asimila e introduce las contradicciones que generan la ficción en la realidad, y la realidad en la ficción. Ante un trabajo de Vermut, el público siente esa incomodidad por estar riendo ante la tragedia y la desgracia de los demás. En su corto Don Pepe Popi (2012), Vermut nos demostraba que es posible responder con risa a las situaciones más deprimentes. Ironía y perfección estructural dan productos dignos de consumir y, espero, dignos de ganar premios como el de San Sebastián.

CRÍTICA CINE: MAGICAL GIRL (CONCHA DE ORO MEJOR PELÍCULA 62ª EDICIÓN ZINEMALDIA)

Vermut es un amante de los comics. La inclusión del manga y los superhéroes es un continuo de su trabajo. Aunque en rueda de prensa el director ha mencionado a Buñuel y a Saura como sus referentes cinematográficos, yo no puedo evitar ver la influencia de Quentin Tarantino en su nueva cinta. La música, perfectamente escogida, eleva durante toda la sucesión de notas todos los pelos de mi cuerpo. Piel de gallinita ante los planos detalle de un hombre con cara de cordero dispuesto a matar. También estelar el momento en el que irrumpe la canción japonesa en una de las escenas finales cuando la mirada inocente e infantil de Lucía Pollán se enfrenta a un enigmático José Sacristán.

Bárbara Lennie es el estandarte de sensualidad y violencia. La actriz, insuperable, da vida a un personaje de pasado incierto que necesitaría una película solo para ella. Al puro estilo Uma Thurman, es una guerrera dispuesta a llegar a los límites más brutales ante la amenaza, aunque veo algo de decisión propia y gusto personal por entrar en las habitaciones oscuras. Como ha dicho José Sacristán en rueda de prensa: «los datos que hay son los que se ven. El guión es el guión. Si se supiese más, sería otra película». Desde luego, Vermut plantea muchos interrogantes sin respuesta. Y… ¡Ay! Lo que me gusta.

Comic y ficción no son los únicos ladrillos que Carlos Vermut ha utilizado en su segundo largometraje. Aprovecha los diálogos y las situaciones más vanas del film para la pausa crítica y reflexiva sobre la situación actual. Crisis, educación y la decisión de la mujer sobre su propio cuerpo son temas que aparecen como por casualidad. Para algunos quizás una casualidad forzada. Para mí una casualidad que aparece como sólo en Vermut puede aparecer sin perder sentido.

CRÍTICA CINE: MAGICAL GIRL (CONCHA DE ORO MEJOR PELÍCULA 62ª EDICIÓN ZINEMALDIA)

Aunque Vermut no se considera dentro de una nueva ola de directores españoles, sí cree que la actual situación del cine español y los bajos presupuestos hacen que muchos realizadores trabajen bajo las mismas condiciones. Las soluciones y formas de enfrentar proyectos cinematográficos son, sin embargo, diversas. «A mí es lo me gusta. Saber que tengo amigos que trabajan diferente y que siguen enseñándome cosas nuevas», reconocía.

Yo no tengo duda. Me daría mucha pena que Magical Girl no se llevara el grande después de estos 10 días de fiesta del cine. Carlos Vermut es un ejemplo de humildad y genialidad en el cine español. Da pena que en el photocall algunos lo llamaran a gritos Luis. Bueno…ya algunos nos sabemos su nombre. Espero que en poco tiempo la gente se ría de esto y quede como anécdota.

Leire en el futuro: Te digo que lo llamaban Luis. Decían: «¡Luis mira aquí!» «Pero…¡Luis! Jod*r, ¿Por qué no mira para aquí el Luis este?»

Persona del futuro: Pero… ¿Qué me dices? ¡SI ES CARLOS VERMUT!

[vsw id=»r_1wQM6WUXE» source=»youtube» width=»425″ height=»344″]

Leire Romera (@LeireRC)

@ColumnaZeroCine

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here