ADIÓS A CHESPIRITO: EL CREADOR DE ‘EL CHAVO DEL OCHO’

Un artículo de Miguel Veríssimo para ColumnaZero.
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 2 votes)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.2/10 (6 votes cast)
Un artículo de Miguel Veríssimo para ColumnaZero.
Un artículo de Miguel Veríssimo para ColumnaZero.

Se fue una parte de nuestra infancia. Millones de niños en toda Latinoamérica y España crecieron junto al televisor viendo las aventuras de ‘El chavo del Ocho’ y ‘El Chapulín colorado’. El viernes, esos niños grandes vieron cómo algo se removía dentro de ellos al conocer la noticia. Roberto Gómez Bolaños. Chespirito, falleció a los 85 años en su casa de Cancún (México).

Chespirito fue, sin duda, uno de los grandes referentes de la comedia latina. Nacido en Ciudad de México el 21 de febrero de 1929, estudió Ingeniería Mecánica en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), pero nunca llegó a graduarse. Roberto sabía que su camino profesional iba a estar más ligado a hacer reír que a la ingeniería. Empezó su andadura profesional como creativo publicitario, pero poco a poco fue abriéndose paso como actor y guionista. En 1968, dieron comienzo las emisiones de la Televisión Independiente de México. Roberto participó en ellas como escritor y, además, recibió el encargo de realizar media hora de programación. Así, comenzó su periodo más prolífico.

Ya en la década de los 70, la emisión de su programa (también llamado ‘Chespirito’) se extendió a una hora, y fue entonces cuando salieron sus mejores creaciones. De esta forma, llegó el Chapulín Colorado, el cómico superhéroe que se describía como «Más ágil que una tortuga, más fuerte que un ratón, más noble que una lechuga, su escudo es un corazón».

[vsw id=»vKg8FsVlnhk» source=»youtube» width=»425″ height=»344″]

Poco después, de la chistera de Chespirito saldría el que, probablemente, sea su personaje más recordado: El Chavo del Ocho. El pequeño Chavo, bienintencionado y un tanto torpe, causó furor en toda Hispanoamérica a lo largo de sus casi ocho años de aventuras televisivas. Para el recuerdo quedan momentos de gran comicidad junto a unos magistrales compañeros de reparto como el Señor Barriga, Kiko, Don Ramón o La Chilindrina, y sus frases míticas como “Es que no me tienen paciencia”, “Bueno, pero no se enoje” o “Fue sin querer queriendo”.

[vsw id=»dz4BPskC3FQ» source=»youtube» width=»425″ height=»344″]

Durante años, siguió haciendo televisión, cine y actuaciones de teatro. Sin embargo, en los últimos años Chespirito se había alejado de la escena pública por motivos de salud. Estaba casado con Florinda Meza (la actriz que daba vida a Doña Florinda en ‘El Chavo del Ocho’) desde 2004 y tenía seis hijos de un matrimonio anterior.

Las muestras de cariño ante esta pérdida han llegado especialmente a través de las redes sociales. Desde futbolistas como los mexicanos Carlos Vela (“El hat trick de hoy, lo dedico a la memoria de Chespirito. QEPD”) o Chicharito Hernández (“Mi más sentido pésame a toda la familia de ROBERTO GÓMEZ BOLAÑOS. Gracias x habernos hecho pasar momentos increíbles!”), hasta el presidente del país, Enrique Peña Nieto (“México ha perdido a un ícono, cuyo trabajo ha trascendido generaciones y fronteras”) mostraron sus condolencias a través de Twitter.

Chespirito, apodado así por el cineasta Agustín Delgado al castellanizar y poner en diminutivo el nombre de Shakespeare, quedará para siempre en la memoria de varias generaciones no sólo como un símbolo de la comedia, sino como una parte de su infancia.

Miguel Veríssimo

@mverissimo90

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here