15º FESTIVAL DE CINE ALEMÁN: HANNAH ARENDT

Un artículo de David López Fernández para ColumnaZero (Foto: David López Fernández)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.6/10 (5 votes cast)

 

Un artículo de David López Fernández para ColumnaZero (Foto: David López Fernández)

La humanidad de la justicia.

Entre 1941 y 1942 el Imperio Nazi, bajo una ideología totalitaria ligada a la barbarie y al despotismo, tomó la decisión de llevar a cabo un programa de exterminio antisemita a través de métodos como la asfixia por gas venenoso, ahorcamientos, hambre o trabajos forzados. Este período histórico que demostró la quiebra del raciocinio de la humanidad es conocido popularmente como el Holocausto. Auschwitz es el nombre del campo de concentración más conocido ligado a dicha atrocidad, que cincuenta años después, ha dejado abierta una veda al intento de la reflexión existencial para los alemanes y para el resto de la humanidad con la muerte de 6 millones de judíos detrás.

El cine alemán es un arma muy poderosa que en las últimas décadas ha sido empleado como valioso vehículo de reflexión, entendimiento y comunicación con el pasado, y a su vez conexión con el presente, constituyendo de algún modo un subgénero cinematográfico ligado a películas relacionadas con la el paradigma existencial de la Alemania de las décadas de los años 70 y 80.

Tras su paso por Francia, Italia y E.E.U.U., la directora Margarethe von Trotta nos trae a España Hannah Arendt (2012), un biopic centrado en uno de los episodios que marcaron la vida de la genuina filósofa política alemana de origen judío Hannah Arendt, al llevar a cabo un trabajo como periodista en el juicio de Adolf Eichmann en Jerusalén, el nazi que organizó el genocidio de los judíos durante el Holocausto.

Por primera vez, de manos de Margarethe von Trotta y bajo el pensamiento filosófico de la ilustre Hannah Arendt, se nos presenta el nazismo bajo un planteamiento ausente en el ámbito cinematográfico hasta la fecha. El biopic narra la controversia que polemizó el trabajo de Hannah Arendt al reflexionar acerca de la culpabilidad de las acciones de Adolf Eichmann como persona y como general que obedecía órdenes. El film discierne en el hecho de la convicción y la decisión, de un Eichmann culpable de los hechos por ejecutarlos o por pensarlos. El trabajo que provocó la disputa a nivel mundial de Hannah Arendt queda enmarcado entre la mediocridad de la persona de Eichmann como títere del nazismo y por consiguiente testigo del Holocausto, o la versania de la persona que fue participe de la aniquilación de la población judía en Europa.

Un film que como dice la directora: “Me sentí obligada a realizarlo.”

Primero, por la cuestión de hablar de Hannah Arendt, que refleja la necesidad de parte de la sociedad que es víctima por tener un pensamiento secuestrado por este pasado, la necesidad de volver a pensar por sí misma. Ser libre de pensar.

Segundo, por constituirse un hito del cine alemán por el hecho de hacer un intento, bajo el biopic de Hannah Arendt, de comprender la otra parte de un fenómeno como el Holocausto, de hablar de Eichmann y su humanización, ó sencillamente del intento de comprensión de la deshumanización de la barbarie.

[vsw id=”xJBS4Elj2E4″ source=”youtube” width=”425″ height=”344″]

David López Fernández

@DavidLF_cinema

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here