CRÍTICA CINE: IRRATIONAL MAN

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.0/10 (2 votes cast)
Una crítica de Alba para ColumnaZero Cine.

Una crítica de Alba Muñoz para ColumnaZero Cine.

Woody Allen abre el curso con un drama existencial.

Abe Lucas (Joaquin Phoenix) es un profesor de filosofía que llega nuevo a la Universidad de una pequeña ciudad donde se encargará de los cursos de verano. Depresivo, alcohólico y profundamente inteligente, consigue crear una expectación inigualable en el campus. Jill (Emma Stone), alumna aventajada de mente curiosa y brillante, queda fascinada con la sola presencia de Lucas, lo que creará más de un desbarajuste en su relación con Roy (Jamie Blackley). A su vez, su colega del departamento de filosofía, Rita Richards (Parker Posey) se siente explícitamente atraída por el recién llegado. Los personajes quedan dibujados por Woody Allen con una delicadeza perfecta y una profundidad inmaculada y necesaria para que lo que ocurre en los 96 minutos siguientes sea entendido por el espectador.

A la altura de Allen, las tres partes clásicas del relato quedan a la vista de todos. Con el uso de la voz en off -ya sello de identidad Allen-, el espectador se va instalando en el campus, en las clases de filosofía de Abe Lucas, en los pasillos de la universidad, en la intimidad de los protagonistas, en sus conversaciones y en el azar que todo lo cambia.

CRÍTICA CINE: IRRATIONAL MAN

Será una conversación escuchada en un bar lo que cambie el curso de las cosas. Para Jill, será una casualidad. Para Abe Lucas será un golpe de suerte que le hará salir de su terrible desidia y autodestrucción. “No puedo escribir, porque no puedo respirar” es una de las grandes máximas de este film, donde la vida se vuelve una serie de acontecimientos guiados por un personaje que se agarra a un clavo ardiendo para recuperar “las ganas de respirar”.

Irrational man cuenta con un reparto espléndido donde cabe destacar a Emma Stone por su naturalidad extrema y a un camaleónico Joaquin Phoenix. De ambos dos olvidamos sus nombres y apellidos para pasar a llamarles Jill y Abe. No vemos a los actores por muy familiares que nos resulten. Realmente una muy buena dirección bajo el mando del norteamericano Woody Allen que abre el curso con un ‘cuento’ emplazado en  un verano caluroso, donde la depresión se torna en ganas intensas de vivir y disfrutar gracias a esa otra parte de la vida: la muerte.

Alba Muñoz (@AlbaHerre)

@ColumnaZeroCine

email

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>