CRÍTICA CINE: LIFI, UNA GALLINA TOCADA DEL ALA

Una crítica de Óscar Reyes para ColumnaZero Cine.
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.0/10 (1 vote cast)
Una crítica de Óscar Reyes para ColumnaZero Cine.
Una crítica de Óscar Reyes para ColumnaZero Cine.

Un argumento bien elaborado y un trabajo visual exquisito tratarán de convencer a las familias españolas a partir del 12 de septiembre.

¿Cómo te imaginas la película de animación más taquillera de Corea del Sur? Puede que estés pensando en una película de acción, porque así se presenta en nuestro imaginario la animación asiática. No obstante, la respuesta es muy diferente e inesperada. Un zas en la boca, en toda regla.

Nuestra protagonista, Lifi, es una gallina encerrada en un corral, con apenas espacio para moverse. Su insistencia en abandonarlo la llevará a vivir  una larga aventura hasta que un cambio de circunstancias hará que encuentre su mayor deseo, además de un inseparable amigo.

Se debe tener en cuenta la procedencia coreana del filme, ya que la animación difiere en algunos aspectos de la occidental. Se aprecia con facilidad la influencia del anime japonés, por ejemplo, en la velocidad que adquieren los movimientos de los personajes o en gráficos. Además, la cultura coreana está muy presente durante toda la película. La abundancia de las flores, hasta en la propia Lifi, que lleva una flor en la cola, es prueba de ello. De este modo, se consigue que el color de fondo resulte muy llamativo. Por otra parte, también observamos mucho simbolismo típico del cine asiático, como en un plano lunar digno de resaltar, que simboliza otro acontecimiento paralelo.

CRÍTICA CINE: LIFI, UNA GALLINA TOCADA DEL ALA

La ausencia que más se hace notar es la de una banda sonora acorde a la gran impresión visual de la película. Durante todo el desarrollo, el espectador tiene la sensación de que falta algo que acompañe a la historia y que dé más emoción a algunos momentos trascendentales. Por ello, tenemos que señalar la música como el aspecto más deficiente, aunque disimulado por la atracción ocular que provoca la cinta.

Pero no sólo el filme impresiona visualmente, sino también por los valores que transmite. El derecho a la libertad, el respeto por las diferencias y el amor entre madre e hijo son los temas que en profundidad trata la película a través del personaje de Lifi. Así, esta película la podemos catalogar como familiar, para el entretenimiento de niños y adultos, ya que, lejos de la ingenuidad con la que se presentan otras películas de animación, ésta olvida la inocencia infantil para difundir sus valores sin confusión. Hay que añadir la facilidad que tienen los personajes para arrancar las sonrisas del público gracias a grandes golpes de gracia que se deben a la excelente imaginación de los guionistas.

Por todas estas razones el jurado del festival de cine internacional de Sitges 2011 otorgó a la cinta, dirigida por Seong-Yun Oh, el Premio a la Mejor Película de Animación Infantil. Tres años después llega a los cines españoles, el 12 de septiembre de 2014, con la difícil tarea de intentar alcanzar el éxito que logró en su país de origen.

[vsw id=»NBhB0a78x1w» source=»youtube» width=»425″ height=»344″]

Óscar Reyes

@ColumnaZeroCine

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here