CRÍTICA CINE: APRENDIZ DE GIGOLÓ

Una crítica de David Couso para ColumnaZero Cine.
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.0/10 (3 votes cast)
Una crítica de David Couso para ColumnaZero Cine.
Una crítica de David Couso para ColumnaZero Cine.

Vuelve John Turturro, conocido por sus trabajos como actor en O Brother! (2000) O El Gran Lebowski (1998). Tras estrenarse en 1992 con Mac, llega con su quinta obra, Fanding Gigoló, película escrita, dirijida y protagonizada por el mismo John Turturro y con un elenco de lo más peculiar. Sofía Vergara (Modern Family), Sharon Stone (Instinto Básico, 1992) Liev Schreiber (X-Men, Origen, 2009);  y el ingenioso Woody Allen encarnando a Murray, en una de sus mejores interpretaciones y demostrando que pese a su edad, sigue sabiendo trastear con la comedia a su antojo.

Partiendo con unas líneas muy directas, entretener y divertir al espectador con un guión elocuente que en muchos casos nos recuerda, gracias a sus sarcasmos y giros, a escritos del mismo Woody Allen. Sus secuencias lentas y pobres de diálogo, sin embargo, hacen que la risa flaqueé y pasemos de la comedia a un romance espeso en determinadas ocasiones, perdiendo el rumbo principal del film.

Murray (Woody Allen) acaba de quedarse sin trabajo y su amigo Fioravante (John Turturro), le ayuda a recoger sus cosas en la vieja librería donde se conocieron tiempo atrás. A través del deseo de la Dra. Parker (Sharon Stone), dermátologa de Murray, de hacer un ménage à trois, Murray le propone a su amigo Fio que le complazca los deseos y así sacar beneficios, por lo que se convierten en algo más que amigos. Fiorevantte comienza a desarrollar sus dotes más galanes siendo un perfecto hombre de compañía, en lo que Murray adopta la figura de “chulo”, en las gestiones personales. De esta manera, se van transformando en una pareja de lo más particular, donde el sexo es un arma más del humor que predomina a lo largo de toda la película con continuas alusiones sarcásticas a la religión y a la sociedad.

La principal clave para ver Aprendiz de Gigoló es Woody Allen y su juego elocuente de diálogos y escenas, que sin duda, dejarán más de una carcajada por el camino con un bonito mensaje detrás. Nunca es tarde para comenzar una nueva historia.

[vsw id=»KFQKxWnO5-g» source=»youtube» width=»425″ height=»344″]

David Couso (@DavidLF_cinema)

@Columnazerocine 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here