LA FUERZA DE LOS PARTIDOS DE LA VUELTA EN LOS OCTAVOS DE FINAL